COMO EL AVESTRUZ (martes 15 de febrero de 2012)

“Jesús se dirigió entonces a los judíos que habían creído en él, y les dijo: —Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres” (Juan 8:31-32 NVI)

El no querer saber nada con la mentira y a la vez desoír la verdad, es peligroso para el desarrollo armonioso de una iglesia sana, que desea crecer y madurar. Si no deseamos nada con la mentira, pero a la vez tampoco nos sostenemos de la verdad y la predicamos, entonces le estamos preparando el camino al error, y los falsos maestros harán su obra eficientemente. Pululan hermanos, que piensan que al no querer saber nada de los mensajes falsos y estar dentro de la iglesia todo está bien, pero no es así, porque no basta estar sentado en la iglesia escapando del error, sino buscando la verdad y esparciéndola. Esos hermanos, se comportan como el avestruz.

El avestruz es una gran ave no voladora propia de África, aunque anteriormente también habitaban Oriente Medio. Es el ave actual más grande y más pesada; puede alcanzar los 3 metros de altura, y pesar unos 180 kg.[1]Éste posee una peculiaridad frente al peligro, en vez de correr o enfrentar, baja la cabeza a ras del suelo para pasar desapercibido y parecer un arbusto. No transigir con el error, pero tampoco estudiar y levantar la verdad, es como querer pasar desapercibido en medio del gran conflicto entre el bien y el mal, y ese no es un comportamiento que Dios acepta.

Elena de White comenta: “Siempre se revelará nueva luz de la Palabra de Dios a aquel que mantiene una relación viva con el Sol de Justicia. Nadie llegue a la conclusión de que no hay más verdad para ser revelada. El que busca la verdad con diligencia y oración hallará preciosos rayos de luz que aún han de resplandecer de la Palabra de Dios. Muchas preseas están todavía esparcidas, que han de ser juntadas para venir a ser propiedad del pueblo de Dios. Pero la luz no es dada simplemente para ser una fortaleza para la iglesia, sino para sea derramada sobre los que están en tinieblas. El pueblo de Dios ha de anunciar las virtudes de Aquel que los ha llamado de las tinieblas a su luz admirable. Cristo ha dicho de su pueblo: “Vosotros sois la luz del mundo,” “y la misión de la luz es resplandecer e iluminar las tinieblas”.[2]

El rechazar la mentira, pero al mismo tiempo no darle tiempo al estudio de la Biblia y la enseñanza a otros, promueve la indiferencia, la frialdad de la iglesia. Muchos están sentados por años en la iglesia, con una fe sin sentido, fríos, cansados de la rutina… y lo peor piensan que están bien y que heredarán las promesas de Dios.

El discípulo de Cristo, busca la verdad, y una vez que la encuentra se mantiene fiel a ella y la predica, porque sabe que en medio de las cadenas de error “la verdad le hará libre”.

Pr. Joe Saavedra

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en mi página web: www.poder1844.org


[2] Consejos sobre la obra de Escuela Sabática.  Capítulo: Se promete que la luz irá en aumento

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s