DÍAS DIFÍCILES

“Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles” (2 Timoteo 3.1, NVI).

dias 2Levanta la mirada, observa en todas las direcciones y te percatarás que la humanidad vive momentos muy difíciles, sin soluciones en el horizonte, aunque algún solitario optimista diga lo contrario. Hambre, guerras absurdas, enfermedades incontrolables, exterminio de especies y bosques, contaminación ambiental, explosión demográfica incontrolable, sufrimiento en su máxima expresión, dolor sin alternativas, maldad e inmoralidad que dejan sin palabras, son algunos ejemplos de la alacena donde se guardan los ingrediente para el menú diario de comentarios y portadas en las noticias mundiales tanto escrita, radial, televisada o digital, confirmando lo que Jesús ya había predicho unos dos mil años atrás: “Ustedes oirán de guerras y de rumores de guerras, pero procuren no alarmarse. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin. Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Habrá hambres y terremotos por todas partes. Todo esto será apenas el comienzo de los dolores… Habrá tanta maldad que el amor de muchos se enfriará”.[1]

Es tan real todo el caos y el futuro incierto en el cual se ha sumido el mundo que las noticias y los comentarios sobre las desgracias diarias son tan comunes, pero nadie habla de fe y de esperanza, porque simplemente no la tienen y esperan resignados el desenlace fatal. Todos saben que el final del mundo se acerca, pero nadie puede hacer nada porque no tiene ninguna salida.

Es tan real la desesperanza en referencia al futuro del mundo, que hasta los videos juegos con mayor éxito en el mundo thelastofus2tienen que ver son esa realidad, la de un mundo totalmente desquiciado, a merced de las enfermedades y las acciones enfermas de sus habitantes. Por ejemplo The Last of Us y The Walking Dead son dos de los videojuegos donde ambos tienen en común a un mundo desolador.

“En la trama del primero, una mutación del hongo Cordyceps que ataca principalmente a insectos (y reemplaza su tejido con un hongo) infecta a humanos borrando así a una gran parte de la población. Los sobrevivientes viven con la infección, atacando a otros humanos, o son parte de un puñado de áreas de cuarentena controladas por el ejército. Joel y Ellie, los protagonistas del juego, tienen que salir de esta zona y así nos llevan por un camino de desesperanza en donde lo mejor que puede pasarles es no encontrarse con otros humanos”.[2] El segundo, “The Walking Dead, sigue la historia del famoso cómic y posterior serie de televisión en la que un virus infecta a la humanidad y convierte a los muertos en zombis, borrando en el camino a la mayoría de la población del planeta”.[3]

Aunque ambas historias salen de mentes ingeniosas, llenas de filosofías anti bíblicas, no dejan de exhibir un mundo en el que la humanidad es presa de sus propias acciones, por experimentar en laboratorios, por desconfianza o por avaricia. Asimismo, el comentario de los expertos en videojuegos es generalizado, porque no ven solo unos juegos en alta definición y con buenos argumentos, sino una trama que podría ser una realidad en un futuro no muy lejano. Avizoran un mundo sin tecnología, sin reglas sociales, sin gobierno, sin agua, sin luz y con escasas provisiones será inevitablemente una humanidad manosque regrese a sus raíces, a los instintos básicos, a la lucha por sobrevivir. Y aunque predicen que la humanidad sucumbe en su apogeo y que un final catastrófico está cercano, como en los videojuegos, ellos piensan que la única alternativa de salvación recae en los seres humanos.

Sin embargo, muy a pesar que las predicciones sobre un final dramático son innegables, y que ya iniciamos el recorrido del camino difícil, la salvación no está en las manos del hombre, sino en las manos de Jesucristo. Tanto caos, dolor extremo y sufrimiento incontrolado que golpean a la humanidad, solo pueden ser interrumpidos, por algo más poderoso, el regreso de Jesús a esta tierra: “La señal del Hijo del hombre aparecerá en el cielo, y se angustiarán todas las razas de la tierra. Verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. Y al sonido de la gran trompeta mandará a sus ángeles, y reunirán de los cuatro vientos a los elegidos, de un extremo al otro del cielo”.[4] ¡Sí, Cristo viene!, para acabar con los días difíciles, pero tengamos en cuenta que “el Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca sino que todos se arrepientan”, además “el día del Señor vendrá como un ladrón. En aquel día los cielos desaparecerán con un estruendo espantoso, los elementos serán destruidos por el fuego, y la tierra, con todo lo que hay en ella, será quemada”.[5]

Mi amigo (a), en estos tiempos difíciles, “no debemos, pues, dormirnos como los demás, sino mantenernos alerta y en 0508062X2nuestro sano juicio. Los que duermen, de noche duermen, y los que se emborrachan, de noche se emborrachan. Nosotros que somos del día, por el contrario, estemos siempre en nuestro sano juicio, protegidos por la coraza de la fe y del amor, y por el casco de la esperanza de salvación; pues Dios no nos destinó a sufrir el castigo sino a recibir la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo”.[6] ¡Que así sea! /////.

joe  firma 3

Desde mi rincón de poder…y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)


[1] Mateo 24:6-8,12 NVI

[2] http://www.bbc.co.uk/mundo/blogs/2014/07/140716_blog_un_mundo_feliz_apocalipsis.shtml

[3] Ibid.

[4] Mateo 24.30,31 NVI

[5] 2 Pedro 3.9,10 NVI

[6] 1 Tesalonicenses 5.6-9 NVI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s