¿QUIÉN ES EL ESPÍRITU SANTO? (viernes 23 de setiembre de 2011)

“… según la previsión de Dios el Padre, mediante la obra santificadora del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser redimidos por su sangre…” (1 Pedro 1:2 NVI)

En medio del gran conflicto final, Satanás hará de todo para detener el avance de la obra, dejar a un lado la misión por el cual existimos y que los ojos de los adventistas miren a cualquier lado con tal que descuiden su preparación para el cielo.  La crisis final está cerca, a las puertas  ¿acaso no le conviene al enemigo tenernos entretenidos con tal de enfriarnos en la fe?

Por estos días, y como cada cierto tiempo lo viene haciendo, el Diablo está introduciendo dentro de nuestro pueblo toda especie de errores respecto de la persona y la obra del Espíritu Santo, a fin de estropear su tarea. Y todo esto lo hace, porque el Espíritu consolida en el corazón del pecador la salvación  provista por Cristo y con su presencia  en la vida del cristiano Satanás está vencido y su gobierno subyugado.

Sin embargo, cada vez que Satanás ataca tiene algún éxito, porque encuentra a muchos adventistas que han dado “vacaciones” a su Biblia, que han descuidado su preparación al cielo y que practican una vida que no se diferencia al mundo secular. Por eso necesitamos de un reavivamiento y de reformas en nuestras vidas, y solo es posible con la presencia del Espíritu Santo.  ¿Cómo está tu preparación para el cielo apreciado hermano?, ¿qué te hijo hoy el Señor?, ¿hace cuánto no recuperas tu identidad profética?… y en el contexto de estos últimos ataques: ¿sabes quién es el Espíritu Santo?… Las siguientes citas de Elena de White pueden ser oportunas para fortalecer nuestra confianza en la tercera persona de la Divinidad:

Su obra:

“…consiste en definir y mantener la verdad. Primero mora en el corazón
como el Espíritu de verdad, y así llega a ser el Consolador. Hay consuelo y paz
en la verdad, pero no se puede hallar verdadera paz ni consuelo en la mentira.
Por medio de falsas teorías y tradiciones es como Satanás obtiene su poder
sobre la mente. Induciendo a los hombres a adoptar normas falsas, tuerce el
carácter. Por medio de las Escrituras, el Espíritu Santo habla a la mente y
graba la verdad en el corazón. Así expone el error, y lo expulsa del alma. Por
el Espíritu de verdad, obrando por la Palabra de Dios, es como Cristo subyuga a
sí mismo a sus escogidos” (Deseado de todas las gentes, 624, 625).

“El Espíritu Santo es el representante de Cristo, pero despojado de la
personalidad humana e independiente de ella. Estorbado por la humanidad, Cristo
no podía estar en todo lugar personalmente. Por lo tanto, convenía a sus
discípulos que  fuese al Padre y enviase
el Espíritu como su sucesor en la tierra. Nadie podría entonces tener ventaja
por su situación o su contacto personal con Cristo. Por el Espíritu, el
Salvador sería accesible a todos
. En este sentido, estaría más cerca de
ellos que si no hubiese ascendido a lo alto. (Deseado de todas la gentes, 622,
623)

Tiene su propia personalidad y divinidad:

El espíritu Santo tiene una personalidad, de los contrario no
podría dar testimonio a nuestros espíritus y con nuestros espíritus de que
somos hijos de Dios” (El evangelismo, 447 – comentario e Elena de White de
Romanos 8:16)

“Necesitamos reconocer que el Espíritu Santo, que es tanto una
persona como el propio Dios
…” (El evangelismo,447)

“El Padre es toda la plenitud de la Divinidad corporalmente, y
es invisible para los ojos mortales… El Hijo es toda plenitud de la Divinidad
manifestada. La Palabra de Dios declara que él es “la imagen misma de su
sustancia” (Heb. 1: 3)… El Consolador que Cristo prometió enviar después
de ascender al cielo, es el Espíritu en toda la plenitud de la Divinidad,
poniendo de manifiesto el poder de la gracia divina a todos los que reciben a
Cristo y creen en él como un Salvador personal. Hay tres personas vivientes
en el trío celestial
; en el nombre de estos tres grandes poderes -el Padre,
el Hijo y el Espíritu Santo- son bautizados los que reciben a Cristo mediante
la fe, y esos poderes colaborarán con los súbditos obedientes del cielo en sus
esfuerzos por vivir la nueva vida en Cristo (Special Testimonies, Serie B, Nº
7, págs. 62, 63. Año 1905 – También en el Evangelismo, 446)

Son tres:

“El pecado podría ser resistido y vencido únicamente por la poderosa
intervención de la tercera persona de la Divinidad” (El Deseado de todas
las gentes, 625)

“El príncipe del poder del mal puede ser mantenido en jaque únicamente
por el poder de Dios en la tercera persona de la Divinidad, el espíritu
Santo” (El evangelismo, 448)

Mi amigo(a), esta semana, a pesar de que es un misterio, comentaremos más sobre el Espíritu Santo hasta donde la Biblia y el don de profecía nos permitan… Únete al grupo de adventistas que nos preparamos para la crisis final, que estará precedida por ataques directos a nuestra vitales creencias… ¡Muy pronto en Trujillo se están inaugurando centros de estudios bíblicos para los que quieren fortalecer su fe!…

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en mi página web: www.poder1844.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s