DOS MINUTOS PARA LA MEDIANOCHE

“Igualmente, cuando vean que suceden estas cosas, sepan que el tiempo está cerca, a las puertas.” (Marcos 13:29, NVI)

¿Sabías que existe un reloj que, en vez de medir el paso del tiempo, intenta mostrar cuán próxima la Tierra está de ser destruida, y su hora final es la medianoche? El

Lo llaman el “Reloj del Apocalipsis” (Doomsday Clock, en inglés), y “fue creado en 1947, tras la Segunda Guerra Mundial, por los científicos que participan en el Boletín de Científicos Atómicos”.[1]

Aunque no es un objeto en sí mismo, sino una ilustración, y no avanza o retrocede por una medida científica sino por el parecer del directorio de ciencia y seguridad del boletín, un grupo de expertos que se reúne dos veces por año para determinar cuánto nos resta para la medianoche. Como explica Rachel Bronson, directora ejecutiva y editora del boletín, donde se supervisa el manejo del reloj: “Es un símbolo que representa cuán cerca o lejos estamos de una catástrofe global. Y lo que queremos decir con eso es cuán cerca o lejos estamos de destruir la vida en la Tierra como la conocemos”.

La historia de este reloj del fin del mundo o “reloj del Apocalipsis”, da cuenta que sus manecillas han sido ajustadas en más de veinte ocasiones, con márgenes de 2 a 17 minutos, los cuales reflejan la preocupación de los científicos que lo concibieron ante el peligro de un conflicto nuclear al inicio de la Guerra Fría.

Por ejemplo, en 1949, con el primer ensayo nuclear de la Unión Soviética, las manecillas empezaron a moverse hacia el punto y final. Anuncio del Reloj del Apocalipsis

No obstante, hace pocas semanas atrás, el grupo de científicos que cada año ajusta el Reloj del Apocalipsis, ha establecido que este año estamos a “dos minutos de la medianoche”, es decir, a un par de minutos del final. Los responsables de ajustar las manecillas presentaron su veredicto en Washington D.C., luego de que analizaron los riesgos de las armas nucleares, del uso de bombas biológicas y el cambio climático.[2] Este metafórico reloj marcaba las 23:57 con 30 segundos el año pasado, tras las amenazas nucleares que enfrentaba el mundo, pero le fueron añadidos 30 segundos más este año. Es decir, para los académicos y científicos el fin del mundo está muy cerca.

Mi apreciado(a) compañero(a) de fe, el mundo observa con espanto cómo los acontecimientos ecológicos, morales y tecnológicos, que van sucediendo uno tras otro, están trayendo destrucción irreversible a nuestro mundo. Miran pasmados cómo el dolor, las injusticias y la inmoralidad se van apoderando de la sociedad, sin que nadie pueda hacer nada para detenerlos, sienten que todo se acaba. No obstante, dice el apóstol Pablo, que los seguidores de Jesús no están en la oscuridad, ni se desesperan cuando los días finales de esta tierra se vuelven  mas oscuros, porque el final de este mundo no nos va a sorprender como un ladrón sorprende a su víctima en la negrura de la medianoche.[3]

No hay sorpresa, ni temor para un verdadero cristiano por que sabe “acerca de los tiempos y fechas”, y aunque también sabe “que el día del Señor llegará como ladrón en la noche”, está consciente que la destrucción no llega sin antes avisar a través de señales “como le llegan a la mujer encinta los dolores de parto”.[4]

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por eso, un cristiano cabal, no se sorprende al ver a los iluminados de este mundo ir de un lado a otro sin encontrar la salida a los acontecimientos de estos tiempos, y que el reloj del Apocalipsis, ya está a punto de marcar la hora final, porque las palabras de Cristo son mas seguras que cualquier cálculo humano: “cuando vean que suceden estas cosas, sepan que el tiempo está cerca, a las puertas”.

El tiempo se acaba, y “ya que todo será destruido de esa manera, ¿no deberíamos vivir como Dios manda, siguiendo una conducta intachable y esperando ansiosamente la venida del día de Dios?”.[5] “Ese día los cielos serán destruidos por el fuego, y los elementos se derretirán con el calor de las llamas”, por lo tanto, compañeros(as) de fe, “mientras esperamos estos acontecimientos, esforcémonos para que Dios los halle sin mancha y sin defecto, y en paz con él”.[6]

El reloj del Apocalipsis está a dos minutos del final, y tú vida ¿está sincronizada a los tiempos finales? Tu respuesta y la mía es de vida o muerte eterna./////////.

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder… un poquito antes del retorno de Jesús…

Ubícame en mi web site: www.poder1844.com o en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

____________________________

[1]http://www.bbc.com/mundo/noticias-42825338

[2]http://www.bbc.com/mundo/noticias-42825338

[3]1 Tesalonicenses 5.4

[4]1 Tesalonicenses 5.1-3

[5]2 Pedro 3.11-12

[6]2 Pedro 3.14

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s