TENTACIÓN (Martes 27 de setiembre de 2011)

“Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido  a quienes lo aman” (Santiago 1:12 NVI)

Las tentaciones son momentos que se repiten muy a menudo en la experiencia de un joven.  Muchos jóvenes me han dicho: “no puedo con esa tentación”, y aunque no saben a precisión que significa esa palabra, saben muy bien que ceder puede ser doloroso.

Muchas veces la idea que se tiene de las tentaciones tienen  que ver solamente con situaciones sensuales, sin embargo “el sentido bíblico de esta palabra se relaciona con la idea de poner a prueba una cosa, porque el vocablo hebreo massa o massah se traduce como “prueba” en Dt. 4:34; 7:19 y 29:3”.[1] Esto quiere decir que el concepto de “tentación” tiene que ver con “una situación en la cual se combinan los conceptos de presiones físicas y emocionales conducentes a demostrar la calidad de algo”,[2] porque la palabra massa proviene de una raíz que habla de fundir un metal. Con razón el apóstol Pedro, compara nuestra fe con el oro que tiene que ser probado por el fuego, allí demuestra cuán verdadero es. De la misma forma, la fe es probada por las pruebas para demostrar que es merecedora de aprobación y gloria: “El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele”.[3]

Con razón el profeta Santiago, en el versículo de hoy, resalta la dicha que existe en un vida que pasa por la tentaciones y las vence. Mi apreciado amigo(a), las tentaciones son necesarias para probar cuan firme estamos en la fe que profesamos, esto podría parecer extraño, pero este día ruega por más pruebas y por “poder” para salir airoso de ellas. No salgas a correr en la vida, sino te pusiste de rodillas, porque “los que sean
vencedores deben ejercer hasta el extremo cada facultad de su ser. Deben agonizar sobre sus rodillas delante de Dios en procura de poder divino…”[4]… Hasta mañana

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en mi página web: www.poder1844.org


[1] Alfonso Lockward, Nuevo Diccionario de La Biblia. (Miami: Editorial Unilit, 2003), 1007.

[2] Ibid.

[3] 1 Pedro 1:7 NVI

[4] Review and Herald, 10-6-1890

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s