PEQUEÑAS COSAS

“Las moscas muertas apestan y echan a perder el perfume. Así mismo pesa más una pequeña necedad que la sabiduría y la honra juntas.”(Eclesiastés 10.1, NVI)  La brasileña Layane Dias, de 20 años, despertó una tarde[1]con un dolor insoportable en la espalda, ya no tenía movilidad en las piernas y tampoco sensibilidad desde el pecho…