ACABARÁ SU OBRA

“Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús.” (Filipenses 1.6, NVI)

copo 2Dios hace todas las cosas perfectas. Lo que sale de su mano está revestido de precisión y hermosura por donde se le mire. Con razón el escritor bíblico, cuando por revelación se encuentra frente a la agenda creadora de Dios, escribe: “Dios miró todo lo que había hecho, y consideró que era muy bueno. Y vino la noche, y llegó la mañana: ése fue el sexto día”.[1]

Si bien es cierto, que la corrupción de pecado desfiguró la belleza de las obras de Dios, puesto que la “creación aguarda con ansiedad la revelación de los hijos de Dios, porque fue sometida a la frustración… queda la firme esperanza de que la creación misma ha de ser liberada de la corrupción que la esclaviza, para así alcanzar la gloriosa libertad de los hijos de Dios”.[2] Además, mientras la creación aguarda su libertad, todavía podemos observar belleza y perfección en ella, por ejemplo los copos de nieve.

No hay dos copos de nieve iguales en el mundo, y esto se debe a la formación misma de la estructura. Un copo de nieve se forma cuando la temperatura es tan baja que los núcleos de condensación (pequeñas partículas que atraen las moléculas de agua mediante fuerzas electromagnéticas) en las nubes se congelan, formando pequeños bloques de hielo llamados cristales madre.

Revisando el portal mediciencia.com,[3] quedo asombrado como las moléculas de agua se ensamblan al cristal madre formando una red hexagonal,copo 2 la estructuralmente más estable entre moléculas de agua. El cristal de agua aumenta su tamaño a medida de que se le unan las moléculas de agua del entorno, pero siempre siguiendo la estructura hexagonal inicial, por lo que los copos de nieve siempre tienen seis lados. ¡Asombroso! Asimismo, la forma de un copo de nieve depende de la temperatura y la humedad en el entorno en que se forma. Más humedad permite que la estructura sea más compleja, mientras que la temperatura ideal para la formación de un copo de nieve son los -15 grados Centígrados. Más calor y estas no se formarán, mientras que temperaturas mucho más bajas causarán que los cristales madre terminen convirtiéndose en columnas o platos simples y sin características especiales. Es decir, es tan perfecta la obra de Dios, que cada obra suya tiene características particulares y únicas, cómo un simple copo de nieve que debe tener una temperatura y humedad adecuada para poder formarse.

De igual manera, el hombre, por ser creación suya, salió incorruptible de la mano de su creador. Belleza, simetría y equilibrio en todos los aspectos eran el sello de presentación de un hombre y una mujer. Pero como ya explicamos, el pecado también tocó a la humanidad y la volvió frágil, perecible e imperfecta. Sin embargo, en el creyente hay esperanza de que todo será hecho nuevo una vez más, porque “también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, gemimos interiormente, mientras aguardamos nuestra adopción como hijos, es decir, la redención de nuestro cuerpo”.[4] Puesto que en breve, “en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados. Porque lo corruptible tiene que revestirse de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad”.[5] Muy pronto todo volverá a ser perfecto.

vivalavidaju9Mientras tanto, no podemos desesperarnos cuando las cosas nos salen mal, o cuando la maldad toca nuestra fragilidad. No permitamos que el desánimo paralice nuestra esperanza, cuando vemos que no hacemos lo que está bien, sino por el contrario, hacemos el mal que nos desfigura más. Más bien, corramos a toda prisa para escondernos en la presencia de Jesús, Él es la perfección que cubre nuestras fallas, y que trabaja para que su obra finalmente se restaure.

Mi apreciado(a) compañero(a) de fe, al correr a Jesús y asirnos de él,  quedemos convencidos, cómo lo estuvo el apóstol Pablo, que “el que comenzó tan buena obra en nosotros la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús”, tan solo creamos que “en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos”, y aunque no sabemos qué pedir, “el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras. Y Dios, que examina los corazones, sabe cuál es la intención del Espíritu, porque el Espíritu intercede por los creyentes conforme a la voluntad de Dios”.[6]

Cuanta paz siento, que al saber que soy tan imperfecto, con tantas marcas de mis caídas diarias, Dios acabará el plan que tiene para mí. Por eso repitamos con esperanza: “No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí”.[7] ¡Amén!/////.

joe  firma 2

 

Desde mi rincón de poder…y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

 


[1] Génesis 1.31, NVI

[2] Romanos 8.19–21 NVI

[3] http://www.medciencia.com/por-que-no-hay-dos-copos-de-nieve-iguales/

[4] Romanos 8.23 NVI

[5] 1 Corintios 15.52–53, NVI

[6] Romanos 8.26–27 NVI

[7] Filipenses 3.12, NVI

 

VIDEO RELACIONADO (COPO DE NIEVE):

Anuncios

SI SE PUEDE

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” (Filipenses 4.13, NVI)

galsont 4Cuando leí la historia de Gal Sont, he tenido que reconocer con vergüenza que soy una persona tan bendecida, pero que no logro darme cuenta de eso. Algunas veces me quejo de las circunstancias, o quedo atrapado en proyectos personales hasta que todo salga a la perfección y desaprovecho la sonrisa limpia de mis hijos, la caricia sincera de mi hija o simplemente abrazar a mi esposa por cualquier motivo.

Gal Sont, un israelí de 38 años que sufre ALS, una de las enfermedades degenerativas de tipo neuromuscular más graves. Sucede cuando células del sistema nervioso llamadas motoneuronas disminuyen gradualmente su funcionamiento y mueren, provocando una parálisis muscular progresiva.

Sont, es un especialista en computación, vive en Estados Unidos, y desarrolló un sistema que llamó Click2Speak, algo así como “Haz Click para Hablar” que permite al usuario escoger palabras de una pantalla de computador con los ojos. A través de ese sistema, desarrollado para ayudar a quienes sufren la enfermedad, él pudo escribir su testimonio:

“Mi nombre es Gal Sont, casado, con dos hijas y tengo ELA desde hace seis años. He trabajado con computadoras toda mi vida y empecé a sentir dolores en mi brazo derecho y debilidad en la palma de la mano. Como esa es la mano que manipula el ratón, pensé que era porque estaba trabajando en exceso. Eso mismo pensaron los médicos. Les tomó ocho largos meses para el diagnóstico: ELA.

Fue un golpe duro. ¿Por qué yo? ¿Por qué ahora? ¿Podría haber un error? ¿Cómo me recupero? ¿Me puedo recuperar?

Soy un hombre práctico. Después de un día de sentirnos afligidos (mi esposa y yo) empezamos a planear el próximo paso y a galsont 3comprender cómo serían nuestras vidas futuras a lo largo de las diferentes etapas de la enfermedad y qué tendríamos que hacer para estar preparados. Sabíamos que no sería capaz de trabajar y que necesitaríamos hacer algunos ajustes financieros.

Decidimos no mencionar nada a nuestras hijas que eran muy pequeñas (2 y 6 años en ese entonces) y yo todavía no manifestaba señales serias de tener la enfermedad.

Hoy en día no puedo usar mis manos ni mis piernas, a duras penas puedo hablar pero soy un esposo, un padre 100% y me mantengo ocupado todo el día.

Estoy en casa todo el tiempo así que estoy a disposición de mi familia más que muchos. Alguien me cuida las 24 horas del día, así que puedo continuar viviendo una vida de buena calidad y gracias a la tecnología puedo comunicarme y usar la computadora con bastante facilidad.

Mis hijas (actualmente de 12 y 8 años) me ayudan cuando mi cuidador no está y mi esposa está muy ocupada alimentándome, limpiando mi boca, alcanzándome cosas, cambiando los canales de la TV, etc.

galsont¡Mantenerse ocupado es el secreto! Como soy una persona tecnológica, mis intereses actuales son cómo mejorar la calidad de vida de los discapacitados a través de la tecnología.

Desarrollé un teclado de pantalla “Click2Speak” que es utilizado por cientos de personas en todo el mundo. El teclado te permite controlar tu computadora y TV con los ojos. Actualmente trabajo en un BCI [1]

Mi vida no es nada mala y, en algunas formas, ha mejorado, lo creas o no… Antes de mi ELA trabajaba todo el día, ahora estoy en casa todo el tiempo con mis seres queridos, estoy cuidando y disfrutando de la vida, a pesar de mis limitaciones físicas.

Si estás leyendo esto porque acabas de descubrir que tienes, o que alguien cercano tiene, ELA, debes saber que no es el fin. Es el comienzo de un nuevo capítulo, uno lleno de desafíos. Pero, con la actitud correcta y aceptación puedes convertirlo en un buen capítulo con mucho tiempo para hacer lo que escojas y ames.

Yo amaba correr en mi motocicleta, hacer snowboard y kite surfing pero ahora he encontrado nuevos y emocionantes intereses”.[2]

A veces pasamos el tiempo con pensamientos negativos, o vamos envenenando nuestra vida con resentimientos y odios aparentemente justificados. Lo más triste, es que dejamos que la larva pegajosa del “no puedo” recorra nuestro cuerpo, y con todo a nuestro favor perdemos batallas antes de pelearlas.

No nos damos cuenta que todo lo podemos en Cristo que nos da las salidas para escapar de las tentaciones, la fuerza para frenar las dificultades y la alegría para disfrutar la vida. Con razón estas palabras sacuden de pies a cabeza: “Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o energiabeberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?”.[3]

Mi amigo(a), tienes tanto valor que no puedes estar por allí de rodillas frente a las imposibilidades, o paralizado frente al “no puedo” qué como un mosquito te amenaza. Hay tanto valor en tus papás, en tus hermanos, en tus amigos o en las personas más cercanas, que no puedes correr sin parar un instante para amarlos o decirles cuanto te importan. Hay tanta fuerza que el Señor quiere proveerte, que no puedes rendirte a la primera amenaza de tus retos personales o tus luchas diarias, porque todo lo podemos en Cristo nos fortalece.////.

joe  firma 2

Desde mi rincón de poder…y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

 


[1] Gal Sont, trabaja en otro proyecto que es una interfaz entre cerebro y computadora (BCI, por sus siglas en inglés). Conjuntamente con importantes universidades están desarrollando una solución para que se puedas controlar una computadora y un brazo robótico con los pensamientos.

[2] http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/12/141128_salud_bucket_challenge_als_testimonio_gal_sont_wbm

[3] Mateo 6.25–26, NVI

TENTACIÓN (Martes 27 de setiembre de 2011)

“Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido  a quienes lo aman” (Santiago 1:12 NVI)

Las tentaciones son momentos que se repiten muy a menudo en la experiencia de un joven.  Muchos jóvenes me han dicho: “no puedo con esa tentación”, y aunque no saben a precisión que significa esa palabra, saben muy bien que ceder puede ser doloroso.

Muchas veces la idea que se tiene de las tentaciones tienen  que ver solamente con situaciones sensuales, sin embargo “el sentido bíblico de esta palabra se relaciona con la idea de poner a prueba una cosa, porque el vocablo hebreo massa o massah se traduce como “prueba” en Dt. 4:34; 7:19 y 29:3”.[1] Esto quiere decir que el concepto de “tentación” tiene que ver con “una situación en la cual se combinan los conceptos de presiones físicas y emocionales conducentes a demostrar la calidad de algo”,[2] porque la palabra massa proviene de una raíz que habla de fundir un metal. Con razón el apóstol Pedro, compara nuestra fe con el oro que tiene que ser probado por el fuego, allí demuestra cuán verdadero es. De la misma forma, la fe es probada por las pruebas para demostrar que es merecedora de aprobación y gloria: “El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele”.[3]

Con razón el profeta Santiago, en el versículo de hoy, resalta la dicha que existe en un vida que pasa por la tentaciones y las vence. Mi apreciado amigo(a), las tentaciones son necesarias para probar cuan firme estamos en la fe que profesamos, esto podría parecer extraño, pero este día ruega por más pruebas y por “poder” para salir airoso de ellas. No salgas a correr en la vida, sino te pusiste de rodillas, porque “los que sean
vencedores deben ejercer hasta el extremo cada facultad de su ser. Deben agonizar sobre sus rodillas delante de Dios en procura de poder divino…”[4]… Hasta mañana

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en mi página web: www.poder1844.org


[1] Alfonso Lockward, Nuevo Diccionario de La Biblia. (Miami: Editorial Unilit, 2003), 1007.

[2] Ibid.

[3] 1 Pedro 1:7 NVI

[4] Review and Herald, 10-6-1890

PERSEVERA ¿CÓMO? (viernes 02 de septiembre de 2011)

“Por tanto, puesto que tenemos en derredor nuestro tan gran nube de testigos, despojémonos también de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos envuelve, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante” (Hebreos 12:1).[1]

El discípulo Mateo, en el contexto de los eventos finales, nos enseña que la perseverancia es el camino seguro para encontrar salvación.[2] La perseverancia genuina es un don del cielo que se va forjando en medio de las dificultades. La relación sería: más pruebas, entonces más perseverancia.  Sin embargo, las pruebas por sí mismas no producen perseverancia, porque en una vida sin fe, lo que viene después es rencor y resentimiento.

Por eso, el requisito básico para desarrollar perseverancia es confiar plenamente en Jesús, es aceptar que todo lo que nos pasa fue permitido para nuestro bien. Job entendió esta enseñanza y lo expresó así: “He aquí, aunque él me mate, en él he de esperar…”.[3] Esto quiere decir que delante de una dificultad debemos reclamar menos a Dios, e insistir más en agradecer el plan de Dios para nuestra vida. Esto quiere decir que las pruebas producen perseverancia, y ésta es posible solamente en la vida de un cristiano que se deja conducir por Cristo, porque este don “se relaciona implemente con la continua y paciente dependencia del cristiano de Cristo.[4]

Otra acción necesaria para obtener el don de la erseverancia es despojarse de todo peso que obstaculice nuestro caminar en la vida cristiana. Muchas veces los actos pecaminosos entretienen al cristiano, lo perturban y hace que esté preocupado más en lo que pueda pasar y no en depender y dejarse llevar por Cristo. Tomando la ilustración de una carrera, como lo hace Pablo, es muy difícil que un corredor pueda llegar a la meta con mucho peso obre su espalda, quizá al principio avance unos metros, pero luego el cansancio, el dolor de espalda, lo hará desanimarse y dejar la pista. De la misma forma, una vida cargada de pecado pone en peligro la carrera hacia el cielo, porque el mal debilita y desanima.

Mi amigo(a), hoy podemos descansar en Jesús, dejarle todo el peso, y prestamente entrar a la carrera, porque sin peso y onfiando en la Providencia, el don de la perseverancia será nuestra y ésta nos llevará a encontrarnos con nuestro Salvador.  Qué este fin de semana sean días de reiterar nuestra confianza en el plan de Dios para nuestra vida…

¡Feliz sábado!… Si Dios lo permite, seguimos el día martes…

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en facebook como: Joe Saavedra, y en twitter como: @joesaa


[1] La Biblia de las Américas (LBA)

[2] Mateo 24:13 NVI

[3] Job 13:15 RVA

[4] J.D. Douglas, Nuevo Diccionario Bíblico: Primera Edición (Miami: Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

PERSEVERANCIA (jueves 01 de septiembre de 2011)

“En verdad, consideramos dichosos a los que perseveraron. Ustedes han oído hablar de la perseverancia de Job, y han visto lo que al final le dio el Señor. Es que el Señor es muy compasivo y misericordioso” (Santiago 5:11 NVI)

La perseverancia es una cualidad que un cristiano debería tener si desea encontrarse con su Salvador. Una definición general de esta palabra dice que es la actitud de ser firme en alcanzar un objetivo. Otra, se refiere a la acción de alcanzar lo propuesto y buscar soluciones a las dificultades que puedan surgir. Además, estos conceptos seculares coinciden en que la perseverancia se inicia a partir del conocimiento que el ser humano posee y que se requiere sentido común y pensar que tal vez no lo logremos de inmediato; sin embargo es importante volverlo a intentar. Estas ideas son buenas pero incompletas, porque resaltan la humanidad del hombre como motor para alcanzarla.

La Biblia propone que la perseverancia es fruto de las pruebas, en ellas esta cualidad puede tomar forma y arrastrar al alicaído atleta hasta la meta. Así qué, el cristiano golpeado por las pruebas produce perseverancia que lo llevará al cielo. Pablo respalda esta idea: “Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia”.[1] Aunque en síntesis, este atributo no se produce en la humanidad corrompida sino proviene del cielo: “Que el Dios que infunde aliento y perseverancia les conceda vivir juntos en armonía, conforme al ejemplo de Cristo Jesús”.[2]

Por otro lado, según el Nuevo Diccionario Bíblico Certeza,  la perseverancia cristiana “es una cualidad del creyente”[3] porque es un don de Dios. “Es mediante su poder que aquellos que confían en él son ‘guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero'(1 Pedro 1.5)”.[4]

Mi amigo(a), pidamos esta mañana al Señor que nos conceda el don de la perseverancia, que las pruebas sean el aliciente para continuar. Mi deseo es, que pasemos por la experiencia de Job, que cuanto más grandes fueron sus pruebas, más grande fue su paciencia. Y la perseverancia trae dicha, compasión y misericordia. ¡Compruébalo!

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en facebook como: Joe Saavedra, y en twitter como: @joesaa


[1] Romanos 5:3 NVI

[2] Romanos 15:5 NVI

[3]J.D. Douglas, Nuevo Diccionario Biblico : Primera Edicion (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 2000).

[4] Ibid

SUFRIMIENTOS (miércoles 31 de agosto de 2011)

“Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce perseverancia…” (Romanos 5:3)[1]

Nada existe sin sentido en la vida de un hijo de Dios. Cada paso, cada acontecimiento es parte del plan de Dios, y ya lo dijo el discípulo Mateo: Él (Dios) les tiene contados a ustedes aun los cabellos de la cabeza”.[2] Entonces, deberíamos gozarnos en medio de la dificultades, porque éstas también están en el plan de nuestra vida. La palabra griega kauchaomai[3] involucra la idea de alegrarse en medio de los problemas, y hasta de jactarse por las pruebas, en el sentido de que todo proviene de Dios, y si Él lo permite es porque hay algo de mucha bendición detrás de eso.

Quiere decir que hasta los sufrimientos, los problemas y las pruebas que tenemos que enfrentar es parte del plan de Dios, con el objetivo de volvernos personas perseverantes. En nuestro texto de reflexión la palabra griega de perseverancia[4] es hupomone, que bien podría ser traducido como paciencia, o mejor aún “resistencia”.[5] En otras palabras, las pruebas tiene el objetivo de volvernos fuertes, porque solo así podremos soportar los embates de un mundo que no soporta cristianos fieles. La palabra de Dios advierte que un hijo de Dios tiene alternativa de permanecer de pie en este mundo si posee ciertas características: “Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes”.[6] Y esa fortaleza proviene de la confrontación cara a cara con las dificultades. Con esto es fácil entender por qué Pablo decía esto: “Por eso me regocijo en debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte”.[7]

En este contexto, Elena de White nos exhorta: “Sin cruz no hay corona. ¿Cómo podremos ser  fuertes en el Señor sin ser probados? Para tener fortaleza física, debemos ejercitarnos, del mismo modo que para tener una fe vigorosa debemos ser colocados en circunstancias en las que nuestra fe pueda ser probada. Cada tentación resistida, cada prueba valerosamente soportada, nos da una nueva experiencia y nos hace progresar en la obra de la edificación del carácter. Nuestro Salvador fue probado en todas las áreas, pero El siempre triunfó en Dios. Es nuestro privilegio ser fuertes en el poder de Dios en medio de todas las pruebas y gloriarnos en la cruz de Cristo”.[8]

Mi amigo(a), quizá sea confuso si te pido que oremos por tener más dificultades, pero así debe ser. Pidamos dificultades y también salidas, porque así fortalecemos nuestra vida, nos hacemos resistentes y nos preparamos para la crisis final. Solamente un cristiano resistente, mejor dicho, un cristiano perseverante se encontrará con Jesús, porque “el que persevera hasta el fin será salvo”.[9]

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en facebook como: Joe Saavedra, y en twitter como: @joesaa


[1] Reina Valera Actualizada (RVA)

[2] Mateo 10:30 NVI

[3] Barbara Aland, Kurt Aland, Matthew Black et al., The Greek New Testament, 4th ed. (Federal Republic of Germany: United Bible Societies, 1993, c1979), 417.

[4] Mañana complementaremos el concepto de “perseverancia”

[5] The Greek New Testament, 417.

[6] 1 Corintios 16:13 NVI

[7] 2 Corintios 12:10 NVI

[8] Reflejemos a Jesús, 1 de diciembre, “pruebas fuertes”.

[9] Mateo 24:13 NVI

CORRAMOS (martes 30 de agosto de 2011)

“¿No saben que en una carrera todos los corredores compiten, pero sólo uno obtiene el premio? Corran, pues, de tal modo que lo obtengan” (1 Corintios  9:24 NVI)

Al leer las noticias y conocer la historia de Oscar Pistorius es para quedarse motivado. Este sudafricano, primer atleta paralímpico[1] admitido en una competencia con atletas “normales”, alcanzó su sueño al llegar a las semifinales de 400 metros planos en el mundial de Corea del Sur, aunque el resultado de la competición haya sido desfavorable. A Oscar Pistorius le amputaron sus dos piernas por debajo de las rodillas antes de cumplir su primer año de vida debido a que nació sin peronés. Actualmente corre con prótesis de fibra de carbono.

Cuando los sorprendidos periodistas lo entrevistaron después de correr con atletas normales y con todos los miembros completos, Pistorius dijo: “Estoy muy emocionado, porque ha sido una gran experiencia venir aquí, a Daegu, no sólo desde el punto de vista de competencia, sino como un aprendizaje para mí. Tengo recuerdos que he ganado y se quedarán conmigo por el resto de mi vida. Esto ha sido una gran bendición”

A pesar que la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, en el año 2008, le prohibió competir con atletas normales, por considerar que sus prótesis de carbono le daban ciertas ventajas, él nunca se rindió y apeló ese fallo, finalmente el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) le autorizó a competir en los Juegos Olímpicos de Pekín. Para correr en la prueba de 400 metros debería haber obtenido la marca mínima que le exige la federación a todo deportista, pero no la consiguió. Y una vez más no se rindió, hasta que este año pudo competir con atletas normales en los Mundiales de Daegu (Corea del Sur) en 400 metros y en el relevo 4×400, y su meta sigue siendo los Juegos Olímpicos, esta vez en Londres 2012. ¡Y estoy seguro que lo logrará!, porque le puede faltar piernas, pero le sobra perseverancia y sacrificio.

Mi amigo(a), la vida espiritual es una carrera también, requiere sacrificio, mucho esfuerzo, a veces dolor y lágrimas.  El camino es angosto, empinado y muy accidentado, pero corramos de tal forma que obtengamos la corona. Que nada, ni nadie nos arrebate el premio, en derredor nuestro millares de ángeles hacen fuerza para que lleguemos a la meta. Si se puede, el apóstol Pablo pudo y ¿por qué nosotros no?… ¡Corramos, ya estamos cerca!

Pr. Joe Saavedra

Desde mi rincón de poder y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en facebook como: Joe Saavedra, y en twitter como: @joesaa


[1] Los Juegos Paralímpicos son la competición olímpica oficial para atletas con ciertos tipos de discapacidades físicas, mentales y sensoriales, como discapacidades motoras, amputaciones, ceguera y parálisis cerebral.