¿Y CÓMO SON? (Martes 20 de setiembre de 2011)

“Porque él ordenará que sus ángeles te cuiden en todos tus caminos. Con sus propias manos te levantarán para que no tropieces con piedra alguna” (Salmos 91:11-12 NVI)

Las actividades del mundo invisible se desarrollan en alta tensión cada día. Los ángeles leales a la Deidad  cumplen misiones de protección y socorro, mientras la tercera parte que fue arrojada a la tierra arremeten con furia desmedida contra los hijos de Dios.  La lucha es constante y se desarrolla frente a nuestros ojos sin que nos demos cuenta. Pero ¿tienes idea de cómo son estos seres?

El libro “Conflicto de los siglos”, tomando la Biblia como referencia hace un comentario sobre algunos atributos de los ángeles: “Las Santas Escrituras nos dan información acerca del número, del poder y de la gloria de los seres celestiales, de su relación con el gobierno de Dios y también con la obra de redención. “Jehová afirmó en los cielos su trono; y su reino domina sobre todos.” Y el profeta dice: “Oí voz de muchos ángeles alrededor del trono.” Ellos sirven en la sala del trono del Rey de los reyes- “ángeles, poderosos en fortaleza,” “ministros suyos,” que hacen “su voluntad,” “obedeciendo a la voz de su precepto.” (Salmo 103:19-21; Apocalipsis 5:11.) Millones de millones y millares de millares era el número de los mensajeros, celestiales vistos por el profeta Daniel. El apóstol Pablo habla de “las huestes innumerables de ángeles.” (Hebreos 12:22, V.M.) Como mensajeros de Dios, iban y volvían “a semejanza de relámpagos” (Ezequiel 1: 14), tan deslumbradora es su gloria y tan veloz su vuelo. El ángel que apareció en la tumba del Señor, y cuyo “aspecto era como un relámpago y su vestido blanco como la nieve,” hizo que los guardias temblaran de miedo y quedaran “como muertos.” (S. Mateo 28:3, 4.).[1]

En síntesis, entre las principales características de estos seres resaltan su majestuosa presencia, su impresionante poder y su rapidez como el relámpago. También, sus semblantes son apacibles y denotan felicidad. Además no podemos dejar de mencionar su servicio incondicional y  su morada en la casa de Dios.

Asimismo, mi apreciado amigo(a), los ángeles leales son comisionados en misiones de misericordia que abarca tu protección y la mía, y para esto “…frecuentemente se nos aparecen en forma de seres humanos, y como extraños conversan con los que están dedicados a la obra de Dios. Han sido los compañeros del viajero en peligro en lugares solitarios. En los barcos sacudidos por la tempestad han dirigido palabras que han disipado el temor y han inspirado esperanza en la hora de peligro. Muchos bajo distintas circunstancias, han escuchado voces de habitantes de otros mundos”.[2]

Hoy, antes de acostarte renueva tu confianza en el Señor y suplícale que no deje de comisionar a los ángeles de luz para  protegerte en todos tus caminos y que sus manos te levanten de toda trampa infernal… ¡Qué tengas un bendecido descanso!… Hasta mañana…

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en mi página web: www.poder1844.org


[1] El Conflicto de los Siglos, 565, 566

[2] Review and Herald 22-11-1898

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s