LA LENGUA (viernes 29 de julio de 2011)

“Señor, ponme en la boca un centinela; un guardia a la puerta de mis labios” (Salmos 141:3 NVI)

La lengua es un órgano necesario y vital en la sobrevivencia del hombre. Éste órgano es móvil y está situado en el interior de la boca, impar, medio y simétrico, que desempeña importantes funciones como la masticación, la deglución, el lenguaje y el sentido del gusto. Además, por sus funciones y en proporción a otros músculos del cuerpo, la lengua es un músculo potente, tanto que llega a ser el más poderoso de todo el cuerpo en relación tamaño/fuerza.

Y es tan poderosa que puede causar muchas desgracias, como incendiar todo lo que se le pone enfrente. El apóstol Santiago es más explícito para explicar el poder destructor de la lengua: “Así también la lengua es un miembro muy pequeño del cuerpo, pero hace alarde de grandes hazañas. Imagínense qué gran bosque se incendia con tan pequeña chispa!… es un fuego, un mundo de maldad. Siendo uno de nuestros órganos, contamina todo el cuerpo y encendida por el infierno, prende a su vez fuego a todo el curso de la vida”.[1]

Con razón, el rey David, suplicó a Dios ayuda para que su lengua no lastime a nadie. Porque a través de ella podemos hacer sentir a una persona como la mejor, o también la más desgraciada de la tierra.

Mi amigo(a), pidamos esta mañana al Señor que nos ponga un guardia en la boca, para que la lengua no haga lo que mejor le plazca, porque le agrada lastimar, ofender y criticar con maldad. Mucha razón tenía una muchacha que con lágrimas me dijo: “Hubiera preferido una patada de mi hermano mayor, que escuchar lo que salió de su boca”.

Que de nuestras bocas salgan palabras de consuelo, amor y esperanza. Y si haz lastimado a alguien con tus palabras, pide al Señor que sea tu propia lengua la que lleve sanidad y perdón.

¡Qué pases un buen día!

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en facebook como: Joe Saavedra, y en twitter como: @joesaa


[1] Santiago 3:5,6 NVI

AMA (Lunes 25 de julio de 2011)

“Queridos hermanos, amémonos los unos a los otros, porque el amor viene de Dios, y todo el que ama ha nacido de él y lo conoce” (2 Juan 4:7 NVI)

El texto de esta mañana, resalta el hecho que el amor hacia el prójimo es una señal de la presencia de Dios, porque “el que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor”.[1] Porque “cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos convivan en armonía”.[2]

Mi amigo(a) considera a tus amigos como a tus hermanos. Ámalos, y trátalos como te gustaría que te traten a ti. Juan afirma que “todo el que odia a su hermano es un asesino, y ustedes saben que en ningún asesino permanece la vida eterna”.[3]

Me gusta la ilustración de las letras que están grabadas en nuestra frente. Ésta afirma que todo ser humano nace con una marca en la frente que nunca se borra. Esa marca está compuesta de tres letras, y que solamente los que aprendieron a amar a sus hermanos las pueden ver. ¿Tres letras?, ¡sí!, mira cualquier frente y allí están. Esas letras las llevas tú y yo también. ¿Ya las viste?

HSI, es el clamor de un ser humano que nació para ser amado y ser tratado de una forma muy especial. Las tres letras que llevamos en la frente son: HSI, que significa “hazme sentir importante”. Cada vez que te acerques a una persona, lo primero que tienes que mirar es su frente, allí está el pedido de tratar con respeto y amor.

Hoy día no dejes de hacer sentir importante a los seres que te rodeen. Quizás palabras de consuelo, de repente un halago, tal vez un regalito, en cualquier caso que toda persona que se encuentre contigo se vaya feliz y bendecido. ¡Inténtalo!

¡Qué pases un buen día!

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en  facebook como: Joe Saavedra, y en twitter como: @joesaa


[1] 2 Juan 4:8 NVI

[2] 2 Juan 4:7 NVI

[3] 2 Juan 3:15  NVI

DESPIERTEN (jueves 21 de julio de 2011)

“A medianoche se oyó un grito: “¡Ahí viene el novio! ¡Salgan a recibirlo!” Entonces todas las jóvenes se despertaron y se pusieron a preparar sus lámparas”  (Mateo 25:6-7 NVI)

Elena de White, menciona que los jóvenes han sido designados para trabajar por su obra: “El Señor ha designado a los jóvenes para que acudan en su ayuda”,[1] esto porque Dios los ha dotado de fuerza, energía y alegría, atributos necesarios para transmitir un mensaje que se caracteriza por llevar esperanza a un mundo desesperado y sin futuro.

La parábola profética de Mateo 25, sobre las 10 vírgenes, menciona que eran jóvenes. Y ese detalle la hace más interesante, porque se necesita mucha fuerza para sacar optimismo del desánimo, sonrisas a las lágrimas y alabanzas al dolor. El “novio viene”, es momento de despertar, de preparar las lámparas porque la noche es oscura y muchos van a tropezar.

Mi apreciado amigo(a), es allí donde Dios te necesita. Este mundo se va cayendo a pedazos, lo malo ya es bueno y lo bueno es motivo de burla. Entonces tu energía, tus habilidades y las ganas que llevas, tienes que ponerlo al servicio de la iglesia y de tus semejantes. ¡Despierta!, no desperdicies el tiempo, no seas parte de los que caminan a ciegas, revisa tu lámpara, esparce la luz.

Por esto, esta afirmación debe convencerte de la fuerza que significa tu vida al servicio de Dios: “Con semejante ejército de obreros, como el que nuestros jóvenes, bien preparados, podrían proveer, ¡cuán pronto se proclamaría a todo el mundo el mensaje de un Salvador crucificado, resucitado y próximo a venir!”[2]

“Ahí viene el novio”, la orden es: “¡salgan a recibirlo!”, ¿estás listo para eso? Hoy es el día de abrir los ojos y enderezar la ruta.

Con aprecio…

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en  facebook como: Joe Saavedra, y en twitter como: @joesaa


[1] Joyas de  los testimonios , tomo 3, pág. 105

[2] La  Educación , pág. 263

ÉL LO DA TODO (miércoles 20 de julio de 2011)

¡Pídanle al SEÑOR que llueva en primavera! ¡Él es quien hace los nubarrones y envía los aguaceros! ¡Él es quien da a todo hombre la hierba del campo! (Zacarías 10:1 NVI)

La primavera es la estación con el cual se compara a la juventud. Por eso se dice: “mes de la primavera, mes de la juventud”. Y esta analogía radica en las características de esta estación que se asocian a la etapa natural de la juventud.

La palabra “primavera” está compuesto de dos términos latinos: prima proviene de (primer) y vera de (verdor). Es decir, “el primer verdor”. Todo campo antes de dar fruto a plenitud, tiene que comenzar a florear, a mostrar los primeros retoños, a dejar el frío y la sequedad de una tierra abandonada. Porque la primavera es la transición entre el invierno y el verano. Es dejar el frío para dar paso a un clima más agradable, antes de entrar al abrazador calor.  Es preparar todo para la abundante cosecha.

Mi amigo(a), la etapa que vives, debería ser como la primavera. Estás en el primer verdor, estás preparando el terreno para la abundante cosecha. Si no preparas adecuadamente el terreno, no verás el añorado fruto. Así como la primavera no puede adelantarse al verano, porque habría alteraciones en las cosechas, tú no apresures el orden en que tienes que hacer las cosas. Todo tiene su tiempo, por ahora estás en la etapa del primer verdor, de colocar las primeras semillas, de cultivar el campo y esperar con paciencia la soñada cosecha.

En todo eso, Dios cumple el rol más importante, por qué de Él depende todo. No hay nubarrones, ni aguaceros,  ni lluvia en el verano, si  Dios Soberano no lo permite. Déjale participar de todas tus decisiones, ponte a cuenta con él, restaura toda brecha que te separe de su amor. No olvides que “Él es quién da a todo hombre la hierba del campo”.

Bendiciones…

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en  facebook como: Joe Saavedra, y en twitter como: @joesaa

TROPIEZOS (martes 19 de julio de 2011)

“Él fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del débil. Aun los Jóvenes se cansan, se fatigan, y los muchachos tropiezan y caen” (Isaías 40:29-30 NVI)

La Biblia es un libro de esperanza. Cada letra, cada palabra muestra a un Salvador dispuesto a restaurar la vida dañada de los seres humanos. El mismo Isaías ya lo había mencionado al inicio de su libro: “Vengan, pongamos las cosas en claro –dice el Señor–  ¿Son tus pecados  como escarlata? ¡Quedarán blancos como la nieve! ¿Son rojos como la púrpura? ¡quedarán como la (blanca) lana” (Isaías 1:18).

Por eso el profeta menciona que el cansado y el débil tienen esperanza de recobrar las fuerzas y seguir en la lid. El cansancio que menciona es la vida pesada y las aflicciones del pecado, por otro lado, la debilidad, es el desánimo de sentir que no hay esperanza de hacer las cosas de nuevo y bien. Especialmente los jóvenes, que están propensos a equivocarse y tomar malas decisiones. Porque la juventud trae dudas, inexperiencia y temores, y eso lo torna vulnerable a las asechanzas del enemigo, que conoce perfectamente la debilidad humana en esa etapa de la vida.

Apreciado amigo(a), no tengas miedo avanzar y soñar, a pesar que puedas tropezar y caer. Avanza, sueña y conquista el mundo. Entrégale la vida al Señor y sal a pelear tus propias batallas. Quizás el cansancio y la debilidad te hagan caer, pero no te quedes allí, toma la mano de Jesús y ponte de pie de nuevo. El problema no es caer, sino quedarse caído.

Alabemos al Señor este día, porque no importa cuán crueles sean nuestras batallas, mientras Él esté a nuestro lado. Porque nuestro Dios da descanso y renueva las fuerzas. Hoy busca el poder de Dios. El estudio de la Biblia y la oración perseverante son los pasos básicos para estar seguros de la victoria.

Con aprecio…

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en  facebook como: Joe Saavedra, y en twitter como: @joesaa

LA FUERZA QUE TIENES (Lunes 18 de julio de 2011)

“La gloria de los jóvenes radica en su fuerza; la honra de los ancianos, en sus canas” (Proverbios 20:29 NVI)

Es increíble ver la energía que tiene un joven. Parece que nunca se cansa. Por la mañana el deporte, luego a la universidad, por la tarde las tareas, después de un rato la clase de inglés y más tarde la práctica de teatro. Y eso que no comentamos que en los intervalos se dan el tiempo para chatear, “subir” fotos y revisar su blog personal. ¡Full acción!  Y todo esto, no debe ser motivo de sorpresa, porque  la energía que tienen para enfrentar las cosas, es la marca de presentación de los jóvenes.

Lo que nos debería sorprender es más bien, ver a jóvenes desganados. No concibo la idea de escuchar que un muchacho(a) diga: “estoy aburrido”, “estoy sin ganas “, “todo me da igual”. Porque un joven no nació para la rutina, el aburrimiento y el fracaso. Al contrario, un joven debe ser sinónimo de “campamentos”, deporte, caminata al cerro, actividades en la iglesia y amigos por todos lados.

Mi amigo(a), Satanás quiere verte con las “pilas descargadas”, desanimado y llorando en alguna esquina. Y si no lo logra tenerte inactivo en una rincón, te presentará tentaciones que gasten tus energías y la desperdicien, como vicios malsanos y prácticas sucias. Por eso hoy es el día de despertar. ¡Ponte de pie, sacúdete de esos pensamientos negativos y de fracaso! y utiliza tu fuerza para poner al mundo en tus manos.

Además, si tu energía se está desperdiciando en acciones de pecado, llegó el día de parar y pedirle perdón a Dios. Luego, corre tras las promesas de vida plena. Si haces esto, un día quizá no tengas más energía juvenil, pero serás una persona digna de honra.

Mi amigo(a), dale tus energías a Dios, y verás que nos has nacido para llorar, fracasar y perder el tiempo. El mundo es tuyo solo sal a reclamarlo… ¡Bendiciones!

Con aprecio…

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en  facebook como: Joe Saavedra, y en twitter como: @joesaa

NO CONFÍES (viernes 15 de julio de 2011)

“La joven corrió hasta la casa de su madre, y allí contó lo que le había sucedido” (Génesis 24:28)

Una de las tragedias de un joven es pensar que todo lo sabe. He visto tantos jóvenes ingenuos que confunden su fuerza y habilidad con sabiduría. No se dan cuenta que la juventud es la etapa de la vida donde se toman decisiones trascendentales que son para vida o para desgracias. Y a pesar de ello, avanzan sin pensar, confiados en sus sentidos juveniles. Se lanzan al vacío, y solamente cuando se estrellan lanzan un lamento: “porque no me detuve a pensar bien las cosas”.

El consejo de este día podríamos tomarlo de la experiencia de Rebeca, una linda señorita, que cuando le propusieron matrimonio, antes de arrebatar el anillo de compromiso, corrió a buscar sabiduría de su madre. Porque delante de decisiones trascendentales, es necesario guardar la calma y buscar consejos oportunos. El detalle está en que ella no corrió a buscar a cualquier persona, sino a alguien con más experiencia. Eso me recuerda la respuesta de un jovencito en problemas: “pastor, le consulté a mi amigo”, y el tipo era un muchacho menor que él. Y no me refiero simplemente a la edad, sino que hay situaciones que requieren un consejo con experiencia. Con razón la Biblia dice: “Y si un ciego guía a otro ciego, ambos caerán en un hoyo” (Mateo 15:14 NVI).

Mi apreciado amigo(a), toma las cosas con calma, no te apresures a tomar decisiones. No hay mejor secreto para salir airosos de las pruebas que un buen consejo. Si estás confundido frente a alguna situación, si existe alguna tentación que no puedes burlar o simplemente te sientes atemorizado por el siguiente paso que vas a dar, busca primeramente a Dios y luego una persona digna de confianza y que haya vivido un poco más que tú. Te recomiendo ir a tus padres, porque no hay otras personas que quieran que todo te vaya bien. Sin embargo, si no los tienes, busca un líder espiritual o un familiar de confianza.

Que este fin de semana te sirva para detenerte un poco, para levantar la mirada al cielo, respirar profundamente y preguntarte: ¿estoy yendo por el camino correcto? Si no lo sabes, con seguridad hay alguna palabra amiga que te puede ayudar a encontrar una dirección segura.

¡Feliz sábado! y Dios mediante hasta el próximo lunes…

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en facebook como: Joe Saavedra, y en twitter como: @joesaa