¿EN QUIÉN CONFIAMOS?

 “Éstos confían en sus carros de guerra, aquéllos confían en sus corceles, pero nosotros confiamos en el nombre del SEÑOR nuestro Dios” (Salmos 20:7 NVI)

Estos días todas las portadas de los diarios on line, tienen imágenes de tanques, misiles o soldados enfundando armas. Eso se debe a que el olor a guerra se hace más perceptible, ya no es solo una leve percepción, ahora ya se siente en todo el ambiente mundial. Es interesantes notar que los presidentes más poderosos del mundo se jactan de su poderío bélico y de lo capaces que son de castigar con sus armas. Ayer mismo, en un discurso para todo el mundo, el presidente Obama reiteró que si bien es cierto, ha decidido esperar un poco más para lanzar un ataque sin cuartel contra Siria, puesto que le da a la diplomacia internacional una última oportunidad para pacificar este conflicto, eso no significa que sus misiles no siguen apuntando hacia sus objetivos, listos para actuar a su sola orden. Él confía en sus “carros de fuego y en sus corceles”.

siria fffPor otro lado, millones de inocentes que viven en Siria, no tiene en quién confiar. Por ejemplo “el rostro de Abdul Majid es un testamento de la brutalidad aleatoria de la guerra siria. El bebé de 14 meses se encontraba jugando en el corredor de su casa cuando fue aplastado por una bomba lanzada desde un avión de las fuerzas del gobierno”.[1] Que el niño esté vivo es un milagro absoluto. Sus mejillas están magulladas y marcadas por los perdigones, sus ojos están inyectados de sangre. Su madre y su hermana también resultaron heridas. Se cree que 14 personas murieron en una serie de ataques de las fuerzas oficialistas en Taftanaz el 5 de septiembre, fecha en que Abdul Majid fue herido. Abu Abdu, padre de Abdul, está enojado, esta triste, se siente solo, no confía en su presidente, ni en sus fuerzas militares, tampoco en los ejércitos extranjeros que prometen paz, él solo ve la indiferencia del resto del mundo frente a lo que sucede en Siria. Él tuvo que huir hace meses tras cuando su barrio fue bombardeado, pero volvió y dice esto al ver a su familia herida: “Cuando pensábamos que las cosas estaban mejorando volvimos a casa. Pero no esperábamos esto. Ahora vamos a dejar el pueblo de nuevo por unos días, aunque después tengamos que volver. ¿A dónde más debemos ir?”. Así cómo Abu Abdu, millones de sirios inocentes no saben qué hacer, no saben cuándo les llegará el turno de morir o ver a sus seres queridos desangrarse, pero lo peor de todo no saben en quién confiar.61873_N_21-08-13-19-56-00

Mi amigo (a), ¿tú sabes en quién confiar? Frente a los problemas, los temores o dificultades inesperadas, no hay nada mejor que confiar en alguien, o en el algo, porque esto significa tener una puerta de escape o un baúl de soluciones. Muchos poderosos confían en sus armas letales, otros en sus capacidades militares, algunos en sus inteligentes salidas, quizás otros en la fuerza de sus brazos, pero no hay personas más seguras, ni oportunidades más verdaderas que los que confían en Dios. Con razón, el guerrero rey David, experimentado en campos de batalla, escribió: “Éstos confían en sus carros de guerra, aquéllos confían en sus corceles, pero nosotros confiamos en el nombre del SEÑOR nuestro Dios”, y todavía hace un contraste del resultado de los que confían en sus propias manos y los que se agarran de las manos de Dios: “Ellos son vencidos y caen, pero nosotros nos erguimos y de pie permanecemos”.[2]

HelpMe“El gran plan de misericordia puesto en marcha por el Señor desde el principio del tiempo, tiene como propósito que cada alma afligida confíe en su amor. Su seguridad en este momento, cuando la duda tortura su mente, no consiste en confiar en sus sentimientos, sino en el Dios viviente. Todo lo que le pide es que confíe en él, lo reconozca como su fiel Salvador, que la ama, y que le ha perdonado todas sus equivocaciones”.[3] Además, “los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantaron alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”.[4] ¿En quién confías? 

joe  firma 3

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa


[2] Salmos 20: 8 NVI

[3] Cada día con Dios, 31 de octubre

[4] Isaías 40:31 R60

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s