ACABARÁ SU OBRA

“Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús.” (Filipenses 1.6, NVI)

copo 2Dios hace todas las cosas perfectas. Lo que sale de su mano está revestido de precisión y hermosura por donde se le mire. Con razón el escritor bíblico, cuando por revelación se encuentra frente a la agenda creadora de Dios, escribe: “Dios miró todo lo que había hecho, y consideró que era muy bueno. Y vino la noche, y llegó la mañana: ése fue el sexto día”.[1]

Si bien es cierto, que la corrupción de pecado desfiguró la belleza de las obras de Dios, puesto que la “creación aguarda con ansiedad la revelación de los hijos de Dios, porque fue sometida a la frustración… queda la firme esperanza de que la creación misma ha de ser liberada de la corrupción que la esclaviza, para así alcanzar la gloriosa libertad de los hijos de Dios”.[2] Además, mientras la creación aguarda su libertad, todavía podemos observar belleza y perfección en ella, por ejemplo los copos de nieve.

No hay dos copos de nieve iguales en el mundo, y esto se debe a la formación misma de la estructura. Un copo de nieve se forma cuando la temperatura es tan baja que los núcleos de condensación (pequeñas partículas que atraen las moléculas de agua mediante fuerzas electromagnéticas) en las nubes se congelan, formando pequeños bloques de hielo llamados cristales madre.

Revisando el portal mediciencia.com,[3] quedo asombrado como las moléculas de agua se ensamblan al cristal madre formando una red hexagonal,copo 2 la estructuralmente más estable entre moléculas de agua. El cristal de agua aumenta su tamaño a medida de que se le unan las moléculas de agua del entorno, pero siempre siguiendo la estructura hexagonal inicial, por lo que los copos de nieve siempre tienen seis lados. ¡Asombroso! Asimismo, la forma de un copo de nieve depende de la temperatura y la humedad en el entorno en que se forma. Más humedad permite que la estructura sea más compleja, mientras que la temperatura ideal para la formación de un copo de nieve son los -15 grados Centígrados. Más calor y estas no se formarán, mientras que temperaturas mucho más bajas causarán que los cristales madre terminen convirtiéndose en columnas o platos simples y sin características especiales. Es decir, es tan perfecta la obra de Dios, que cada obra suya tiene características particulares y únicas, cómo un simple copo de nieve que debe tener una temperatura y humedad adecuada para poder formarse.

De igual manera, el hombre, por ser creación suya, salió incorruptible de la mano de su creador. Belleza, simetría y equilibrio en todos los aspectos eran el sello de presentación de un hombre y una mujer. Pero como ya explicamos, el pecado también tocó a la humanidad y la volvió frágil, perecible e imperfecta. Sin embargo, en el creyente hay esperanza de que todo será hecho nuevo una vez más, porque “también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, gemimos interiormente, mientras aguardamos nuestra adopción como hijos, es decir, la redención de nuestro cuerpo”.[4] Puesto que en breve, “en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados. Porque lo corruptible tiene que revestirse de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad”.[5] Muy pronto todo volverá a ser perfecto.

vivalavidaju9Mientras tanto, no podemos desesperarnos cuando las cosas nos salen mal, o cuando la maldad toca nuestra fragilidad. No permitamos que el desánimo paralice nuestra esperanza, cuando vemos que no hacemos lo que está bien, sino por el contrario, hacemos el mal que nos desfigura más. Más bien, corramos a toda prisa para escondernos en la presencia de Jesús, Él es la perfección que cubre nuestras fallas, y que trabaja para que su obra finalmente se restaure.

Mi apreciado(a) compañero(a) de fe, al correr a Jesús y asirnos de él,  quedemos convencidos, cómo lo estuvo el apóstol Pablo, que “el que comenzó tan buena obra en nosotros la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús”, tan solo creamos que “en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos”, y aunque no sabemos qué pedir, “el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras. Y Dios, que examina los corazones, sabe cuál es la intención del Espíritu, porque el Espíritu intercede por los creyentes conforme a la voluntad de Dios”.[6]

Cuanta paz siento, que al saber que soy tan imperfecto, con tantas marcas de mis caídas diarias, Dios acabará el plan que tiene para mí. Por eso repitamos con esperanza: “No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí”.[7] ¡Amén!/////.

joe  firma 2

 

Desde mi rincón de poder…y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

 


[1] Génesis 1.31, NVI

[2] Romanos 8.19–21 NVI

[3] http://www.medciencia.com/por-que-no-hay-dos-copos-de-nieve-iguales/

[4] Romanos 8.23 NVI

[5] 1 Corintios 15.52–53, NVI

[6] Romanos 8.26–27 NVI

[7] Filipenses 3.12, NVI

 

VIDEO RELACIONADO (COPO DE NIEVE):

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. poder1844 dice:

    A los amigos que siguen lo que escribo: ¡paciencia con las meditaciones!, no es que deje de escribir, sino que estoy inmerso en otros proyectos… Dios los bendiga por su apoyo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s