FELIZ DÍA DEL AMOR

En todo tiempo ama el amigo; para ayudar en la adversidad nació el hermano.” (Proverbios 17:17, NVI)

Hand offering flowersUn día normal para mí, empieza con fortalecer mi fe y revisar el curso de la historia por medio de los periódicos mundiales. En mi lectura informativa de hoy, me fui encontrando con muchos títulos que resaltaban el amor y la amistad. En medio de ese bombardeo de amor, entré en cuenta que por estas fechas, muchas personas del mundo occidental, celebran el Día de San Valentín, día del amor o día de la amistad, en fin, algunos le han puesto otros nombres  para alejarse de la sombra de los santos, pero en síntesis, la celebración gira en torno al amor y la amistad.

En medio del conglomerado de amor, me puse a pensar en esa celebración, ¿cuáles son sus orígenes?, ¿los cristianos deberíamos sumarnos a esa fiesta?, y aunque tenía los conceptos claros, un artículo en un periódico secular, me facilitó las respuestas, y me ahorró el tiempo de investigación sobre sus orígenes. El título decía: “La historia de San Valentín: fiestas paganas y ejecuciones”.[1] De esa lectura resalto los siguientes puntos:

  • La fecha, hoy conocida por la veneración al amor y las parejas, tuvo su origen en una fiesta pagana de la Antigua Roma. Además, el santo al que le debe el nombre, encontró un funesto final.
  • Lupercalia, la festividad pagana de la fertilidad que celebraban los romanos el 13, 14 y 15 de febrero y con el que daban la bienvenida a la primavera, marca la base de esta festividad.
  • En dicha fiesta pagana, los hombres jóvenes se desnudaban y usaban látigos hechos con piel de cabra o de perro para azotar las espaldas de mujeres, en busca de mejorar su fertilidad.
  • Oficialmente, el primer día de San Valentín se celebró el 14 de febrero de 496 d.C., cuando el papa Gelasio I incluyó la festividad en el calendario litúrgico católico. Sin embargo, los orígenes del que hoy conocemos como el día de los enamorados se remontan a la Antigua Roma.

No obstante, un pregunta queda en el aire: ¿porqué “día de San Valentín? La respuesta es simple, aunque compleja:

  • Por un santo llamado Valentín. Sin embargo, en la segunda mitad del siglo III existieron al menos tres santos con el mismo nombre: un sacerdote romano, un obispo de Terni (ciudad italiana ubicada en la región de Umbría) y del tercero se sabe apenas que murió en África “tras sufrir junto a sus compañeros”.
  • Según la tradición católica, los tres santos fueron ejecutados un 14 de febrero. No obstante, el romántico significado de la fecha está vinculado al primero de ellos, el médico romano que se convirtió en sacerdote y que en el año 270 d.C. se opuso al emperador Claudio II “El Gótico” cuando éste prohibió el matrimonio entre jóvenes. La razón para que el gobernante tomara esa decisión era que los jóvenes solteros eran mejores soldados porque nada los ataba.
  • El sacerdote Valentín siguió casando a los jóvenes en secreto hasta que fue descubierto por los soldados romanos. En este punto la historia sobre San Valentín se divide en al menos cuatro versiones.
  • (1) Una indica que fue decapitado por orden de Claudio en el año 270, (2) otra apunta a que San Valentín se enamoró de la hija de su carcelario y poco antes de que lo ejecuten le envió una carta que terminó con la frase “de tu Valentín”, (3) una tercera narra que en lugar de enamorarse de la hija del carcelero lo que hizo fue curarla de la ceguera con la que había nacido y la (4) última señala que en realidad el sacerdote se rehusó a renunciar a su religión.

Definitivamente, el origen del “día del amor” es pagano. Entra al ámbito cristiano, porque el papa Gelasio I, representante del cristianismo católico, decidió reconvertirla en una festividad católica, como ya ocurrió con otras celebraciones no religiosas a partir del siglo V d.C.. No obstante, en 1969, durante el pontificado de Pablo IV y tras el Concilio Vaticano II, la festividad fue eliminada del calendario litúrgico. La razón principal fueron las diferentes versiones sobre su origen, y sus raíces paganas descaradas.

La Biblia, es clara y directa cuando se refiere al paganismo y lo que ella conlleva. A su vez, condena toda acción que lleve a imitar y practicar celebraciones paganas, por eso Moisés escribió: “… despójate de lo pagano que hay en tu corazón, y ya no seas terco”.[2]

Asimismo, cuando revisamos la historia,  la degradación de la fe cristiana en los primeros siglos y que ha traído consecuencias funestas hasta el día de hoy, tiene que ver con la introducción de fiestas paganas y sus celebraciones, matizadas y encubiertas bajo otros nombres. Porque “el espíritu de concesión al paganismo fomentó aún más el desprecio de la autoridad del cielo”.[3] El libro el Conflicto de los Siglos, explica acertadamente la degradación espiritual del cristianismo, producto de la relación con el paganismo:

¿Cuál fue el origen de la gran apostasía? ¿Cómo empezó a apartarse la iglesia de la sencillez del evangelio? Conformándose a las prácticas del paganismo para facilitar a los paganos la aceptación del cristianismo… Mientras aún vivían los apóstoles, la iglesia permaneció relativamente pura. “Pero hacia fines del siglo segundo, la mayoría de las iglesias asumieron una forma nueva; la sencillez primitiva desapareció, e insensiblemente, a medida que los antiguos discípulos bajaban a la tumba, sus hijos, en unión con nuevos convertidos, […] se adelantaron y dieron nueva forma a la causa” (Robert Robinson, Ecclesiastical Researches, capítulo 6, p. 51). Para aumentar el número de los convertidos, se rebajó el alto nivel de la fe cristiana, y el resultado fue que “una ola de paganismo anegó la iglesia, trayendo consigo sus costumbres, sus prácticas y sus ídolos” (Gavazzi, Lectures, 278). Una vez que la religión cristiana hubo ganado el favor y el apoyo de los legisladores seculares, fue aceptada nominalmente por multitudes; pero mientras estas eran cristianas en apariencia, muchos “permanecieron en el fondo paganos que seguían adorando sus ídolos en secreto”.[4]

Esta mañana, mi hija de 11 años, se levantó temprano y con una sonrisa pícara me dijo: “Feliz día del amor”. Y antes que yo respondiese, replicó: “Ya se lo que vas a decir”. Mientras la abrazaba, le decía al oído: “Feliz día del amor, hoy, ayer, mañana, mientras respiremos y más allá”, porque “en todo tiempo ama el amigo”, y no existe fecha exclusiva para decir “te amo” o para mostrar actos de bondad, basta que lo decidas, y ese será el momento oportuno para amar y perdonar.

Mi apreciado(a) compañero(a) de fe, quizas hoy es el día de entender la amonestación del profeta: “El SEÑOR tu Dios quitará lo pagano que haya en tu corazón y en el de tus descendientes, para que lo ames con todo tu corazón y con toda tu alma, y así tengas vida”.[5]

¡Feliz día del amor… hoy, mañana y hasta que el Señor vuelva!//////////.

firma 2017 1

Desde mi rincón de poder… un poquito antes del retorno de Jesús…

Ubícame en mi web site: www.poder1844.com o en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

 

__________________________________________

[1]https://bibliapoder.wordpress.com/2018/02/14/la-historia-de-san-valentin-fiestas-paganas-y-ejecuciones/

[2]Deuteronomio 10:16

[3]El Conflicto de los Siglos, 49.

[4]Ibid., 381.

[5]Deuteronomio 30:6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s