QUÉ EL MUNDO CONFÍE EN DIOS

“En Dios alabaré su palabra; En Dios he confiado; no temeré; ¿Qué puede hacerme el hombre?” (Salmos 56:4 R60)

CONSUELO DAME EL .B.MEGF.DOM.19 JULIO 2009.worshipBienaventurado el hombre que pone su confianza en Jehová, porque será como un “árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera!”.[1] Con razón el mismo rey David compuso un salmo, donde una parte dice: “En Dios alabaré su palabra; En Dios he confiado; no temeré; ¿Qué puede hacerme el hombre?”, porque “Bendito sea por siempre su glorioso nombre; ¡que toda la tierra se llene de su gloria! Amén y amén”.[2] Por eso la misión de todo cristiano es iluminar al mundo con la gloria de su nombre. Jesús respaldó esa misión con estas palabras:  “Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo”.[3]

Sin embargo, cumplir la misión no es tarea fácil, porque nuestra lucha “no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales”,[4] y estos ejércitos están empeñados en desaparecer todo vestigio de la presencia de Dios, y planifican grandes empresas para quitar de la vida del hombre la marca de su Salvador. Por ejemplo, informa el BBC Mundo, que la frase “In God we trust” (“En Dios confiamos”), consigna nacional de Estados Unidos e impresa en los billetes y monedas de dólares, no parece ser del agrado de una fundación de no creyentes que llevó al Tesoro estadounidense a los tribunales.

La noticia informa que “la fundación Freedom From Religion Foundation (Fundación Libertad Sin Religión, en su traducción del inglés), junto con otros 19 demandantes, presentó una demanda judicial el pasado febrero alegando que la frase es discriminatoria y una ofensa para aquellos ciudadanos que no son religiosos.  La fundación sin ánimo de lucro se quejó de que la sentencia religiosa hace proselitismo, es discriminatoria y establece un sistema monoteísta, y violaría así, según los litigantes, la Establishment Clause, una cláusula en la Primera Enmienda que prohibiría la preferencia o el establecimiento por parte del Congreso sobre una u otra religión, en la Constitución estadounidense… Los litigantes creen que la consigna “En Dios confiamos”, impresa en los billetes y monedas, es discriminatoria porque excluye a los ateos y otros que no creen en un sólo dios o, simplemente, en un dios”.[5]

No obstante, no es ésta la primera vez que se lleva al lema nacional estadounidense ante la Justicia, desde hace un siglo se ha intentado borrar esa frase religiosa. Uno de los últimos intentos fue  hecho por Mike Newdon, que presentó varias demandas contra la consigna por los mismos motivos por los que ahora la fundación eleva la protesta. La última, en 2011, incluso llegó hasta la Corte Suprema, para después ser rechazada. dolar

Revisando la historia, la frase “En Dios confiamos” fue adoptada “como la consigna oficial de Estados Unidos en 1956, como alternativa y reemplazo del entonces lema extraoficial E pluribus unum (“De muchos, uno”). Pero ya desde 1864, en medio de la Guerra Civil estadounidense, la actual consigna aparecía impresa en la moneda del país. Hace ya casi siglo y medio que los estadounidenses leen la controvertida todos los días desde que compran una barra de pan”,[6] hasta cuando pagan una entrada para cualquier evento.

Esa frase “En Dios confiamos”, ha dado la vuelta al mundo, y millones de seres humanos se han enterado que existe un Dios Todopoderoso, Creador de los cielos y la tierra, en quién todo ser humano puede poner su total confianza. Estados Unidos, fue fundado teniendo como base la confianza en Dios, y si bien es cierto, las libertades religiosas han sido defendidas en su territorio, y por su ejemplo en todo el mundo, muy pronto desde esas tierras cimentadas en la fe en Dios, saldrán fuerzas poderosas que querrán desaparecer la confianza en Dios y a Él mismo, y se le permitirá “infundir vida a la imagen de la primera bestia, para que hablara y mandara matar a quienes no adoraran la imagen. Además logró que a todos, grandes y pequeños, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiera una marca en la mano derecha o en la frente, de modo que nadie pudiera comprar ni vender, a menos que llevara la marca, que es el nombre de la bestia o el número de ese nombre”.[7]

Mi amigo (a), esta semana es especial para el mundo cristiano, porque de algún modo, millones de personas miran hacia la cruz y visualizarán a un Redentor que ha dado su vida para llevar paz, felicidad y salvación. Por eso, en donde te encuentres, ¡levántate!, porque mientras algunas fuerzas invisibles quieren desaparecer el nombre de Dios, y colocar dudas sobre su existencia, tú puedes hacerlo brillar en la vida de muchos que caminan sin esperanza.

Esta semana es una oportunidad para resaltar los trazos de amor dibujados en la cruz del Calvario y que esas marcas de amor se reproduzcan y sean más profundas en la vida de las personas que te rodean. Personalmente, una vez más reafirmo mi compromiso de levantar a Cristo y que la humanidad aprenda  a confiar en Dios. Y tú ¿qué haz decidido?

Pr. Joe Saavedra

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org   o en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844


[1] Salmos 1:3 NVI

[2] Salmos 56:4 NVI

[3] Mateo 28:19-20 NVI

[4] Efesios 6:12 NVI

[6] Ibid.

[7] Apocalipsis 13:15-17 NVI

CUÁN GRANDE ES DIOS

“Tuyo es el cielo, y tuya la tierra; tú fundaste el mundo y todo lo que contiene” (Salmos 89:11 NVI)

universoHace siete meses escribí sobre el Voyaher 1. Esta pequeña nave “es una sonda espacial robótica de 722 kilogramos, lanzada el 5 de septiembre de 1977, desde Cabo Cañaveral, Florida”, con la misión de “localizar y estudiar los límites del sistema solar, incluyendo el Cinturón de Kuiper y más allá”.[1] Hace siete meses, específicamente el 5 de septiembre, esta sonda hacía noticia, porque cumplía treinta y cinco años de viaje y aún no llegaba a los límites del sistema solar. Por esa fecha reflexionaba lo siguiente: “Las noticias dicen que en la actualidad y contrariamente a lo estimado por los científicos, la Voyager 1 aún no ha sido capaz de abandonar el Sistema Solar. Para entender mejor esta información, debemos saber que en el borde exterior del Sistema Solar se encuentra la heliopausa, una región en la que el viento solar se une al espacio interestelar y que se considera la frontera con el resto del universo. La extensión real de esta región se desconoce, en parte porque durante los once años que dura un ciclo solar la heliopausa se expande y se contrae, en respuesta a la actividad del astro rey. La Voyager 1, el objeto fabricado por el ser humano más alejado de la Tierra, entró en la heliopausa en 2004 y los expertos esperaban que ya hubiera terminado de cruzar esta región y abandonado el Sistema Solar, algo que la sonda aún no ha conseguido. Frente a esto, Robert Decker, astrofísico de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EEUU) y uno de los responsables de los instrumentos de medida de la sonda, ha invitado a la comunidad científica  a reconsiderar el conocimiento que dispone de los límites del Sistema Solar”.[2]

Ya pasaron 35 años y siete meses, y los científicos opinan que podría estar viajando otros doce años más, y quizás llegue a las fronteras del sistema solar. Este sistema planetario en el que se encuentra la Tierra, “consiste en un grupo de objetos astronómicos que giran en una órbita, por efectos de la gravedad, alrededor de una única estrella conocida como el Sol de la cual obtiene su nombre”,[3] y los datos nos dicen que hasta ahora solo se han encontrado unos 445 sistemas solares y se descubren nuevos sistemas cada año, en nuestra galaxia llamada Vía Láctea. Frente a estos datos, los científicos estiman que puede haber miles de millones de sistemas solares en nuestra galaxia, y no hay nada que decir de las otras galaxias que no hay  idea de cuantos son, y que ni podemos imaginación. Con esta información, no podríamos siquiera pensar en una respuesta para esta pregunta: ¿cuántos sistemas solares habrá en todo el universo? La mejor respuesta podría ser un largo silencio con la cabeza abajo o entre las piernas. universi2301-660x330

Esta realidad resalta una verdad más grande y humillante para el altivo ser humano: “delante del universo sin fin, el ser humano quizás sea menos que un microbio”. Cuánta razón tenía David, cuando levantado la vista al cielo exclamó: “Tuyo es el cielo, y tuya la tierra; tú fundaste el mundo y todo lo que contiene”. Por eso el ser humano que reconoce a Dios, lo percibe como el Creador, Sustentador, y Hacedor de todas las cosas. Frente a Él, la reacción más sensata sería quedarse en silencio y reconocer que somos tan insignificantes y que solamente Dios lo conoce todo, porque Él lo ha creado. Sin embargo, “los más profundos intelectos del mundo, cuando no están iluminados por la Palabra de Dios, se desorientan y aturden mientras tratan de investigar los asuntos de la ciencia y la revelación. El Creador y sus obras están más allá de la comprensión finita, y los hombres concluyen que la Biblia no es una historia fidedigna porque no pueden explicar las obras y los caminos de Dios a partir de causas naturales. Muchos están tan determinados a excluir a Dios del ejercicio de su voluntad y poder soberanos en el orden establecido del Universo, que degradan al hombre, la más noble de sus criaturas”. [4]

Además de muchos científicos que ponen a Dios a un lado, quedo sorprendido al encontrarme con simples seres humanos que piensan que su fuerza, su inteligencia o sus posesiones son suficientes para asegurar su vida, y se creen poderosos, cuando la verdad es que frente a lo infinito no somos más que un insignificante microbio, que como un soplo pasa en un abrir y cerrar de ojos. El rey David entendió la fragilidad e insignificancia del ser humano, por eso dijo: “Cuando contemplo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que allí fijaste, me pregunto: ¿Qué es el hombre, para que en él pienses? ¿Qué es el ser humano, para que lo tomes en cuenta?”. Esa reflexión pudo llegar al corazón de David, porque el levantaba los ojos al cielo y contemplaba el espacio sin fin. El ser humano que no levanta la vista al cielo y contempla las obras de Dios no puede entender su fragilidad y dependencia de la misericordia de Dios.

Mi amigo (a) si a Dios le pertenece todo, si todo salió de sus Manos y todo depende de su Voluntad, ¿no conviene estar a cuenta con Él?, ¿no conviene confiar en su sabiduría y providencia? Por eso mismo el rey David también escribió: “Si el SEÑOR no edifica la casa, en vano se esfuerzan los albañiles. Si el SEÑOR no cuida la ciudad, en vano hacen guardia los vigilantes”.[5]

Hoy podría ser el día de dejar todas las cargas en las manos de Dios, de entender que nuestras soluciones son tan frágiles cómo una casa de paja frente a un tornado. Empecemos a vivir seguros y en paz. Donde estés inclina tu rostro y repite con fervor: Señor “tuyo es el cielo, y tuya la tierra; tú fundaste el mundo y todo lo que contiene”.

Pr. Joe Saavedra

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org   o en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844


[2] Joe Saavedra,  ¿Quién puede?, 7 de septiembre

[4] Alza tus ojos, 22 de mayo

[5] Salmos 127:1 NVI

UN MUNDO FASCINADO

“Una de las cabezas de la bestia parecía haber sufrido una herida mortal, pero esa herida ya había sido sanada. El mundo entero, fascinado, iba tras la bestia” (Apocalipsis 13:3 NVI)

arton164104El capítulo 13 de Apocalipsis, donde emergen las figuras de dos bestias, es uno de los más polémicos que presenta la Biblia, sin dejar de ser importante y revelador. El versículo de hoy, tiene que ver con la primera bestia, y sobre su identidad. Identificar a esta bestia o saber a quién simboliza, es motivo de mucho análisis, aunque las características que presenta Las Escrituras,  son precisas para saber de quién se trata. En esta cuestión, “los amilenialistas, tanto católicos como protestantes, andan perplejos sobre la identificación de esta Bestia. Unos piensan que se refiere a diez emperadores romanos, identificando a la Bestia con Nerón, Calígula o, más frecuentemente, Domiciano. Otros opinan que se trata de la dinastía seléucida, que contó con diez reyes a partir de Seleuco I, uno de los cuatro sucesores de Alejandro Magno; en este caso, el cuerno pequeño de Daniel 7:8 sería Antíoco IV Epífanes, quien intentó destruir el pueblo de Dios, su religión y su culto (v. 1 Mac. 1:43–56)”.[1] Sin embargo, si bien es “cierto que Daniel pudo ver en el primer plano de la perspectiva profética la persecución de Antíoco IV, que duró precisamente tres años y medio, por lo que, junto con la duración de la sequía en Israel en tiempo de Elías, se constituyó en el modelo de todo desastre nacional (partiendo en dos el número 7, símbolo de plenitud y perfección) y, a la vez, de desdicha llevadera por su corta duración. También es cierto que Daniel tuvo todavía más en cuenta el imperio romano, simbolizado en las piernas de hierro de la estatua de Nabucodonosor (Dn. 2:33, 40). Pero, en un plano más lejano de la perspectiva profética, tanto Daniel (en el caso de las 70 semanas), como Juan en Apocalipsis, vieron surgir, en un círculo que tiene su centro y capitalidad en Roma (la Babilonia de los caps. 17 y 18), diez naciones (los diez cuernos de la Bestia), de entre las cuales surgirá el Anticristo, y sobre las cuales ejercerá un control perfecto”.[2] Es decir, varios investigadores bíblicos, cómo Henry, Lacueva, Lange, Schaff, Moore, Rooberson y Wiersbe, coinciden en que para identificar a la primera bestia hay que mirar a Roma, en su fase pagana y religiosa,[3] también no perder de vista el hecho que fue construida sobre siete colinas (Apocalipsis 17: 9, 18),[4] y detenerse a estudiar ese asunto de “herida mortal, pero esa herida ya había sido sanada”.

En el texto de hoy, también aparece otra característica, que parece un detalle más, pero no debe pasar desapercibido, aunque muchas veces logra ese cometido, y que el apóstol Juan resalta en primera instancia de esta forma: “El mundo entero, fascinado, iba tras la bestia”. La palabra principal de esta frase,  viene del griego “thaumazō”, que puede traducirse como “fascinado, maravillado, sorprendido”,[5] y en esa condición de encanto va tras la bestia. Entonces no debe sorprendernos que todos los diarios escritos y electrónicos, como el español más representativo de Europa, El País, aperture su informe sobre la entronización del nuevo líder de la Iglesia Católica de esta forma: “Ante los poderosos de la tierra reunidos en la plaza de San Pedro, Francisco ha inaugurado su pontificado…”,[6] además en el desarrollo de la noticia informa que fueron más de 130 delegaciones internacionales que acudieron al inicio del pontificado –entre las que se encontraban numerosos jefes de Estado y presidentes de Gobierno,[7] como los mandatarios latinoamericanos, donde resaltaba la presidenta argentina, los presidentes de México, Chile, Brasil y Panamá. Tampoco podían faltar delegaciones europeas, como los príncipes de Asturias y el presidente del Gobierno español, con tres de sus ministros. Tampoco podemos sorprendernos que todos los noticieros del mundo y las redes sociales, tenga como primera noticia la inauguración del liderazgo de Francisco.  Asimismo, no se puede ignorar el hecho que millones de personas, entre la plaza de San Pedro y frente a los televisores, hayan estado “fascinados” de ver a su nuevo líder asumiendo su poder mundial. el-jubilo-en-la-vigilia-_595_380_147473

Mi amigo (a) es vital para nuestra salvación, saber que “sin la iluminación del Espíritu de Dios no estaremos en condiciones de discernir entre la verdad y el error. En consecuencia, caeremos en las trampas y los engaños maestros que Satanás armará para el mundo. Estamos cerca del fin de la controversia entre el Príncipe de la luz y el príncipe de las tinieblas, y pronto los engaños del enemigo probarán nuestra fe. Satanás obrará milagros en presencia de la bestia, y engañará “a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia (Apocalipsis 13:14)”.[8] No podemos bajar la guardia, ni quedar encantados frente a presentaciones llenos de piedad y humildad, porque “ya se acerca el fin de todas las cosas. Así que, para orar bien, manténganse sobrios y con la mente despejada”,[9] además “practiquen el dominio propio y manténganse alerta”, porque nuestro “enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar”.[10]

¡Despierta pueblo de Dios, no te dejes sorprender!, vienen días difíciles, “resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos. Y después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables”.[11]

Pr. Joe Saavedra

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org   o en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844


[1] Matthew Henry and Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry (08224 TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE, 1999), 1965.

[2] Ibid.

[3] John Peter Lange, Philip Schaff, Evelina Moore et al., A Commentary On The Holy Scriptures: Revelation (Bellingham, WA: Logos Bible Software, 2008), 265.

[4] Warren W. Wiersbe, The Bible Exposition Commentary (Wheaton, IL: Victor Books, 1996), Ap 13.1.

[5] Robert L. Thomas, New American Standard Hebrew-Aramaic And Greek Dictionaries : Updated Edition (Anaheim: Foundation Publications, Inc., 1998).

[7] Ibid

[8] Elena de White, Recibiréis Poder, 27 de abril

[9] 1 Pedro 4:7 NVI

[10] 1 Pedro 5:8 NVI

[11] 1 Pe 5:9-10 NVI

INTERPRETEMOS LOS TIEMPOS

“Luego añadió Jesús, dirigiéndose a la multitud: —Cuando ustedes ven que se levanta una nube en el occidente, en seguida dicen: “Va a llover”, y así sucede. Y cuando sopla el viento del sur, dicen: “Va a hacer calor”, y así sucede. ¡Hipócritas! Ustedes saben interpretar la apariencia de la tierra y del cielo. ¿Cómo es que no saben interpretar el tiempo actual?” (Lucas 12:54-56 NVI)

0-2-el tiempo.Hay una frase, al final de los versículos que elegimos para hoy, que necesita un momento de reflexión: “interpretar el tiempo actual”.  Si bien es cierto, que la llamada de atención era en torno a las señales de la mesianidad de Jesús,  que sus coterráneos no lograron distinguir, y los llevó a despreciar la salvación que para ellos era dado, porque “a lo suyo vino, y los suyos no le recibieron”,[1] esta última frase, lleva un mensaje que necesitamos entender, para que reconozcamos los tiempos finales y que nos percatemos que no estamos en oscuridad “para que ese día (Cristo) los sorprenda como un ladrón”.[2]

Los tiempos tienen que ser analizados, entonces esta pregunta también se aplica para nosotros: ¿Cómo es que no saben interpretar el tiempo actual? A veces nos entretenemos haciendo muchas cosas, y hasta en la lista de prioridades figuran acciones que tienen que ver con el avance de nuestra misión cristiana, pero la misión avanza y nuestro raciocinio de los eventos finales, mengua. Es decir, nos acercamos más a nuestras metas, pero nos alejamos de la Patria Celestial. Quizás, muchos de nosotros, miramos los tiempos pero no lo interpretamos.

La palabra “interpretar” en griego es “dokimazo”, que también puede ser traducido como: “probar, verificar, examinar antes de la aprobación, llevar a juicio, evaluar o  discernir”.[3] Jesús claramente enseñó que la única forma de reconocer que la salvación había llegado a través de Él, era “probando, verificando, examinando, pensando con juicio, evaluando o discerniendo” el transcurrir de los eventos a través del tiempo. De la misma forma, sabiendo que nuestra Salvación está cerca, no debemos quedarnos inmovilizados por los eventos que van desfilando frente a nuestros ojos, sino que debemos analizarlos cuidadosamente, porque el tiempo debe ser interpretado.

Debemos considerarnos afortunados porque somos testigos de muchos eventos que garantizan el cumpliendo de los planes divinos, pero debemos sentirnos desafortunados porque no nos detenemos a examinar cada uno de ellos. Un  ejemplo de esto, es la elección de un nuevo líder para la Iglesia Católica, y este suceso no debe  ser considerado uno más, porque todo lo que pase en el seno de esa iglesia va afectar el mundo cristiano, e indudablemente a los que persistimos en ser fieles a la Palabra de Dios. Basta dar una leída a los capítulos 13 y 18 de Apocalipsis o los capítulos 7 y 8 de Daniel, por mencionar algunas partes de la Biblia, para saber qué fuerzas satánicas con vestiduras religiosas van a querer destruir al “Pueblo del Altísimo”. Por eso debemos interpretar los tiempos.

En referencia a este último suceso, el diario El País de España, cómo todos los medios de información en el mundo que siguieron a detalle esta elección,  en una de sus noticias resume las características más sobresalientes de este  nuevo líder católico:  “Un papa que sonríe, que da las buenas tardes, que hace una broma apenas unos minutos después de recibir sobre sus hombros el peso entero de una Iglesia lastimada, que pide la bendición antes de darla, que es jesuita como tantos otros que second coming time clock skconsiguieron hacer caminar de la mano la fe y el conocimiento, que vivía en un apartamento en vez de en un palacio cardenalicio y se montaba en el transporte público para ir a confortar a los enfermos y a los pobres, un papa que hace ocho años pudo serlo y dijo que pase de mí este cáliz, un papa que viene del nuevo mundo, que tiene cara de buena persona y que elige el sencillo nombre de Francisco es una oportunidad a la esperanza”.[4] Además, prosigue el comentario de este diario español, que este nuevo líder tiene una gran responsabilidad, porque “al margen de los asuntos polémicos, la Iglesia que desde este miércoles depende del papa Francisco tiene numerosos retos por delante, y todos ellos fueron abordados en los días previos al cónclave. Antes de encerrarse en la Capilla Sixtina, los cardenales parecían tener claro que la Iglesia necesita ahora un Papa fuerte, un Pontífice capaz de reformar la Curia, organizar los dicasterios (ministerios) del Vaticano para hacerlos más eficaces, limpiar la podredumbre puesta al descubierto por el caso Vatileaks, impulsar el diálogo con el islam, afrontar de una manera valiente el papel de la mujer en la Iglesia y la postura oficial ante la bioética. Como dijo el cardenal Angelo Sodano en la misa Pro Eligiendo Pontífice, ʻun pastor qu

e anuncie el evangelio y la misericordia; un buen pastor capaz de dar la vida por sus ovejasʼ”.[5] ¿Qué se viene?, definitivamente, la Iglesia Católica tiene heridas que debe sanar, y el mundo le va a dar su oportunidad, porque multitudes van en pos de ella, así fue y así será. Por eso, cada uno de estos detalles debe ser examinado.

Mis amigos (a), solamente el verdadero Pastor, Jesucristo, tiene la autoridad y el poder de guiar a su pueblo, a los pacientes santos, “los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús”,[6] por estos actuales campos complicados y peligrosos. Frente a los eventos de los cuales somos testigos, pidamos a nuestro Pastor, sabiduría, para examinar los tiempos y humildad para poder hacer su voluntad. “La sabiduría te librará del camino de los malvados, de los que profieren palabras perversas, de los que se apartan del camino recto para andar por sendas tenebrosas, de los que se complacen en hacer lo malo y festejan la perversidad, de los que andan por caminos torcidos y por sendas extraviadas”,[7] y la paciencia que viene del Señor “significa salvación, tal como les escribió también nuestro querido hermano Pablo”.[8]

leyendo la bibliaLo triste de estos tiempos finales es que “hay quienes tienen la deslumbradora luz de la verdad brillando a su alrededor, y sin embargo permanecen insensibles a ella. Están encantados por el enemigo, mantenidos bajo un hechizo por su poder fascinador. No se están preparando para ese gran día que pronto ha de sobrevenir a nuestro mundo. Parecen completamente insensibles a la verdad religiosa…. Los que ven que la noche se aproxima, y también la mañana, deberían trabajar con energía incansable para despertar a sus amigos que duermen… El hecho de que disminuye rápidamente el tiempo que media entre nosotros y la eternidad debería impresionarnos profundamente. Cada día que pasa es uno menos que nos queda para completar nuestra obra de perfeccionar el carácter. Mientras muchos permanecen dormidos, y muchos desperdician las preciosas horas en descuidada indiferencia, podríamos decir en el mismo borde del mundo eterno, los que creen deben ser sobrios, deben despertar, deben ser fervientes y diligentes y velar en oración”.[9]

“Interpretemos los tiempos”, esa es la lección, no seamos indiferentes a los acontecimientos, porque llega la noche donde no podremos ver nada, solo oscuridad.

Pr. Joe Saavedra

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org   o en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844


[1] Juan 1:11 R60

[2] 1 Th 5:4 NVI

[3] Ceslas Spicq and James D. Ernest, vol. 1, Theological Lexicon Of The New Testament (Peabody, MA: Hendrickson Publishers, 1994), 353.

[5] Ibid.

[6] Apocalipsis 14:12 R60

[7] Proverbios 2:12-15 NVI

[8] 2 Pedro 3:15 NVI

[9] ¡Maranatha: El Señor Viene!, capítulo: Es tiempo de despertar.

¿DÓNDE ESTÁ TU CONFIANZA?

Ezequías puso su confianza en el SEÑOR, Dios de Israel. No hubo otro como él entre todos los reyes de Judá, ni antes ni después. (2 Reyes 18:5 NVI)

HelpMe2La historia nos cuenta que Royal Mail Steamship Titanic o “Buque Correo Real”, fue un transatlántico, que fue construido para dominar el negocio de los viajes transoceánicos a principios del siglo XX. Para esto, “el Titanic se diseñó usando algunas de las más avanzadas tecnologías disponibles en aquel tiempo, tales como mamparos herméticos que dividían el casco en 17 secciones independientes y que podían mantenerlo a flote en caso de rotura de una parte del casco; iba dotado de telegrafía, un nuevo diseño de hélice de tres palas y las instalaciones de primera clase no resistían comparación con otros buques en cuanto a lujo se refiere. Cumplía con todas las normas de seguridad exigidas por la legislación británica y norteamericana”. Además, “para su tiempo, el Titanic no tenía un rival igual en lujo y elegancia. La White Star Line ofreció una piscina interior, un gimnasio, una cancha de squash, un baño turco, una biblioteca, una sala de recepción, entre otras amenidades (para uso exclusivo de primera clase). Los camarotes estándar de primera clase fueron adornados con revestimientos de madera blancos, muebles costosos y otras decoraciones elegantes. Contaban solamente con baños compartidos que disponían de agua caliente y fría. Se contaba además con estufas eléctricas”.[1] Asimismo, el barco iba a ser comandado por el veterano capitán Edward John Smith, el más experimentado y prestigioso de la White Star Line, quien previamente al viaje expresó que éste iba a ser su último mando antes de jubilarse, porque deseaba estar más tiempo con su esposa y su hija. Smith, también había comentado para una revista de la época que: “No puedo concebir que algo pueda hundir a los barcos de hoy, la construcción moderna va mucho más allá que esto”. Es decir, por donde se le mirase, el Titanic, era un súper barco, a la empresa auspiciadora no se le pasó un mínimo detalle, este barco aparentemente era “invencible” cómo lo dijeron los dueños de la empresa, y muchas personas confiaron en ella.

El día del  viaje inaugural fue programado para 10 de abril de 1912 y los preparativos de la partida fueron hechas con mucha anticipación, porque nada podía fallar, este iba a ser el mejor de viaje de la época. La expectativa y la publicidad, dieron sus frutos, porque una semana antes, los boletos prácticamente se habían agotado, solo quedaban unas pocas de la clase C. Entre sus pasajeros estaban algunas de las personas más ricas del mundo, además de cientos de inmigrantes irlandeses, británicos y escandinavos que iban en busca de una mejor vida en Norteamérica. En resumen, más de 2 mil personas habían asegurado su viaje y puesto su confianza en este trasatlántico.

Cuentan los periódicos de la época, que cuando llegó el día en el que el Titanic debía zarpar desde el puerto de Southampton, la gente estaba tan emocionada que algunos decían que todo parecía un sueño, había un ambiente fiesta y de seguridad. Todos confiaban en el barco y su tripulación, cómo un hombre rico de la época, que sacó todo su dinero del banco y en varios baúles hizo que lo llevarán a su habitación del barco. Cuando le preguntaron por qué hacía eso, él contestó con gracia: “mi dinero va a estar más seguro aquí que en el banco”. Finalmente, entre fiesta, jolgorio y relajo, se dio la partida de la nave, aunque la verdad fue que, 5 días después, este súper barco se hundió en la madrugada del 14 al 15 de abril de 1912 durante su viaje inaugural. El hundimiento del Titanic causó la muerte de 1514 personas de las 2223 que iban a bordo, lo que lo convierte en uno de los mayores naufragios de la historia ocurridos en tiempo de paz.

Y tú mi amigo ¿en quién confías?, ¿en quién o en qué haz depositado tu seguridad?, ¿qué situación te da calma? ¿Sabes?, uno de los más exitosos reyes de Judá, también quiso vivir seguro y se apoyó en el verdaderamente “indestructible”, en Él que se cumplen todos los patrones de seguridad y “confort”, Jehová de los Ejércitos es su nombre. La Biblia  dice que Ezequías “puso su confianza en el SEÑOR, Dios de Israel”, y Él no le defraudó.

El que confía en Dios y pone su seguridad en Él, con certeza podrá dormir plácidamente, aunque la tormenta sea implacable, y es dichoso porque “pone su confianza en el SEÑOR y no recurre a los idólatras ni a los que adoran dioses falsos”,[2]  ni a objetos creados por humanos, porque los que se apoyan en cosas pasajeras y mortales, vivirán con una esperanza frágil, cómo querer balancearse en un columpio de paja, cómo dijo Job: “Muy débiles son sus esperanzas; han puesto su confianza en una telaraña”.[3]

Mi amigo (a) cuanto más nos adentramos en los eventos finales, la condición del mundo se torna más insegura y peligrosa, y los frágiles humanos inventan tantas cosas para ofrecer seguridad, con razón la frase “paz y seguridad” que proviene del hombre, es a la verdad “caos e inseguridad”. Por eso hagamos lo que hacía David en los tiempos de angustia: “Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza”,[4] porque Dios no defrauda ni abandona. Mi amigo (a) confía en el Señor, porque “esta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye”.[5]

“Hay ocasiones en que la vida cristiana Parece rodeada de peligros y el deber parece difícil de cumplir. La imaginación se figura que le espera una ruina inminente al frente, y detrás, la esclavitud y la muerte. Sin embargo, la voz de Dios habla claramente por sobre todos los desalientos y dice: “Marchad”… Poniendo nuestra confianza en Dios, debemos avanzar firmemente, hacer su obra con abnegación, confiar humildemente en él, entregarnos a su providencia nosotros mismos y todo lo que concierne a nuestro presente y futuro, mantener firme el principio de nuestra confianza hasta el fin”.[6]

Pr. Joe Saavedra

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org   o en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844


[2] Salmos 40:4 NVI

[3] Job 8:14 NVI

[4] Salmos 56:3 NVI

[5] 1 Juan 5:14 NVI

[6] La maravillosa gracia, 39

EL VIVE

“Yo sé que mi redentor vive, y que al final triunfará sobre la muerte. Y cuando mi piel haya sido destruida, todavía veré a Dios con mis propios ojos” (Job 19:25-26 NVI)

Jesus resurrection soldiersMientras reviso las últimas noticias es ineludible darle una mirada un acontecimiento que ha paralizado un país sudamericano y quizás al mundo entero: la muerte de un presidente muy carismático aunque polémico. Es impactante ver a multitudes acompañando a su líder fallecido, haciendo largas colas para poder verlo, y llorando su desaparición. Es indudable que este líder marcó la vida de muchas personas en su país. Sin embargo una información reciente me dejó pensando algunos instantes, porque como si fuera una religión, los partidarios de este líder podrán llegar a verlo muchos años después de su muerte y rendirle tributo, puesto que será embalsamado luego de una decisión conjunta del gobierno y los familiares del desaparecido mandatario. La desaparición de ese gobernante ha dejado un enorme vacío entre sus partidarios, que no se resignan a no verlo, y quieren tenerlo por siempre, aunque muerto.

Asimismo, este líder sudamericano, no es el único gobernante muerto que será momificado, porque existe una lista de líderes modernos que han pasado por ese proceso, para conservarlos casi como en vida. Por ejemplo “el 23 de enero de 1924, dos días después de la muerte de Lenin, un prominente anatomista ruso se encargó de embalsamar su cuerpo, que desde esa época se exhibe en un edificio de la Plaza Roja de Moscú. El culto al líder ruso se expandió en 1953, cuando un Stalin disecado estuvo sentado al lado de su mentor. Sin embargo, no duró mucho ahí, pues ocho años después fue retirado y enterrado. A diferencia suya, el padre de la Revolución Rusa sigue incólume en su descanso final. Lo curioso es que ambos fueron embalsamados en contra de su voluntad, tal como ocurrió con el presidente de la República Democrática de Vietnam, Ho Chi Min, que falleció en 1969 en Hanói, a los 79 años. Ho Chi Min había muerto de tuberculosis y se suponía que lo más higiénico era incinerarlo, pero el gobierno ordenó embalsamarlo y colocarlo en un enrome mausoleo. Otro embalsamado contra su voluntad fue Mao Zedong, que murió en 1976 a los 82 años. En el sur de la eterna Plaza de Tiananmen, hay un edificio cubicular donde reposa el cuerpo del fundador de la República Popular China, precedida de esculturas de campesinos, soldados, obreros y estudiantes. Kim Jong Il fue el último de los líderes mundiales (antes de Chávez) en ser embalsamado fue Kim Jong Il. El ex mandatario de Corea del Norte fue expuesto al público en el primer aniversario de su muerte. Estaba en una urna de cristal con su característico uniforme caqui, lentes de sol y zapatos de plataforma. Finalmente, la única personalidad latinoamericana embalsamada fue Eva Perón, que falleció el 26 de julio de 1952 y fue honradas con las exequias más imponentes de la época”.[1]

La pregunta es: ¿qué lleva a las personas a conservar un cuerpo sin vida, visitarlo y rendirle tributo? He pensado en varias respuestas, pero lo seguro es que muchos no se resignan a perder a un ser que ellos consideran importante, que no pueden hacer nada frente a la muerte y que se conforman por lo menos con verlo. ¡Qué triste situación es no poder hacer nada frente al cuerpo sin vida de un ser querido! Miles de personas entran en pánico y locura frente al féretro de un ser apreciado, muchos darían todo por ver la sonrisa y escuchar una palabra de ese ser pálido de muerte, y hasta otros piden a gritos ser enterrados con sus amados porque no quieren separase de ellos.

Sin embargo, Job no esperaba inútilmente en un ser muerto, ni se conformaba con ver un cuerpo inerte, él confiaba en un Dios vivo y activo. Con voz segura afirma: “Yo sé que mi redentor vive, y que al final triunfará sobre la muerte”. Porque Dios, en la persona de Jesucristo, “murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado”, pero “resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras”.[2] Nuestro Redentor está vivo, ninguna cruz puede sujetarlo, la muerte tan solo es una marca de amor que aseguró nuestra salvación. Jesús mismo afirma su autoridad y victoria sobre la muerte: “Yo soy el Primero y el Último, y el que vive. Estuve muerto, pero ahora vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del infierno”.[3]  ¡Qué gran diferencia!, mientras algunos van en procesión detrás de seres muertos y buscan a toda costa alguna forma de no perderlos, nosotros vamos cantando jubilosos en busca de un Dios vivo y soberano, como una oveja va detrás de su pastor.

Job, tiene la certeza que verá al Salvador con sus propios ojos, y también sabe que el Redentor lo verá a él también. Este encuentro será cara a cara, abrazo tras abrazo, entre dos seres vivos, el Creador y su criatura. Con razón Juan expresa con emoción: “Luego miré, y oí la voz de muchos ángeles que estaban alrededor del trono, de los seres vivientes y de los ancianos. El número de ellos era millares de millares y millones de millones. Cantaban con todas sus fuerzas: ¡Digno es el Cordero, que ha sido sacrificado, de recibir el poder, la riqueza y la sabiduría, la fortaleza y la honra, la gloria y la alabanza!”. Y recibe todo, porque fue sacrificado, venció, se levantó de la tumba y está listo para darnos la recompensa.

Mi amigo (a) nuestra fe está cimentada en un Ser Vivo, nuestro Redentor vive, venció la tumba y se ganó el derecho de recibir un Nombre por encima de todo nombre. No nos ha dejado solos, ni permite que vayamos en pos de seres sordos e inertes, más bien “en todas nuestras pruebas, tenemos un Ayudador que nunca nos falta. Él no nos deja solos para que luchemos con la tentación, batallemos contra el mal, y seamos finalmente aplastados por las cargas y tristezas. Aunque ahora esté oculto para los ojos mortales, el oído de la fe puede oír su voz que dice: No temas; yo estoy contigo. Yo soy “el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos”.[4]

Los que viven sin esperanza, salen a buscar  consuelo en mausoleos o altares donde yacen seres fríos e animados, sin embargo nosotros, confiamos en un Dios vivo, que responde cuando le invocamos y es dueño de la vida, por lo tanto aceptemos la vitalidad que quiere darnos y vivamos a plenitud, porque  “Él no es Dios de muertos, sino de vivos”.[5]

Pr. Joe Saavedra

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org   o en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844


[2] 1 Corintios 15:3,4 R60

[3]  Apocalipsis 1:17-18 NVI

[4] Dios nos cuida, 8 de agosto

[5] Lucas 20:38 NVI

ÉL NO FALLA

“Sepan, pues, que nada de lo que el SEÑOR ha dicho contra la familia de Acab dejará de cumplirse. En efecto, el SEÑOR ha hecho lo que había prometido por medio de su siervo Elías” (2 Reyes 10:10 NVI)

no fallaEl patriarca Jacob puede dar fe que Dios siempre cumple lo que promete. Las Escrituras registran lo que Dios mismo le dijo: “Yo estoy contigo. Te protegeré por dondequiera que vayas, y te traeré de vuelta a esta tierra. No te abandonaré hasta cumplir con todo lo que te he prometido”.[1] El profeta Isaías es otro testigo de la seriedad de las palabras de Dios: “El SEÑOR Todopoderoso ha jurado: ʻTal como lo he planeado, se cumplirá; tal como lo he decidido, se realizaráʼ”.[2] Y del encuentro entre María y Elizabet resaltamos esta afirmación: “¡Dichosa tú que has creído, porque lo que el Señor te ha dicho se cumplirá!”.[3]

La Biblia afirma que Dios es fiel a su Palabra, y la verdad es que Él lo dice y así se hará. Esto es muy contradictorio en medio de un mundo donde mentir es tan natural como respirar. Las cosas entre humanos están tan revueltas que cuando alguien logra engañar a otro, es como una gran conquista y sus calificativos son desde “el mejor” hasta “el más inteligente”, en mi país la frase común entre los que logran engañar a alguien es: “es que soy un vivazo”. Entonces la convivencia con la mentira, ha transformado a la raza humana, en personas desconfiadas, total reza la frase: “en boca del mentiroso, todo se hace dudoso”. Quizás en este momento de la reflexión es oportuno que te pregunte: ¿Te han fallado alguna vez?, ¿creías en una persona y descubriste que todo el tiempo te mentía?, ¿te has convertido en una persona desconfiada?, ¿no crees en nadie?, y no te culpo de nada, porque es tan fácil desconfiar de las personas, es tan fácil envolverse en la mentira. Sin embargo, no todo está perdido, existe Alguien que nunca falla, que sus palabras son verdaderas y que puedes esperar en Él.

Si había una persona que podía desconfiar de todos era Job, sus amigos le fallaron, su esposa lo dejó solo, todo lo que el creyó que era verdad, no lo era, sin embargo él contaba con una Verdad más grande, que sobrepasaba a todas sus decepciones. Desde su lecho de decepción y muerte el clamó a su amigo verdadero: “Yo sé que mi redentor vive, y que al final triunfará sobre la muerte. Y cuando mi piel haya sido destruida, todavía veré a Dios con mis propios ojos. Yo mismo espero verlo; espero ser yo quien lo vea, y no otro”.[4] Nosotros como Job podemos clamar y decir: “todos me han decepcionado, los que creía verdaderos no lo eran, pero yo sé que mi Redentor no me va a fallar, Él cumplirá sus promesas”.

Con razón Jehú les recordó a los habitantes de Samaria que Él Señor no falla a sus promesas, ni advertencias, como al rey Acab que “en efecto, el SEÑOR ha hecho lo que había prometido por medio de su siervo Elías”. En este contexto, el viejo rey David, mientras escribía sus salmos se detuvo para meditar en este: “Canten al SEÑOR con alegría, ustedes los justos; es propio de los íntegros alabar al SEÑOR. Alaben al SEÑOR al son del arpa; entonen alabanzas con el decacordio. Cántenle una canción nueva; toquen con destreza, y den voces de alegría. La palabra del SEÑOR es justa; fieles son todas sus obras. El SEÑOR ama la justicia y el derecho; llena está la tierra de su amor. Por la palabra del SEÑOR fueron creados los cielos, y por el soplo de su boca, las estrellas. Él recoge en un cántaro el agua de los mares, y junta en vasijas los océanos. Tema toda la tierra al SEÑOR; hónrenlo todos los pueblos del mundo; porque él habló, y todo fue creado; dio una orden, y todo quedó firme”.[5] En este salmo, “el salmista invitó a los justos a alabar a Dios porque su palabra es fiel y sus obras justas. Los que confían en él pueden estar seguros de que cumplirá sus promesas y que consumará su obra de salvación”.[6]

Mi amigo (a), termina esta lectura con la convicción que la Palabra de Dios es fiel y segura. Todos pueden fallar, pueden mentirte descaradamente, sin embargo el que se hace llamar “el Camino la Verdad y la Vida”, no falla y en su boca no se ha hallado mentira, con razón “todas las promesas que ha hecho Dios son «sí» en Cristo. Así que por medio de Cristo respondemos «amén» para la gloria de Dios”.[7] Además, “si acudes a Dios con corazón humilde y creyente para buscar dirección en medio de tu perplejidad, tendrás el privilegio de depositar tu caso en sus manos. El cielo y la tierra pasarán, pero sus promesas no fallarán. Pide que Dios cumpla su palabra. Creíste en sus promesas cuando sólo tenías tres años. Revela ahora la sencillez de un niño y acude al Señor con fe inquebrantable. Confía en el Señor con todo tu corazón, y tu confianza nunca será defraudada, nunca se volverá contra ti”.[8]

Mientras nos acercamos al final de la historia de un mundo de mentiras, las decepciones se harán más grandes y más comunes, pero Dios no falla, espera en Dios y Él todo lo hará. Por lo tanto hoy, deja todas tus cargas y pedidos en sus manos, Él se encargará, tú solo tienes que responder “amén”, para la gloria de Dios.

Pr. Joe Saavedra

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org   o en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844


[1] Génesis 28:15 NVI

[2] Isaías 14:24 NVI

[3] Lucas 1:45 NVI

[4]  Job 19:25-27 NVI

[5] Salmos 33:1-9 NVI

[6] John F. Walvoord and Roy B. Zuck, El Conocimiento Bíblico, Un Comentario Expositivo: Antiguo Testamento, Tomo 4: Job-Cantar De Los Cantares (Puebla, México: Ediciones Las Américas, A.C., 2000), 149-50.

[7] 2 Corintios 1:20 NVI

[8] Cada día con Dios, 24 de junio