CORAZONES VIVOS

Escribe al ángel de la iglesia de Sardis: Esto dice el que tiene los siete espíritus de Dios y las siete estrellas: Conozco tus obras; tienes fama de estar vivo, pero en realidad estás muerto” (Apocalipsis 3.1, NVI).

vivoJustin Smith, tiene 26 años, y sus amigos lo llaman “Iceman”.[1] Y este sobre nombre no es precisamente porque es un super héroe, sino porque es un caso raro en el mundo, donde un ser humano vuelve a la vida después de haber muerto congelado.[2]

La historia sorprendente de este hombre, empieza una noche de febrero de 2015, en McAdoo, Pensilvania, (EE.UU.).  Justin iba caminando a su casa después de una reunión con unos amigos, cuando tropezó y cayó inconsciente en la nieve.

A la mañana siguiente, al ver que no había llegado a dormir, su padre, Don Smith, salió a buscarlo en su auto. En su recorrido, al borde de un camino Smith vio unas botas asomándose. Bajó a mirar y comprobó que era Justin, su único hijo.

Habían pasado cerca de 12 horas desde su desaparición. Estaba nevando y la temperatura era de -4ºC. El hombre recuerda que el joven estaba azul y no tenía pulso. Su impresión fue que su hijo estaba muerto. El padre de Justin empezó a llorar a pedirle a su hijo que no lo deje.vivo 3

Cuando los paramédicos llegaron al lugar tampoco encontraron signos vitales y detectaron que su temperatura corporal estaba por debajo de los 20ºC. No había otra opción que declararlo muerto. En ese momento, Don Smith, llamó a su esposa y le comunicó que habían perdido a su hijo.

Pero al mismo tiempo, el personal de emergencia llamó para pedir orientación al médico Gerald Coleman, del hospital de Lehigh Valley, quien no quiso cerrar el caso tan rápido. Coleman ordenó a los paramédicos que le aplicaran a Justin reanimación cardiopulmonar (RCP), pese a que no tenía pulso y que parecía haber dado su último suspiro hacía medio día.

Los miembros del equipo de emergencia presionaron el pecho del joven y le dieron respiración boca a boca hasta que pudieron trasladarlo -en medio de una tormenta de nieve- al hospital donde estaba el doctor Coleman. Allí, el doctor James Wu, recomendó conectar a Justin a una máquina de oxigenación por membrana extracorporal (ECMO, por sus siglas en inglés) para calentar y oxigenar su sangre.

Después de 90 minutos conectado, la temperatura de Justin comenzó a subir y su corazón comenzó a latir por sí solo. Sus signos vitales se restablecieron, pero su cerebro todavía no mostraba actividad. Estuvo 15 días en coma.

vivo 2Dos semanas después, despertó y los médicos se sorprendieron al comprobar que su cerebro estaba ileso. Las horas congelado solo le habían costado los dedos del pie y los meñiques, que fueron amputados por gangrena. Así que tuvo que aprender a usar sus manos y a caminar otra vez. Smith salió del hospital en marzo y volvió a su casa el 1 de mayo del 2015.

La historia milagrosa de Justin, es una ilustración de esperanza para la iglesia de Dios. El mensaje para la iglesia de Sardis, es una reprensión que debemos considerer hoy: “tienes fama de estar vivo, pero en realidad estás muerto”.

La pregunta natural es: ¿cómo sé que estoy vivo o muerto espiritualmente? ó ¿cómo defino la situación espiritual de una iglesia? Elena de White, tiene la respuesta para el congelamiento y muerte espiritual: “Una iglesia que trabaja es una iglesia viva”.[3] Y en esa línea también dijo: “La iglesia debe ser una iglesia activa si quiere ser una iglesia viva. No debe contentarse meramente con mantener sus posiciones contra las fuerzas opositoras del pecado y el error, ni debe estar contenta de avanzar a paso lento, sino que debe llevar el yugo de Cristo, y mantenerse al paso de su líder, ganando nuevos reclutas a lo largo del camino”.[4]

Explaining the Gospel

Con razón, el llamado individual para el seguidor de Jesús es: “Si cada uno de vosotros fuera un misionero vivo, el mensaje para este tiempo sería rápidamente proclamado en todos los países, a toda nación, tribu y lengua”.[5] Y la reflexión se vuelve más aguda cuando Elena de White enfatiza una verdad que es el oxígeno puro que da vida a una iglesia: “Cada verdadero discípulo nace en el reino de Dios como misionero. El que bebe del agua viva, llega a ser una fuente de vida. El que recibe llega a ser un dador”.[6]

Mi apreciado(a) compañero(a) de fe, las comodidades que ofrece este mundo posmoderno, la inmoralidad que se ha vestido de luces y tecnología, la incredulidad, los peligros y las complicaciones de las calles están congeladon el corazón de muchos cristianos y están haciendo perder el pulso de vida a la iglesia. El momento de descongelar los corazones fríos y el  milagro de vida para las iglesias muertas  está llegando. Una fuerza divina e invisible, está preparando las lámparas que traerán luz y calor a la iglesia.vivo 4

El regreso de Justin de la muerte, es un buena ilustración para recordar que hemos sido llamados de la muerte a la vida. Y la vitalidad espiritual empieza cuando entendamos que “el salvar personas debe ser la obra de la vida de todos los que profesan a Cristo”.[7] ¿Qué decides?

joe  firma 2

 

Desde mi rincón de poder… un poquito antes del retorno de Jesús…

Ubícame en la página web: http://www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

 

______________________________

[1]Hombre de hielo

[2]http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/01/160120_internacional_estados_unidos_pennsylvania_hombre_congelado_vive_milagro_ppb

[3]Elena G. de White, Servicio cristiano, ed. Aldo D. Orrego, Cuarta edición. (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2007), 58.

[4]Elena G. de White, Servicio cristiano, 65.

[5]Elena G. de White, Servicio cristiano, 10.

[6]Ibid.

[7]Elena G. de White, Servicio cristiano, 11.

 

LO QUE VIENE SERÁ MEJOR

Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.” (Filipenses 3.13–14, NVI)

luz 4Inevitablemente el final de un año genera un movimiento inusual. Uno de los periódicos más influyentes de mi país, vaticinaba que hoy más de 70 mil autos saldrían de Lima hacia las playas del sur para recibir el nuevo año, lo que generará un tráfico muy pesado, que requerirá por lo menos dos horas solo para salir de la capital.[1] La gente está corriendo, todos desean que el nuevo año los encuentre de la mejor manera.

Carreteras abarrotadas de autos, tiendas con interminables colas y personas caminando apresuradamente son el inicio de las celebraciones para despedir un año, y recibir entre comida, bulla y fiesta el siguiente que debería ser mejor. El mundo está inquieto, se acaba un año y empieza otro. Hay que celebrar, hay que gritar, hay que despojarse de la mala “vibra”, es la generalidad de un mundo que vive apurado, frente al tiempo que se va.

La algarabía es porque el Año Nuevo es una celebración para conmemorar el siguiente año del calendario, realizada en función del tipo de calendario utilizado. La más común es la del 1 de enero, del calendario gregoriano, que fue instaurado por el papa Gregorio XIII en 1582, y que se utiliza en la mayoría de los países del mundo.sueño 5

Debido a la rotación de la Tierra y los husos horarios, el primer lugar en empezar la fiesta del nuevo año es Kiribati, en las islas Caroline y Kiritimati, mientras que Samoa Americana, la isla de Alofi, la isla Baker y la isla Howland, son los últimos lugares que encenderán las luces y la alegría frenética para despedir los últimos segundos del año 2015.

No obstante, frente a las prácticas estresantes en las horas finales de este año, hay otra alternativa: dejar de correr, apagar la música, alejarse de la bulla. Quizás podamos quitar el pie del acelerador, o dejar la mesa así cómo está y antes de encontrarse con los amigos, ¿por qué mejor no encontrarse con uno mismo e invitar a Dios a esa reunión privada?

Hay tanto que pensar al terminar un año, hay tanto que valorar y evaluar. Hay situaciones que vienen y otras que vamos dejando, porque cuando miramos atrás, una reflexión natural nos embarga: “lo pude haber hecho mejor” y nuestra mente ingeniosa nos lleva a recorrer por mil salidas que pudimos haber tomado y lo nostálgico y a veces hasta cruel, es saber que no podemos hacer nada y que todo quedará igual. Sin embargo, esa reflexión, no puede ser desperdiciada, porque muy a pesar que no podemos hacer nada con el pasado, porque lo hecho, hecho está, nos quedan dos escenarios donde podemos actuar: el presente y el futuro. El futuro, no obstante, es incierto y depende imperativamente del presente, y éste es el escenario perfecto para enmendar los errores, para intentarlo de nuevo, para soñar despierto para emprender nuevos retos y por sobre todo, para impedir que ese futuro se trasforme en un pasado donde tengamos nuevamente que decirnos: “lo pude haber hecho mejor”. Hoy es el momento de volver a soñar, de volver a enamorarse, de volver a creer, de intentarlo con más fuerza, de regalar esa rosa, de robar ese beso, de pedir perdón, de acariciar ese rostro, de decirlo (aunque sea bajito) “te amo”, de consolar a ese amigo, de curar heridas, de perdonar en serio, de olvidar las ofensas, de correr como niños, de dormir un poco más, de darle tiempo a la esposa, de jugar con los hijos, de sorprender con una visita, de socorrer al que necesita,  de amar sin guardarse nada, de perdonar sin reproches… ¡hay tanto por hacer!, eso es lo lindo del presente, las tantas cosas que podemos hacer, y como su nombre lo dice “presente”, porque es un regalo, que solo los sabios lo pueden apreciar y aprovechar.sueño 4

Un presente bien aprovechado, es un futuro que se convertirá en pasado, donde no habrá lugar a ningún reproche, y aunque el tiempo pasado no dé oportunidad de enmendar un error, el presente da muchas alternativas, convirtiendo el futuro en un premio que quieres alcanzar, con razón el apóstol decía: “Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta…”

Mi apreciado(a) amigo(a), cambia tu futuro, aprovecha el presente, deja atrás los rencores, las  heridas o las lágrimas. Y hoy, mientras el sol se va ocultando, detente, busca un lugar donde puedas estar solo, cierra la puerta, retoma tu comunión con Dios, que es el primer paso de un presente y futuro bendecido. Que lo viejo quede atrás, que lo nuevo sea bien aprovechado, y aunque pudo haber salido todo mal, corriendo y escapando no solucionas nada, ¡llévate las manos al rostro!, siente tu respiración, ¡estás vivo!, y eso significa: ¡nuevos intentos y nuevas oportunidades! “Un nuevo año se abre ante nosotros.  Sea éste un año feliz. . . Refúgiese en los brazos de Jesús y no se esfuerce por desprenderse de ellos.  Crea en Dios, alábelo y siga adelante. Ya casi hemos llegado a casa”.[2] (Cada día con Dios, 9)navidad 5

“Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús”. ¡Bendecido 2016!

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder… un poquito antes del retorno de Jesús…

Ubícame en la página web: http://www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

 

_____________________________

[1]http://elcomercio.pe/lima/transporte/salir-lima-hacia-sur-te-podria-tomar-mas-dos-horas-noticia-1867821?flsm=1

[2]Cada día con Dios, pág. 9

¿NAVIDAD? LEE ESTO

No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.” (Juan 17.15, RVR60)

navidad 3En este mismo instante, mientras escribo esto en un rincón quieto de mi casa, millones de personas nerviosas hacen fila en las cajas de los supermercados o en alguna tienda para poder adquirir el regalo de la noche, la bebida o la comida.  Es paradójico porque por estas fechas se canta “noche de paz”, pero basta mirar las calles de las grandes ciudades, allí solo hay tensión, apuro y consumismo. Ni que decir, cuando en unas horas empiece el momento del desenfreno de la comida, bebida y regalos. Total, creen muchos, el pesebre está vacío, y el bebé rey estará complacido cuando vea el banquete y la fiesta que en su honor otros lo aprovecharán. Y los que no creen, igual no desean desentonar y se unen a la celebración.

Estuve pensando sobre las celebraciones navideñas, y tres preguntas me hicieron escribir esta reflexión: ¿Qué celebramos los seguidores de Jesús por estas fechas?, ¿qué viene a nuestra cabeza cuando pensamos en navidad?, ¿qué deberíamos hacer en estas fiestas? Elena de White es oportuna con sus respuestas, sin embargo antes de darle la oportunidad, es preciso conocer que es navidad.

La navidad es para muchos cristianos, “la celebración del aniversario del nacimiento de Cristo, que se observa el 25 de diciembre. No hay seguridad en cuanto a cuándo y por qué fue escogida esta fecha. El NT no ofrece fecha alguna por la cual pueda ser determinado el día del nacimiento de Jesús. No parece haber habido interés en el cumpleaños de Jesús hasta los días de Hipólito, obispo de Roma en el s. III, quien escogió el 6 de enero. A mediados del s. IV comenzó a celebrarse el 25 de diciembre, fecha asociada en el mundo greco-romano con las festividades paganas por la terminación del solsticio de invierno y el nacimiento del sol invicto. Así como el día del sol se transformó en domingo (en inglés Sun-day), otros días paganos y ocasiones festivas fueron adoptados para la recordación de eventos cristianos”.[1] Definitivamente el origen de esta celebración es pagana, o una fiesta secular adaptada a un evento cristiano, con razón Elena de White responde con claridad las preguntas formuladas en el párrafo anterior en relación a la navidad:

La fiesta de la Navidad.“Ya llega la Navidad”, es la nota que resuena por el mundo, del este al oeste y del norte al sur. Para los jóvenes, para los de edad madura y aun para los ancianos, es una ocasión de regocijo general. Pero, ¿qué es la Navidad para que requiera tanta atención?…navidad

Se dice que el 25 de diciembre es el día en que nació Jesucristo, y la observancia de ese día se ha hecho costumbre popular. Sin embargo, no hay seguridad de que estemos guardando el día preciso en que nació nuestro Salvador. La historia no nos da pruebas ciertas de ello. La Biblia no señala la fecha exacta. Si el Señor hubiese considerado tal conocimiento como esencial para nuestra salvación, habría hablado de ello por sus profetas y apóstoles, a fin de dejarnos enterados de todo el asunto. Por lo tanto, el silencio de las Escrituras al respecto nos parece evidencia de que nos fue ocultado con el más sabio de los propósitos.

En su sabiduría, el Señor no reveló el lugar donde había sepultado a Moisés. Le enterró, luego le resucitó y lo llevó al cielo. Obró así en secreto para evitar la idolatría. Aquel contra quien se habían rebelado [los israelitas] mientras estaba en servicio activo, aquel a quien provocaron casi más allá de lo que podía soportar un ser humano, fue casi adorado como Dios después que la muerte lo separó de ellos. Por el mismo motivo Dios ocultó el día preciso en que nació Cristo, a fin de que ese día no recibiese el honor que debía darse a Cristo como Redentor del mundo y el único que debía ser recibido y en quien se debía confiar por ser el único capaz de salvar hasta lo sumo a todos los que se allegan a él. La adoración del alma debe tributarse a Jesús como Hijo del Dios infinito.[2]

Es difícil pasarla por alto.– En vista de que el 25 de diciembre se observa para conmemorar el nacimiento de Cristo, y en vista de que por el precepto y por el ejemplo se ha enseñado a los niños que es en verdad un día de alegría y regocijo, os resultará difícil pasar por alto esa fecha sin dedicarle cierta atención. Es posible valerse de ella con un buen propósito.

Es necesario tratar a los jóvenes con mucho cuidado. No se les debe dejar que en ocasión de Navidad busquen diversión en la vanidad y la búsqueda de placeres, o en pasatiempos que pudieran perjudicar su espiritualidad. Los padres pueden controlar esto dirigiendo la atención y las ofrendas de sus hijos hacia Dios y su causa, y hacia la salvación de las almas.

navidad 4En vez de ser ahogado y prohibido arbitrariamente, el deseo de divertirse debe ser controlado y dirigido por esfuerzos esmerados de parte de los padres. Su deseo de hacer regalos puede ser desviado por cauces puros y santos a fin de que beneficie a nuestros semejantes al suplir la tesorería con recursos para la grandiosa obra que Cristo vino a hacer en este mundo.[3]

No debe olvidarse a Jesús.– Hermanos y hermanas, mientras estáis pensando en los regalos que queréis ofreceros unos a otros, quisiera haceros acordar de nuestro Amigo celestial, no sea que olvidéis lo que él nos pide. ¿No le agradará nuestra demostración de que no le hemos olvidado? Jesús, el Príncipe de vida, lo dio todo para poner la salvación a nuestro alcance… Hasta sufrió la muerte, para poder darnos la vida eterna.[4]

Es tiempo para honrar a Dios.– El mundo dedica las fiestas a la frivolidad, el despilfarro, la glotonería y la ostentación… En ocasión de las próximas fiestas de Navidad y Año Nuevo se desperdiciarán miles de dólares en placeres inútiles; pero es privilegio nuestro apartarnos de las costumbres y prácticas de esta época de degeneración; y en vez de gastar recursos simplemente para satisfacer el apetito y comprar inútiles adornos o prendas de vestir, podemos hacer de las próximas fiestas una ocasión de honrar y glorificar a Dios.

Cristo debe ser el objeto supremo; pero en la forma en que se ha estado observando la Navidad, la gloria se desvía de él hacia el hombre mortal, cuyo carácter pecaminoso y defectuoso hizo necesario que el Salvador viniese a nuestro mundo. Jesús, la Majestad del cielo, el Rey del cielo, depuso su realeza, dejó su trono de gloria, su alta investidura, y vino a nuestro mundo para traer auxilio divino al hombre caído, debilitado en su fuerza moral y corrompido por el pecado…

Los padres debieran recordar estas cosas a sus hijos e instruirlos, renglón tras renglón, precepto tras precepto, en su obligación para con Dios, no en la que creen tener uno hacia otro, de honrarse y glorificarse mutuamente con regalos.[5]navidad 5

Mi apreciado(a) compañero(a) de fe, en la oración de Jesús, registrada por Juan, el Salvador fue preciso al decir esto: “No te ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal”. Porque es inevitable para muchos seguidores de Jesús toparse con un arbolito navideño, un señor bonachón que se ríe con un “jo, jo, jo” repartiendo regalos o luces multicolores, pero sí podemos evitar hacer cosas que relajen lo sagrado y nos desvíen del verdadero objetivo navideño, Jesús el Salvador del Mundo.

Que estas fechas nos sirvan para compartir amor entre nosotros, entre las personas que nos rodean y que Jesús sea la esperanza para los que corren buscando un regalo o una fiesta que les proporcione sentido a la vida. Asimismo, estas fechas nos deben motivar para que cada día del año sean navideños, donde a través de nuestro testimonio la gente mire a Jesús y se aferre a sus promesas.

¡Feliz navidad… hoy, mañana, pasado y hasta que Cristo venga!/////////////.

joe  firma 2

 

Desde mi rincón de poder… un poquito antes del retorno de Jesús…

Ubícame en la página web: http://www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

 

_____________________________

[1]Pablo A. Deiros, «Prefacio a la Edición Electrónica», Diccionario Hispano-Americano de la misión (Bellingham, WA: Logos Research Systems, 2006).

[2]Elena G. de White, El hogar cristiano, Primera edición. (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2009), 434–435.

[3]Ibid.

[4]Elena G. de White, El hogar cristiano, Primera edición, 436–437.

[5]Ibid.

NO HAY EXCUSAS, HAY LUZ

Porque en ti está la fuente de la vida, y en tu luz podemos ver la luz.” (Salmo 36.9, NVI)

luzMis hijos siempre me hacen preguntas curiosas, algunas puedo contestar sin problema, para otras tengo que ser bastante original, y con varias simplemente tengo que investigar para no quedar mal parado. Por ejemplo, una tarde mientras recorríamos un paraje amazónico uno de ellos me lanzó esta: “papá, ¿por qué las polillas[1] vuelan hacia los focos?”.

No me acuerdo que respuesta le di, ni si me la creyó, pero quedé curioso de saber a ciencia cierta porque esos insectos volaban con determinación hacia cualquier panel de luz.

Al leer un poco sobre eso, me topé con algunas explicaciones interesantes. Por ejemplo, algunos entomólogos[2] afirman que las polillas son “positivamente fototácticas”, lo que significa que se mueven hacia la luz. En sus investigaciones han descubierto que “algunas polillas migrantes usan la Luna para navegar y pueden calibrar sus rutas de vuelo de acuerdo a la trayectoria de ésta en el cielo”.[3] Esto se denomina “orientación transversal”.[4] Para esto, por instinto mantienen a la Luna en  un cierto ángulo para poder ubicarse, de manera que cuando la confunden con un foco,[5] se quedan dando vueltas a su alrededor, sin llegar a su destino.luz 2

Otros especialistas en entomología, cuando tratan a otras polillas que no migran, sugieren que las feromonas femeninas tienen un resplandor tenue y emiten infrarrojos en la misma frecuencia que las velas o un foco. Entonces, podría ser que las polillas machos cuando se encuentran con ese tipo de luz, se emocionan y vuelan hacia esa conquista, y mueren quemados si es la luz de una vela, o quedan profundamente chasqueados si es un panel de luz, entonces vuelan alrededor sin sentido de nada.

No sé si el rey David pensaba en la polilla cuando escribió esto: “Porque en ti está la fuente de la vida, y en tu luz podemos ver la luz”. Lo cierto es que nosotros también hemos sido creados “positivamente fototácticos”, es decir necesitamos de la Luz de Dios para vivir, para tomar buenas decisiones y para caminar por un sendero seguro. Mientras no miremos y abracemos a la “Luz verdadera, la que alumbra a todo ser humano”,[6] entonces quedaremos a la deriva, y la oscuridad será tan penetrante que no sabremos para donde ir. Con razón el  mismo David afirmó: “Tu Palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero”,[7] porque a través de ella con seguridad llegaremos a la Luz Mayor y en Él podemos aprovechar mejor la luz que conocemos y vivir una vida radiante.luz 4

Y la verdad es que “tenemos en esta época oportunidades y ventajas que no era fácil obtener en generaciones pasadas. Tenemos más luz, y ésta la hemos recibido gracias a la obra de los fieles centinelas que hicieron de Dios su sostén, y recibieron de él poder para hacer brillar la luz con rayos claros en el mundo. En nuestra época tenemos mayor luz de la cual sacar provecho, así como en épocas pasadas los hombres y las mujeres de noble valor aprovecharon la luz que Dios les diera”.[8] Hoy no hay pretexto para andar en tinieblas, o perturbados por no saber por dónde ir. Nadie, en esta época, tiene excusa que valga por algún tropiezo a causa de la falta de luz.

Sin embargo, hay seguidores de Jesús que saben que sin su luz tropezaran, pero se inventan toda clase luz, simplemente siguen luces equivocadas, o en todo caso son engañados por luces artificiales. En mi caminar por la vida, cada vez que dejo de mirar su Luz o empaparme de ella, me he dado cuenta que tengo a mi disposición otras luces, también radiantes, también trayentes, pero mortales, como una vela que destruye las alas de la polilla y la consume hasta desaparecerla. Cuantas personas han sido destruidas por la luz de la sensualidad, la luz del orgullo, la luz de sus vanos razonamientos o la luz de su propia dependencia.

Asimismo, en estos días finales, una “luz acumulada ha brillado sobre el pueblo de Dios, pero muchos han descuidado el seguir la luz, y por esta razón se hallan en un estado de gran debilidad espiritual. No es por falta de conocimiento por lo que el pueblo de Dios perece actualmente. No serán condenados a causa de que no conocen el camino, la verdad y la vida. La verdad que alcanzaron a comprender, la luz que ha brillado en su alma pero que han descuidado o rechazado, los condenará”.[9] Otros, “contrarían directamente la luz que Dios ha dado a su pueblo porque no leen los libros que contienen la luz y el conocimiento en reconvenciones, reprensiones y amonestaciones. Los cuidados del mundo, el amor a la moda y la falta de religión han desviado la atención de la luz que Dios nos ha concedido tan misericordiosamente… Por doquiera están aumentando el escepticismo y la incredulidad. La preciosa luz que proviene del trono de Dios se oculta bajo un almud. Dios hará a su pueblo responsable de esta negligencia”.[10]luz 3

Mi apreciado(a) compañero(a) de fe, “la paz proviene de la confianza en el poder divino. Tan pronto como el ser humano resuelve obrar de acuerdo con la luz que ha recibido, el Espíritu Santo da más luz y más fuerza. Se concede la gracia del Espíritu para cooperar con la resolución del ser humano, aunque no reemplaza al ejercicio individual de la fe. El éxito en la vida cristiana depende de que uno se apropie de la luz que Dios ha dado”.[11]

¿Qué piensas?, ¿qué decides?/////////////////////////.

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder… un poquito antes del retorno de Jesús…

Ubícame en la página web: http://www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

 

_____________________________

[1]Por extensión, la palabra designa a menudo a todos los lepidópteros de hábitos nocturnos, es decir, al suborden parafilético Heterocera el cual agrupa a las llamadas mariposas nocturnas. La etimología de polilla está en el mozárabe paulilla, que se encuentra en el dialecto andaluz como apaularse y apaulillarse, que significa estar los cereales comidos por la polilla o el tizón; probablemente estos términos se relacionan con el latín pabulare, comer (los animales). El Diccionario de Autoridades de la Real Academia Española (1737) define la polilla como un «gusanillo que se cría en la ropa, y la róe y destruye».

[2]La entomología (del griego éntomos, «insecto», y logos, «ciencia») es el estudio científico de los insectos. De cerca de las 1,3 millones de especies descritas, los insectos constituyen más de los dos tercios de todos los seres vivos conocidos.

[3]http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/11/131120_respuestas_curiosos_23nov_finde

[4]Ibid.

[5]Bombillo o bombilla

[6]Juan 1.9, NVI

[7]Salmo 119.105, NVI

[8]Elena G. de White, Mensajes para los jóvenes, ed. Aldo D. Orrego, Cuarta edición. (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2009), 20.

[9]Elena G. de White, Servicio cristiano, ed. Aldo D. Orrego, Cuarta edición. (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2007), 32.

[10]Elena G. de White, Consejos para la iglesia: Un manual de creencias doctrinales y vida cristiana, ed. Aldo D. Orrego, trans. David P. Gullón, Segunda edición. (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2007), 89.

[11]Elena G. de White, Mensajes para los jóvenes, ed. Aldo D. Orrego, Cuarta edición. (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2009), 64.

 

DIOS NO EXISTE PORQUE NO LO VEO

Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes; ¡más altos que los cielos sobre la tierra!” (Isaías 55.9, NVI)

Eno veon noviembre del año 2004, la revista National Geographic de 33 páginas fue publicado con la siguiente portada: “¿Estaba Darwin equivocado?” y la respuesta se escribía páginas más adelante en letras grandes y cómo título de un artículo: “No. The evidence for Evolution is overwhelming”.[1] Para los que estamos del otro lado de la teoría que postulaba Darwin, no es sorprendente esa respuesta, a pesar que afirmen que cuentan con “evidencia abrumadora”.

Tampoco sorprende que el debate entre creación/evolución ha sido candente durante décadas, hasta hoy, y la verdad es que en el centro de la lucha revolotean las mayores preguntas del origen de todo. Aunque la base de este debate entre la creación y la evolución está el asunto de la existencia de Dios, y en realidad ése es el verdadero tema en cuestión.

Entonces, en relación a esta bramada de puntos de vista, los que cuestionan la existencia de Dios suelen caer en cinco grande categorías, una de ellas vocifera esto: “Dios no existe porque no lo veo”, es decir se cuestiona la falta de evidencias de la existencia de Dios.no veo 6

Este argumento es muy simple: ¿Dónde está la evidencia de la existencia de Dios? Si existe realmente un Dios infinito que creó el universo, ¿no deberíamos tener evidencias abundantes de su existencia? Si Dios es real, ¿por qué no se muestra a sí mismo o realiza algunos milagros espectaculares cómo los que leemos en el Antiguo Testamento? Esto me hace recordar a un amigo de infancia, que con una broma me mostraba el pensamiento común de aquellos que quieren evidencia claras: “Si Dios me llama a mi celular, entonces creo en él y lo acepto”.

Sobre esto es bueno señalar que a veces las personas ignoran voluntariamente la evidencia que no quieren ver. Mi abuelita era bien curiosa cada vez que se producía un temblor, y las paredes se sacudían y algunos objetos caían al suelo. Todos salíamos corriendo, ella permanecía impávida, como si nada estaría pasando. Le rogábamos que saliera para poner a salvo su vida, ella respondía que no sentía nada. De la misma forma, algunas personas sencillamente eligen no ver ninguna evidencia de la existencia de Dios, muy a pesar que hay abundantes evidencias naturales que sugieren la existencia de un Creador Divino. “Sostener que no hay evidencias significa generalmente que uno (a) no las ha considerado en realidad, o (b) que decide ignorar lo que está ante sus ojos. Se podrá argumentar que las evidencias no son totalmente convincentes, o que se las encuentras débiles, pero no se puede afirmar que no hay evidencias alguna”.[2] Es como ver un destello de luz, sea fuerte o sea débil es luz, y nadie lo puede negar, a menos que lo haga a propósito. Evidencia es evidencia, así sean fuerte o débil.no veo 4

La cuestión de los milagros, es otra bifurcación en el argumento de la falta de evidencia de la existencia de Dios. Es decir, si el Dios de la Biblia es real, y los milagros que narra también lo son, ¿por qué no los vemos más a menudo en la vida moderna?

“Afirmar que Dios no existe porque no hemos visto un milagro es como si un perrito negara tu existencia porque no llegaste a casa a la hora esperada para llenar su plato de comida. Tu perro no está capacitado para entender que podrías tener otras prioridades en ese momento. Puede que no te haya visto apagando un fuego en el jardín  vecino  para que la casa no se quemara, o que no sepa que encontraste su comida infestada de gusanos y corriste al mercado a comprarle comida en buen estado. Los perros no entienden nuestros motivos porque funcionan en un plano mental inferior al nuestro”.[3]

no veo 3Lamentablemente, el argumento de “no creo porque no veo”, también se introduce en nuestra experiencia cristiana. Entonces, muchas de nuestras frustraciones con Dios se deben a que esperamos que actúe como lo haría un ser humano. Aunque la Biblia enseña que Dios es semejante a nosotros, (aunque lo preciso sería que nosotros somos semejantes a él), en realidad somos muy diferentes. “Semejantes” no es “iguales”. Con razón claramente el profeta Isaías dice: “Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes; ¡más altos que los cielos sobre la tierra!”.

Debemos aceptar que si Dios es real, y la descripción de la Biblia es correcta, no vamos a poder entenderlo plenamente con nuestras mentes finitas. En definitiva, describimos a Dios como un ser infinito y omnisciente, pero nosotros somos finitos y nos vemos severamente limitados por lo vasto de conocimientos que no poseemos. Debemos admitir que nuestro orgullo intelectual, nuestro ego elevado sufre mucho al aceptar que hay cosas que la simple lógica humana no puede discernir. Las formas y los momentos en los que Dios decide actuar entran en esta categoría, en esa lógica que el humano no puede entender.

Como mis hijos que a veces no entienden mis decisiones. No entienden porque les exijo que tengan su cuarto ordenado y limpio. No comprenden porque tienen que trotar y tomar mucha agua por las mañana. No hallan razón porque deben tener un horario para revisar sus redes sociales y jugar en la computadora. Se quedan perplejos cuando les ordeno que duerman temprano y abran las ventanas y cortinas cada mañana. Todo esto, porque son hijos, porque no han vivido lo suficiente ni han tenido la experiencia necesaria como para darse cuenta de por qué algunas cosas son importantes para mí que soy adulto. Eso cambiará cuando crezcan.no veo 5

En la vida nos vamos a encontrar con situaciones que no entendemos, o circunstancias donde necesitamos algunas evidencias o razones claras para creer, pero solo nos toparemos con mucho silencio y ninguna respuesta. Allí debemos obligarnos a confiar en ese Dios invisible, que se hará visible en el momento que él crea conveniente.

Mi apreciado(a) hermano(a) de la fe, aunque todo sea oscuro, aunque no haya lógica en lo que vemos o simplemente no vemos nada, es porque Dios tiene otro ritmo de existencia, otra forma de actuar. Él tiene muchas respuestas que ignoramos, y soluciones que no prevemos, que lo revelará en el momento adecuado a sus hijos que esperan pacientemente en su voluntad y que entienden lo que Pablo en sus momentos más oscuros: “Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; cuando llegué a ser adulto, dejé atrás las cosas de niño. Ahora vemos de manera indirecta y velada, como en un espejo; pero entonces veremos cara a cara. Ahora conozco de manera imperfecta, pero entonces conoceré tal y como soy conocido”.[4]

Con razón la esencia de la fe es tener la certeza de lo que no se ve. ¡Paciencia… Dios lo tiene todo bajo control!

joe  firma 2

 

Desde mi rincón de poder… un poquito antes del retorno de Jesús…

Ubícame en la página web: http://www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

____________________________

[1]Traducción: “No. La evidencia de la Evolución es abrumadora”.

[2] Shaw Boonstra, De la nada, (Oshawa,Ontario, Canadá: Pacific Press Publishing Association, 2007), 26.

[3]Ibid.

[4]1 Corintios 13.11–12, NVI

 

¿JESÚS ó LUCY?

Pero al principio de la creación Dios “los hizo hombre y mujer”.” (Marcos 10.6, NVI)

JASWASKN

En el contexto de un grupo de fariseos que estaban más interesados en la concesión mosaica sobre el divorcio registrado en Deuteronomio 24, que en la creación e institución del matrimonio de Génesis 1.27, Jesús apunta a la ordenanza original, es decir, a la forma en que las cosas fueron “desde el principio de la creación”. No obstante, en medio de la defensa del matrimonio, Jesús mismo trae a colación la obra creadora de Dios. Él quería dejar en claro que “Dios es el Creador de todas las cosas, y reveló en las Escrituras el relato auténtico de su actividad creadora. El Señor hizo en seis días ‘los cielos y la tierra’ y todo ser viviente que la habita, y reposó en el séptimo día de esa primera semana. De ese modo estableció el sábado como un monumento perpetuo conmemorativo de la terminación de su obra creadora. Hizo al primer hombre y a la primera mujer a su imagen como corona de la creación, y les dio dominio sobre el mundo y la responsabilidad de cuidar de él. Cuando el mundo quedó terminado era ‘bueno en gran manera’, proclamando la gloria de Dios”.[1]

Tú y yo somos corona de la creación, personas extremadamente importantes, así como la corona lo es para un rey. Por eso, no podía ser la creación realmente majestuosa, sino se le colocaba una corona, y nosotros lo somos. A la par que salimos de una mano inteligente, que nos dotó de inteligencia, de habilidades, de características únicas que nos hacen diferentes del mundo animal, de lo irracional. Entendemos que en la escala de la creación de seres inteligentes, solamente los ángeles están por encima de nosotros. Entonces, no somos producto de una casualidad, ni la unión al azar de átomos en una explosión, ni mucho menos nuestro antepasado es Lucy.lucy 4

Ayer, el mundo científico secular celebraba 41 años del descubrimiento de Lucy, el “primer hallazgo de un humanoide en buen estado que logra explicar la relación entre los primates y los humanos”.[2] Para ellos, Lucy es uno de los eslabones que le da sentido a la teoría evolucionista, esa “teoría biológica que sostiene que todos los seres vivos actuales proceden, por evolución y a través de cambios más o menos lentos a lo largo de los tiempos geológicos, de antecesores comunes”.[3]

Era el 24 de noviembre de 1974 cuando se hizo el descubrimiento al noreste de Etiopía y en la radio sonaba Lucy in the sky with diamonds, el éxito de los Beatles, así que al paleontólogo Donald Johanson le pareció buena idea darle un nombre al grupo de huesos que, según indicaban las primeras investigaciones, pertenecían a una sola persona. La nombró Lucy y con el apelativo siguió la fama. Es que Lucy, es realmente famosa, y quizás haya viajo más que tú y yo, porque el año 2007 el gobierno etíope autorizó la gira del esqueleto de este australopiteco,[4] y miles de personas pudieron ver los trozos de cráneo, costillas, pelvis y fémur del ejemplar.

Hoy, mientras Lucy permanece en el Museo Etíope de Historia Natural en Addis Abeba en una cámara de seguridad a la que el público no tiene acceso, los científicos seculares tampoco tienen acceso a una respuesta coherente de porque no pueden encontrar el “eslabón perdido” que una al animal del hombre, ese homínido ni tan animal ni tan ser humano, porque en “los libros de evolución humana, la historia de nuestro género se acababa hace unos 2,3 millones de años. De esa época son los fósiles más viejos conocidos de Homo habilis (el homínido mañoso que fabricaba herramientas de piedra). Entre ellos y los últimos australopitecos como Lucy (que también vivieron en Etiopía) mediaba casi un millón de años de completo vacío”.[5]lucy 3

Y ese vacío, mi apreciado(a) compañero(a) de fe, no va a ser llenado, porque simplemente nuestros antepasados no son animales, puesto que “cuando se consideran las oportunidades que tiene el hombre para investigar, cuando se considera cuán breve es su vida, cuán limitada su esfera de acción, cuán restringida su visión, cuán frecuentes y grandes son los errores de sus conclusiones, especialmente en lo que se refiere a los sucesos que se supone precedieron a la historia bíblica, cuán a menudo se revisan o desechan las supuestas deducciones de la ciencia, con qué prontitud se añaden o quitan millones de años al supuesto período del desarrollo de la tierra y cómo se contradicen las teorías presentadas por diferentes hombres de ciencia; cuando se considera esto, ¿consentiremos nosotros, por el privilegio de rastrear nuestra ascendencia a través de gérmenes, moluscos y monos, en desechar esa declaración de la Santa Escritura, tan grandiosa en su sencillez: ‘Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó’? ¿Desecharemos el informe genealógico –más magnífico que cualquiera atesorado en las cortes de los reyes: ‘Hijo de Adán, hijo de Dios’? Debidamente comprendidas, tanto las revelaciones de la ciencia como las experiencias de la vida están en armonía con el testimonio de la Escritura en cuanto a la obra constante de Dios en la naturaleza”.[6]

ADAMEVE

En este catálogo del origen de la vida, o vamos tras las huellas de Jesús, los ángeles y los otros seres inteligentes que viven en los rincones del universo, o caminamos tras las huellas de Lucy, y sus pasos errantes que llevan a una vida sin sentido, sin esperanza y sin identidad. ¿Qué decides?/////////////.

joe  firma 2

 

Desde mi rincón de poder… un poquito antes del retorno de Jesús…

Ubícame en la página web: http://www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

__________________________

[1]Elena G. de White, El camino a Cristo, ed. Aldo D. Orrego, trans. Staff de la ACES, Vigésima edición. (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2007), 73.

[2]http://elpais.com/elpais/2015/11/24/ciencia/1448321781_117811.html

[3]Núria Lucena Cayuela, ed., Diccionario general de la lengua española Vox (Barcelona: VOX, 1997).

[4]Nominación de la ciencia secular.

[5]http://elpais.com/elpais/2015/03/04/ciencia/1425489262_481530.html

[6]Elena G. de White, La educación, ed. Aldo Dante Orrego, Cuarta edición. (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2012), 130.

 

UNA ESPERANZA VIVA

Ya se acerca el fin de todas las cosas. Así que, para orar bien, manténganse sobrios y con la mente despejada. Sobre todo, ámense los unos a los otros profundamente, porque el amor cubre multitud de pecados.” (1 Pedro 4.7–8, NVI)

dias 2Los últimos ataques en París, y el creciente temor que ya se respira en Europa, no ha hecho más que afirmar, que la humanidad toda está entrando en un estado de miedo colectivo, de incertidumbre e insensibilidad y con la esperanza como una simple palabra en los diccionarios. Antes podíamos ubicar a las balas perdidas, las bombas mortales y los conflictos inacabables por temas que no entendíamos a un determinado lugar geográfico, y quizás un pensamiento recorría nuestra mente: “pobre gente”. Sin embargo hoy, vemos como los conflictos que parecían locales, ahora están alcanzando a todo el globo, con razón un líder mundial al cual escuchan casi todos, se atrevió a afirmar que estamos viviendo la tercera guerra mundial.[1] Y en esta lucha mundial, las personas se van polarizando, de tal forma que unos creen tener la razón, frente a otros que tampoco dan su brazo a torcer.

Brazil Soccer Confed Cup Protests

La preocupación al ver un mundo lleno de odio, fanático y descontrolado ya no es solamente un tema de reflexión en las capillas o templos, ahora se ha vuelto un tema generalizado. Por ejemplo, ayer leí un artículo de Jorge Hernández, periodista del diario El País que lleva el título: “Un mundo raro”, donde reflexiona sobre las muertes, y los horrores que el mundo ya padece, y que sin querer nos polarizamos, nos olvidamos y nos insensibilizamos. Ya decía Jesús a propósito de los días finales de este mundo: “El amor de muchos se enfriará”. Los siguientes fragmentos son interesantes:

“Hasta el día de hoy, México suma más de cien mil muertes violentas en el transcurso de la pasada década, los muertos y heridos por actos de terrorismo ideológico-religioso-político suman cientos y miles en diferentes puntos del planeta, muchos de esos lugares ya dados por hecho sin que necesariamente la mayoría de los usuarios de las redes sociales sepan señalar su ubicación exacta en los mapas. En el enrarecido telón de las reacciones al vapor no todo mundo distingue Al Qaeda de ISIS o el cartel de Sinaloa de lo que queda de la Familia Michoacana, y los duelos de las tragedias latinoamericanas no necesariamente se vuelven luto viral en Medio Oriente, tal como las escenas deplorables de los muertos en bombardeos de campamentos militares o viviendas multifamiliares de Siria quizá no distraen del todo la atención de las amas de casa en Ciudad Juárez. Los infantes migrantes ahogados en las costas del Mediterráneo han pasado a un cómodo baúl donde ya no son noticia sino dolor y culpas en proceso de amnesia, los 43 estudiantes de Ayotzinapa pasan hoy por el filtro de la duda o el limbo de la nada y quizá no haya nadie en Rusia que se duela por ello, tal como pocos en Coyoacán pasan de la solidaridad a la profunda preocupación por la explosión de un avión ruso sobre una nube de tan lejana absolutamente desconocida… Sobre todo, entre tanta rareza llama la atención que los muertos y más de doscientos heridos en los atentados de hace unos días en París apenas tuvieron tiempo de sangrar cuando ya alguien-algunos-“quiénsabecuántos” saltaban a la comparación con reclamos y eso casi siempre echa a perder todo velorio o cada conversación. Uno comparte una pena y el interlocutor responde con el duelo al que sobrevivió hace años. ¿No sería mejor simplemente abrazar a quién acaba de sufrir una pena, sin tener que recetarle hubieras o ejemplos aledaños? Los cientos de muertos y heridos en París merecen que nuestra dolorosa preocupación y solidaridad se concentre precisamente en ellos y en esa ciudad, tanto como cuando sin comparaciones estadísticas o geografía de las culpas nos dolamos por los niños empolvados en bombardeos de armamento químico en Siria o las desoladoras imágenes de los ejecutados en Acapulco… y sí, porque no nos podemos acostumbrar a que sea en París el anfiteatro del terror que ya es lugar común en cualesquier otro lado del mundo y porque Francia es nada menos que el país más visitado del planeta por una extensa y polifacética mayoría de habitantes de todos los demás países y porque –a diferencia de los atentados terroristas de todos los días en todos los demás países del mundo—lo que se vuelve preocupación generalizada y contagioso pavor es la sincronizada maldad, la milimétrica coordinación con la que se perpetró descarnadamente el irracional rosario de sangre con el que gritaban sus balas y sus equivocadas invocaciones a un dios que jamás han conocido quienes salivan la pura maldad, el abismo de un futuro que preocupa a todo el raro mundo…”.[2]

Este mundo ya es raro, porque el odio y la insensibilidad se pueden manifestar en cualquier momento y en cualquier lugar, a través de una bala o una bomba.[3] La muerte sin sentido, el dolor absurdo y las lágrimas sin consuelo no conocen fronteras, la guerra al mundo está declarada. Y si una bomba no apaga vidas, las redes sociales se encargan de apagar los buenos valores, el amor desinteresado y la ayuda genuina, porque todo gira en torno a tendencias o selfies y ponerse del lado de cosas que no se entienden, ni se razonan, solo basta colocar el filtro de una bandera a nuestro perfil. Mientras tanto miles siguen muriendo en las agrietadas calles de oriente, y otros siguen enfriándose en los cómodos sillones de occidente.ayudar

Elena de White lo describió así: “Se me mostraron a los habitantes de la Tierra sumidos en la mayor confusión. Guerra, derramamiento de sangre, privación, necesidad, hambre y pestilencia abundaban en la Tierra… Se me llamó entonces la atención a otra escena. Parecía haber un corto tiempo de paz. Una vez más los habitantes de la Tierra fueron presentados delante de mí; y de nuevo todas las cosas se hallaban en la mayor confusión. La lucha, la guerra, el derramamiento de sangre, con hambre y pestilencia, rugían por doquier. Otras naciones se hallaban empeñadas en esta guerra y confusión. La guerra causaba hambre. La necesidad y el derramamiento de sangre producían pestilencia. Y entonces los corazones de los hombres desfallecían ‘por el temor y expectación de las cosas que sobrevendrán en la redondez de la Tierra’”.[4]

Sin embargo el llamado es claro, “ya se acerca el fin de todas las cosas. Así que, para orar bien, manténganse sobrios y con la mente despejada. Sobre todo, ámense los unos a los otros profundamente”. ¿Qué nos queda?, sin duda en la pluma del apóstol Pablo dos acciones: (1) Alistarnos para pasar la noche fría y oscura, y esto tienen que ver con la totalidad de nuestra vida, y (2) amar profundamente a nuestros semejantes. Y para esto no basta con colocar un lamento por las víctimas de un ataque, en el muro del “face” o colocar el fondo de una bandera extranjera en el perfil, sino más bien, mientras lamentamos las pérdidas humanas,  ¿porque no prestamos atención a las personas que nos rodean y que también mueren de hambre, de desamor y de falta de esperanza? Porque, los fieles “mensajeros de Dios han de seguir rápidamente adelante con su obra. Vestidos con la armadura celestial, han de avanzar intrépida y victoriosamente, sin cejar en su lucha hasta que toda alma que se halle a su alcance haya recibido el mensaje de verdad para este tiempo”.[5]taipan 3

Mi compañero(a) de fe, los días finales de este mundo, serán complicados, peligrosos y terroríficos, no obstante, el final de todas las cosas ya brilla en el horizonte, contrastando con la noche totalmente oscura que ya empieza. Tú y yo somos llamados para ser “héroes de fe” en medio del miedo y la incertidumbre del futuro, porque aunque parezca que la esperanza está muerta, la verdad es que la esperanza está viva, y la llevamos en la mente, en el corazón y en los labios. ¿Qué vas a hacer?/////////////////////.

joe  firma 2

 

Desde mi rincón de poder… un poquito antes del retorno de Jesús…

Ubícame en la página web: http://www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

 

__________________________________

[1]http://www.bbc.com/mundo/ultimas_noticias/2014/09/140913_ultnot_papa_guerra_tercera_mundial_fp

[2]http://internacional.elpais.com/internacional/2015/11/17/actualidad/1447768830_133198.html

[3]A propósito de la insensibilidad puedes leer este artículo que escribí: INSENSIBLE: https://poder1844.wordpress.com/2015/10/02/insensible/

[4]Elena G. de White, Servicio cristiano, ed. Aldo D. Orrego, Cuarta edición. (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2007), 43.

[5]Elena G. de White, Los hechos de los apóstoles, ed. Aldo D. Orrego, Cuarta edición. (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2009), 181.