ENERGÍA SUFICIENTE

“Ya han pasado cuarenta y cinco años desde que el Señor hizo la promesa por medio de Moisés, mientras Israel peregrinaba por el desierto; aquí estoy este día con mis ochenta y cinco años: ¡el Señor me ha mantenido con vida! Y todavía mantengo la misma fortaleza que tenía el día en que Moisés me envió. Para la batalla tengo las mismas energías que tenía entonces” (Josué 14.10–11, NVI)

baterias-movilEl tiempo de las computadoras conectadas permanentemente a la corriente eléctrica está llegando a su fin. Muy pronto solo se verán esos aparatos en los museos y los niños de esta nueva generación se preguntarán por qué lo hacíamos.

Aunque pocos saben que llegar a independizar a los aparatos de computo o de trasmisión de datos, es una odisea, que raya la  obsesión de la industria tecnológica por generar dispositivos rápidos, eficientes y capaces de aprovechar al máximo las minúsculas y delgadas baterías que se alojan en las entrañas de los teléfonos inteligentes o de las computadoras portátiles.

El gran problema es que en cuanto más rápidos se vuelven los dispositivos móviles, más grandes sus pantallas, más nítidas sus lentes y más poderosos sus procesadores, más crece la necesidad de tener más energía, más batería. Hasta ahora los fabricantes han sido capaces de aumentar la capacidad de móviles y tabletas y la resolución de sus pantallas con más o menos el mismo nivel de vida de la batería. A veces con un nuevo lanzamiento un dispositivo puede vivir una o dos horas más sin necesidad de recargarse, pero no ha habido avances deslumbrantes o significativos en este terreno. Es decir, el gran reto de la industria tecnológica, es llegar a proporcionar energía suficiente a las computadoras, tablets y teléfonos inteligentes, para que duren muchas horas, sin necesidad de estar conectadas a una fuente de energía.energia 3

De la misma forma, cómo una analogía podemos decir que, nosotros también necesitamos de energía para poder enfrentar con éxito los retos de cada día, y la fuente de poder es el Señor. Sin embargo, la diferencia del comentario anterior es que nosotros no tenemos una batería que almacena energía que nos hace exitosos frente a las tentaciones o desánimos de la vida, nuestra sobrevivencia radica en estar conectados permanentemente a la fuente poder. Quizás el engaño satánico más eficiente es la idea de que basta una “carga” de energía en la mañana, y otra en la noche, para tener la energía suficiente para tener una vida cómo le agrada a Dios. Pero, esto no es así. La Biblia dice que necesitamos mucha energía para poder enfrentar los ataques del Enemigo de Dios: “Por último, fortalézcanse con el gran poder del Señor. Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo. Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales. Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza”.[1] Y para semejante lucha, no hay batería que resista, solamente la conexión constante y permanente con la Fuente de Vida garantiza una victoria segura.

energiaLa buena noticia es que la fuente de poder no solo la encontramos en la iglesia o en nuestras casas, sino podemos llevarla a donde queramos, de tal forma que no interrumpamos la recarga. Eso lo entendió Josué, que con sus ochenta y cinco años, afirmó seguro que se encontraba con la misma energía que cuando Moisés le asignó su misión, y su secreto era: “¡el SEÑOR me ha mantenido con vida!”, es decir, aprendió a mantenerse conectado permanentemente con su Señor. Y ese secreto, ya no lo es, porque sabemos que no hay victoria sobre el pecado sin la energía suficiente para hacerlo.

Mi amigo (a), transitar por un mundo de pecado requiere mucha energía para poder regresar a casa victoriosos. No creas que con una carga en la mañana y otra por tarde ya es suficiente, necesitas llevar la fuente de poder contigo para que la carga sea constante e ininterrumpida. Orar y leer tu Biblia por las mañanas no es suficiente, ni pienses que esa oración rápida por las noches te mantendrá protegido, así no se consigue la victoria. Es en la oración constante, en la meditación de su Palabra, y en una vida cristiana activa, que se consigue la energía suficiente para poder contrarrestar los ataques del mal, o cómo dijo el Apóstol Pablo: “Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los santos”.[2]////.

joe  firma 3

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa


[1] Efesios 6:10-13 NVI

[2] Efesios 6:18 NVI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s