AMOR CONGELADO

Habrá tanta maldad que el amor de muchos se enfriará,” (Mateo 24.12, NVI)

soldiers against a sunsetEn esta última década el amor de los hombres no solo se ha enfriado, sino está congelado. Las imágenes del infame asesinato de un policía que estaba desarmado y herido, en el ataque de este miércoles a la sede de una revista francesa, ha sacudido a muchas personas y ha mostrado el nivel de insensibilidad de los seres humanos, confirmando que el amor ha sido confinado al lugar más frío de la Tierra.

Este acto que ha conmocionado a Francia, fue el epílogo del ataque contra la revista satírica francesa Charlie Hebdo en el que este miércoles murieron a tiros 12 personas en París, Francia. Ocho periodistas -entre ellos el editor de la revista, Stephane Charbonnier- y dos policías figuran entre los muertos. A esto se suma que mientras escribo esta reflexión, otras dos situaciones que definitivamente van a acabar en tragedia, ocurren en Francia: Al sureste de París, un hombre tiene retenidas a cinco personas en una tienda judía. El sujeto sería autor del asesinato de una policía ocurrido el jueves. Y al noreste de París, los terroristas que atacaron Charlie Hebdo el miércoles están cercados por las autoridades que han desplegado una enorme operación para capturarlos. Todo esto es una muestra más de las horrores que puede hacer una persona y nos impresiona mucho más, porque en la actualidad es más fácil filmar estos actos insanos y mostrarlos a través de las redes. En definitiva el amor está congelado, y podríamos decir en un sentido ilustrativo, que los cuerpos humanos andan sin corazón.

Lo cierto es que hay menos amor genuino y sobreabunda el amor fingido. No obstante, gran parte del amor que aparentemente es terroristas 2genuino, proviene de fuentes incapaces de producir amor verdadero. Asimismo, a pesar que pueda existir un amor bien intencionado, este no puede ser el verdadero, porque procede de esfuerzos humanos, y las acciones humanas están mezcladas de malas intenciones.

El amor genuino proviene de una fuente pura, y ésta puede estar a nuestro alcance. El apóstol Juan, presenta la fuente verdadera del amor y da las pruebas para saber si el amor que uno profesa viene de Dios, de lo contrario es un amor congelado. Leamos Juan 4:7–8:[1]

  • El amor es de Dios: El v. 7 comienza con un imperativo: “Amados, amémonos unos a otros”. A primera vista, pareciera fácil cumplir este mandamiento, pero no lo es. Entre nosotros, los seres humanos, hay la tendencia a creer que podemos imitar los atributos de Dios o hacer sus obras. Nada está más lejos de la verdad. En nosotros mismos no existe el verdadero amor ni la capacidad de imitarlo.
  • El amor es de Dios, no del diablo: El hombre natural sólo puede producir odio o amor artificial, porque él es de su padre el diablo, quien es homicida desde el principio (Juan 8:44). Aun cuando el hombre natural no haya llevado al terreno de la práctica el homicidio, en su corazón existe la propensión a él, porque no ha nacido de Dios.
  • El amor es de Dios, no de la carne: El creyente carnal, que no tiene comunión con Dios, no puede producir el verdadero amor tampoco. La primera virtud mencionada en Gálatas 5:22 como fruto del Espíritu, es el amor. El fruto del Espíritu se produce en el creyente cuando permanece en Cristo (Juan 15:1–8). Esta clase de amor sí puede cumplir con el mandamiento de Dios de amarnos unos a otros, porque proviene de él. Se da al que ha nacido de Dios, y le conoce.

Corazon%20de%20Pareja-219352_1024Mi amigo (a), en estos momentos varias familias francesas están llorando, porque sus amigos y familiares han muerto por causa de seres humanos con el corazón congelado. Quizás nosotros no podemos hacer nada por un mundo donde el amor está muy frío, pero si podemos cambiar el entorno que nos rodea. Mostremos a nuestra familia, amigos, iglesia y vecinos que el Sol de justicia ha descongelado nuestros corazones y que nuestro amor es genuino. Con el corazón descongelado podemos mostrar y decir: “Dios es testigo de cuánto los quiero a todos con el entrañable amor de Cristo Jesús”.[2] ¡Que así sea!//////.

joe  firma 2

 

Lejos de casa, cerca de mi hogar… ¡Maranata!

Ubícame en la página web: www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

 


[1] Arturo Collins, Estudios Bíblicos ELA: Comunión sublime (1ra Juan) (Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C., 1995), 61–62.

[2] Filipenses 1.8 NVI

NOCHE DE AMOR VERDADERO

“Queridos hijos, no amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad.” (1 Juan 3.18, NVI)

guerra navidadLa historia cuenta que hace 100 años, cuando el frío apretaba y la locura de algunos altos líderes azuzaban odio y muerte, puesto que las hostilidades se hacían cada vez más intensas en la Primera Guerra Mundial, se encendieron unas luces desde el bando alemán de Ypres (Bélgica). Al otro lado del campo de batalla el bando británico esperaba un furioso ataque alemán, pero de pronto se escucharon melodías de villancicos que fueron apagando en la mente de los combatientes el ruido traumático del fuego cruzado.

Cuentan que los combatientes de ambos bandos fueron asomando con sigilo desde sus trincheras y, muy cautelosos, comenzaron a acercarse para darse un impensado encuentro en la ‘tierra de nadie’. Frente a frente, los ‘enemigos’ alemanes y británicos compartieron un momento impensado de experiencias y sentimientos que solo puede lograr la Navidad. Un soldado sacó de sus cacharpas un Viejo guerra navidad 2balón de fútbol y ese fue el gran motivo para jugar un partido amistoso que la historia no olvidará.[1]

Sin embargo, tras esa Nochebuena, aquellos que no comprendían el amor, ni se dejaban llevar por la paz del perdón y que vivían odiando, provocaron el retorno de las funestas balas y extendieron la guerra por tres años más.

De la misma forma, quien no sabe amar de verdad, y vive atrapado en la telaraña del resentimiento, la venganza y los recuerdos dolorosos, extiende conflictos, reaviva contiendas, vive escapando de las miradas sinceras.

Por estas horas algunos ya celebran la denominada “nochebuena”, otros están a la expectativa. Las tiendas están abarrotadas de gente que corren a buscar un regalo y las calles están congestionadas por miles de autos que aceleran para llegar a la esperada cena. Todos quieren compartir, todos quieren regalar, todos quieren una cena inolvidable. No obstante el mayor regalo que puedes hacer esta noche y todas las noches es “amar con hechos y verdad”.

Vivimos en tiempos de hipocresía, de falsas sonrisas, de apariencias, de la filosofía del “chicle”,[2] ¡sí!, de esos que dicen: “a esa persona lo masticoRegalos-de-Navidad pero no lo trago”, es decir aman solo de palabra de los labios hacia afuera. Pero el verdadero amor se prueba con hechos y verdad. Y el amor en hechos y verdad toma en cuenta estas tres reflexiones, que están inmersos en el contexto de nuestro texto de hoy:

1. “Todo el que odia a su hermano es un asesino”,[3] porque el que ama con hechos y en verdad no asesina a su familia, amigos, seres cercanos, ni a nadie. El apóstol Juan no se refiere directamente a los que matan físicamente, con un arma o algún objeto, sino a los que matan con sus acciones. Porque muchos no necesitan un arma para herir o matar a una persona, sino que su lengua, su mirada, sus gestos, sus reacciones pueden lastimar más que una bala disparada con furia. Quizás hoy, podría ser un día propicio para pensar y dar una mirada alrededor y percatarnos de cuantas personas hemos herido, y la mejor nochebuena será cuando te acerques y con acciones de amor trates de curar la herida.

2. “En esto conocemos lo que es el amor: en que Jesucristo entregó su vida por nosotros. Así también nosotros debemos entregar la vida por nuestros hermanos”,[4] y esto podría ser hasta literal, cómo esa madre que en pleno terremoto puso el cuerpo para que su pequeña hija pueda vivir cuando una pared caía sobre ella. Pero, la mejor forma de poner la vida por una persona, es tratar de entenderla, de colocarse “en sus zapatos”, de aceptar que cada uno es lo que vivió y experimentó. Cada ser humano tiene entretejido diversas emociones que se fortalecen o se debilitan con las vivencias de su existencia, es decir, reacciona de una u otra manera porque hay emociones que la llevan en una u otra perdondirección. Por eso antes de juzgar o criticar a alguien, pensemos que hay emociones bien o mal tratadas que empujan a una persona a reaccionar de alguna manera. El profeta Samuel sabía de esto, porque Dios claramente le dijo que el ser humano mira lo que sus ojos le permiten, pero Dios juzga las intenciones del corazón. Tratemos de mirar más allá de lo que nuestros ojos observan, eso es dar la vida por un hermano.

3. “Si alguien que posee bienes materiales ve que su hermano está pasando necesidad, y no tiene compasión de él, ¿cómo se puede decir que el amor de Dios habita en él?”.[5] Dios nos bendice materialmente, no solamente para ahorrar o comprarnos las mejores cosas, sino para compartir con los que menos tienen, porque la “religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es ésta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones”.[6] En las sguientes horas mientras abres emocionado algún regalito, o el calor de tu hogar haga más deliciosa la cena, recuerda que algún hijo de Dios tiene poco o no tiene nada, y no necesitas viajar a algún lugar remoto para toparte con necesitados, solamente abre tu ventana, observa la calle y verás necesidad. Hoy, y todos los días uno de ellos puede ser feliz por tu acción de amor deliberada.ayudar

Hace 100 años una guerra sin sentido, se detuvo un momento porque esos soldados se acordaron que sabían amar. El amor verdadero puede parar conflictos, solucionar guerras, unir parejas, reconciliar hijos, perdonar amigos y reconstruir vidas.

Mi amigo(a), estas fiestas puedan ser un pretexto oportuno para revisar si nuestro amor por los que nos rodean es verdadero, si amamos con hechos y en verdad. Hoy el amor de Dios puede frenar nuestras acciones asesinas, nuestras críticas apresuradas y nuestras ansias de recibir antes que dar, porque “con amor y verdad se perdona el pecado, y con temor del SEÑOR se evita el mal”.[7]

¡Feliz nochebuena!…. /////.

joe  firma 2

 

Desde mi rincón de poder…y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

 


[1] http://www.fifa.com/aboutfifa/news/newsid=2495758/index.html?intcmp=fifacom_hp_module_news

[2] Goma de mascar

[3] 1 Juan 3.15 NVI

[4] 1 Juan 3.16 NVI

[5] 1 Juan 3.17 NVI

[6] Santiago 1.26 NVI

[7] Proverbios 16.6, NVI

 

VIDEO RELACIONADO:

POCO TIEMPO

“Pocos son los días, y muchos los problemas, que vive el hombre nacido de mujer” (Job 14.1, NVI)

valora vidaLo que hizo Chris Picco por su hijo, ha dejado consternados a miles de personas en el mundo, y los llevado a reflexionar sobre el valor del tiempo y la vida.

La historia con su hijo Lennon James,[1] empieza hace unos cinco meses atrás, cuando el pequeño iba creciendo en el vientre de su esposa Ashley. Chris agarraba su guitarra, le cantaba canciones de uno de sus grupos preferidos y el pequeño se movía dentro de la barriga de su madre cada vez que sonaba música en el exterior. Pero, cuando apenas llevaba 24 semanas de gestación, la mujer tuvo que ir de urgencia al hospital por una complicación en su embarazo.

Repentinamente, el color feliz de su historia comenzó a teñirse de matices grises, porque su esposa murió en plena operación, mientras trataban de salvar a su hijo. El pequeño nació muy débil.

Por ser un bebé prematuro, que solo pudo estar casi cinco meses en el vientre de su madre, y con otras descompensaciones, tenía poca esperanza devalora vida 3 sobrevivencia. Chris, con el dolor de la pérdida de su esposa, no se despegó de su primer hijo, conociendo que también podía perderlo. “Mientras cuidaba a Lennon, que luchaba por su vida en una incubadora, rodeado de enfermeros y médicos, Chris recordó la pasión de la música que el pequeño manifestaba desde sus primeros días. Entonces, pidió permiso para llevar su guitarra para poder tocarle música a su hijo”.[2]

Este padre, consiguió el permiso y cumplió su deseo: durante horas, tocó música para su hijo y ese momento fue registrado por un video con tanto contenido emocional que rápidamente se viralizó, y miles de personas pudieron ver la emoción de un padre que aprovecha el poco tiempo de vida que le quedaba a su hijo, para mostrarle todo su amor. Lennon James Picco murió a los cuatro días de haber nacido.

valora vida 5El propio Chris Picco contó la triste noticia con un mensaje a través de sus amigos: “Mi pequeño luchador, Lennon James Picco se durmió en los brazos de su papá anoche. Estaba rodeado de familia, amigos, y los mejores médicos, enfermeros y personal del hospital del mundo. Estaba vestido con un conjunto que Ashley le había comprado, que tenía pequeñas guitarras, y envuelto en una manta hecha por un amigo muy querido. Estoy tan agradecido por los cuatro días inolvidables que tuve para pasar con él. Su mami hubiera sido tan feliz de verlo y abrazarlo, tocarlo, bañarlo, cantar para él -como yo he tenido el privilegio de hacer”.

El mensaje termina así: “He sido muy bendecido y honrado de amarlo antes de que él se formara, de alentarlo mientras su mamá lo llevaba, de encontrármelo cara a preciosa cara, y de sostener su perfecto pequeño cuerpo mientras decíamos «Adiós por ahora». No hay palabras, pero quería mantenerlos actualizados, ya que su amor y apoyo ha significado más que nada en el mundo. Todo lo que necesitas es valora vida 4amor”.[3]

Quizás hay que ser padre para entender todo el dolor que debe cargar Chris, porque hay algo que conecta a un papá con un hijo. Los que somos papás sabemos que hay una conexión de sangre, de tal forma que cada emoción que vibra en la vida de un hijo hace eco en nuestra propia vida. No obstante, el dolor de este padre es aún más intenso, porque en pocos días se quedó sin esposa y sin hijo, pero sus acciones nos llevan a valorar la vida corta que tenemos, y que muchas veces lo desperdiciamos o dejamos que pase pensando que mañana lo aprovecharemos.

A veces tenemos que pasar por situaciones extremas para reaccionar y darnos cuenta que estamos desperdiciando la vida, y que hemos desaprovechado momentos que no volverán jamás. El orgullo, el rencor, el resentimiento, el egoísmo y el dolor son bloqueadores de la fuente interna que tenemos y que produce amor, ingrediente elemental que nos hace disfrutar cada experiencia y ser tolerantes con los demás.

Satanás es el que alienta esos bloqueadores, los engrosa y los hace indestructibles. Pero dentro de esas murallas, el ser humano no vive, sino solo observa como la vida se le escapa de las manos, puesto que los hijos de Dios “sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida porque amamos a nuestros hermanos. El que no ama permanece en la muerte”.[4]

padre-hijo-1El amor que viene de Dios libera la fuente de amor contenido y bloqueado, y hace que valoremos la insignificancia de la vida y el recorrido corto que nos espera. Liberados, nos percatamos que nadie es perfecto, que podemos entender y perdonar, escuchar e intentarlo de nuevo. En ese estado de amor, entonces no existe un amanecer más, ni una puesta de sol igual, sino que cada minuto es un continuo agradecimiento por el aire que respiramos y por los abrazos que podemos dar. Recordemos, el día de hoy no volverá jamás, y mañana no será igual que hoy.

Hace algunas semanas atrás, después de ver con la familia una película, mi pequeña hija me hizo una pregunta mientras la llevaba a su habitación: “papito, ¿si me muero, qué harías?” Por unos segundos me quedé en silencio, no esperaba una pregunta así, más bien tenía apuro de dejarla y terminar ese día. Me di cuenta que si mi pequeña se estaría muriendo le diría mis mejores palabras, tal vez la cargaría y jugaría con ella como nunca antes y hasta quizás la acompañaría hora tras hora hasta su último suspiro, pero como estaba viva, en mi mente estrecha todavía estaba la idea de que tenía mucho tiempo y que quizás mañana podría verla un momento. ¡Cuánta pena tuve de mí mismo aquella noche!Corazon%20de%20Pareja-219352_1024

Mi apreciado(a) amigo(a), “pocos son los días, y muchos los problemas, que vive el hombre nacido de mujer”, no la desperdicies. No dejes que los bloqueadores del amor te hagan vivir muy rápidamente y dejes pasar momentos únicos con las personas que amas. Ama, enamórate de la vida, detén tu caminar acelerado y respira aire puro, recita tus mejores palabras de amor, dale tiempo a lo que importa, perdona, busca, reconcíliate, inténtalo una vez más y por sobre todo, no dejes pasar un minuto sin haber agotado todas tus fuerzas en hacer feliz a los que están más cerca de ti. Quizás un día, en los últimos momentos que la muerte vil te da para reflexionar, se escape de tus labios, como un tiro mortal, esta frase: “He vivido en vano”./////.

joe  firma 2

Desde mi rincón de poder…y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa (@joesaa)

 


[1] http://elcomercio.pe/mundo/eeuu/desgarradora-despedida-padre-su-bebe-prematuro-video-noticia-1771148?ref=nota_deporte-total&ft=mod_porsi&e=titulo

[2] Ibid.

[3]Ibid.

[4] 1 Juan 3.14, NVI

 

VIDEO RELACIONADO:

GUERRAS Y PASIONES

¿De dónde surgen las guerras y los conflictos entre ustedes? ¿No es precisamente de las pasiones que luchan dentro de ustedes mismos? (Santiago 4:1 NVI)

Corazon 4Las noticias internacionales dicen que Estados Unidos está listo para una posible acción militar contra Siria en los próximos días, con el fin de castigar el uso de armas químicas contra civiles, perpetrada, según inteligencia americana, por el presidente sirio, Bashar Assad y su gobierno.  A esta posible acción militar se están uniendo el Reino Unido y otros países occidentales. Sin embargo en el otro bando, los aliados de Siria, Rusia y China, dos potencias mundiales y pesos pesados en el Consejo de Seguridad de la ONU, rechazan tal ataque y amenazan represalias. En medio de esta coyuntura, muchos analistas internaciones, prevén una solución diplomática por las consecuencias negativas que traería un conflicto así, no obstante, otros, ya anuncian una tercera guerra mundial. ¿Qué se viene?, ¿cómo acabará este conflicto?, ¿el mundo presenciará otra guerra de magnitudes globales?

No sabemos que pasará, pero sí deberíamos saber, que los constantes conflictos bélicos, el perfeccionamiento de armas de destrucción masiva y el lenguaje intransigente de muchos países que poseen armas nucleares, son señales claras del inminente regreso de Jesús. Cuando le preguntaron de las señales de su venida, Él mismo respondió así: “Ustedes oirán de guerras y de rumores de guerras…”.[1] Sin embargo, estos roces militares, no deberían preocuparnos más que las guerras y los conflictos que suceden en tu vida y en la mía. Estas guerras entre superpotencias están fuera de nuestro alcance, no podemos hacer nada frente a ellas, pero si podemos vivir en paz y perdón con las personas que nos rodean.

Con razón el apóstol Santiago, se pregunta: “¿De dónde surgen las guerras y los conflictos entre ustedes?”, y el mismo responde esa inquietud con otra pregunta: “¿NoKONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA es precisamente de las pasiones que luchan dentro de ustedes mismos?”. Y la verdad es que los conflictos surgen de los deseos sensuales o placeres internos (del griego “jēdonōn” del cual deriva el concepto “hedonismo”). El hedonismo, es la doctrina filosófica basada en la búsqueda del placer y la supresión del dolor y de las angustias, como objetivo o razón de ser de la vida. Cómo dicen Walvoord y Zuck, “el hedonismo, la filosofía del ‘playboy’ que convierte al placer en el fin principal de la humanidad, todavía batalla en el corazón de las personas”.[2] Con razón las personas no resuelven conflictos, y las provocan aún más, cuando no les importa nada, ni nadie, más que satisfacer y dar confort a su vida. Mientras una persona “llena de pasiones”, no tenga que hacer sacrificios por el bienestar de otros, todo está bien. Por eso los conflictos no encuentran solución, porque el egoísmo “hedonita” impera en la vida de los seres humanos.

Los versículos 2 y 3, del capítulo 4 de Santiago, complementan la respuesta de las verdaderas causas de las guerras y conflictos entre seres humanos: “Desean algo y no lo consiguen. Matan y sienten envidia, y no pueden obtener lo que quieren. Riñen y se hacen la guerra. No tienen, porque no piden. Y cuando piden, no reciben porque piden con malas intenciones, para satisfacer sus propias pasiones”. Es decir, “la guerra es fruto de los deseos ilícitos. La concupiscencia trae consigo el asesinato. La codicia resulta en la frustración de no cumplir los antojos tan ardientemente deseados. Todo conduce a ‘las guerras’ y ‘los pleitos’ que ‘combaten’ contra las personas que se mencionan en el v. 1. La última parte del v. 2, ‘No tienen, porque no piden’, se entiende mejor cuando se relaciona con el v. 3. Santiago no afirmó que la razón por la que los deseos no eran satisfechos era que las personas no pedían a Dios que los cumpliera. Simplemente revela que la fuente de conflicto está en la profundidad del codicioso corazón humano”.[3]

corazon 3Mi amigo (a), el ser humano no es libre, aunque lo crea o lo parezca, porque sus pasiones lo manejan y le hacen tomar decisiones. Las guerras, las separaciones, las peleas, los resentimientos, los odios, los conflictos, y toda situación que haga sufrir y llorar a las personas, tienen su origen en los corazones egoístas y codiciosos, que se dejan llevar por sus pasiones. Con razón el profeta Jeremías decía: “Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio. ¿Quién puede comprenderlo?”.[4] Y la respuesta a esa pregunta sale de la boca soberana de nuestro Dios, cómo solución a las pasiones egoístas: “Yo, el SEÑOR, sondeo el corazón y examino los pensamientos, para darle a cada uno según sus acciones y según el fruto de sus obras”.[5] La solución efectiva para nuestro corazón perverso, es dejarlo en las manos de su Creador, porque él no hizo un corazón malogrado, y Él solo puede repararlo. ¡Entreguemos nuestra vida a Dios nuevamente, entonces nuestro corazón producirá deseos de amar, personar y bendecir!

joe  firma 3

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en la página web: www.poder1844.org, en el Facebook: http://www.facebook.com/poder1844, o en Twitter: https://twitter.com/joesaa


[1] Mateo 24:6 NVI

[2] John F. Walvoord and Roy B. Zuck, El Conocimiento Bíblico, Un Comentario Expositivo: Nuevo Testamento, Tomo 4: Hebreos-Apocalipsis (Puebla, México: Ediciones Las Américas, A.C., 2006), 76.

[3] Ibid.

[4] Jeremías 17:9 NVI

[5] Jeremías 17:10 NVI

¿CÓMO AMAMOS? (Lunes 02 de abril de 2012)

“Si alguien que posee bienes materiales ve que su hermano está pasando necesidad, y no tiene compasión de él, ¿cómo se puede decir que el amor de Dios habita en él? Queridos hijos, no amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad” (1 Juan 3:17-18 NVI)

Un joven me preguntó hace algunos días atrás: “¿cómo sé que estoy amando a mi prójimo?, ¿cuál es la prueba de que amo a los seres que me rodean? Una pregunta que podría añadirse es: ¿tengo que sentir algo, o son ellos los que deben sentirlo?

Quizá la prueba del amor, no estriba en el hecho de sentir o no, porque lo que pasa en el interior de la otra persona no lo podemos saber, y quizás en el nuestro la cosa es confusa, y los sentimientos son así, por lo tanto, amemos a todos, aún a los que nos agradan, puesto que el amor es un principio, y si actuamos en base a él, los sentimientos serán reales. Sin embargo, la pregunta sigue firme: ¿cómo podemos saber que amamos al prójimo?, especialmente a las personas que no nos gradan o no le agradamos.

Me topé con una persona que con mucha sinceridad me dijo: “no soporto a esa persona, cada vez que puede trata de humillarme, me dan ganas de empujarlo y hacerlo caer”. ¿Qué hacer?, en ese contexto ¿se podría amar? El apóstol Juan, aborda un punto importante, que pone al amor verdadero sobre la mesa: “…no amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad”. El amor no está basado en sentimientos románticos o sueños de castillos medievales, el amor se puede tocar, oler o escuchar. El amor real se interesa más en el bienestar de quién es amado que de uno mismo. Con razón el texto de hoy empieza con la mayor prueba del amor: “Si alguien que posee bienes materiales ve que su hermano está pasando necesidad, y no tiene compasión de él, ¿cómo se puede decir que el amor de Dios habita en él?”. Es decir, el amor real que viene de Dios, se complace en satisfacer las necesidades de nuestro prójimo, sea quien sea. En síntesis el amor es dar, entregar, hacer feliz. El mayor ejemplo de lo que venimos diciendo lo tenemos en la acción de Cristo: “Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna”,[1] Jesús amaba de verdad por eso “lo entregó todo”, y dentro de los beneficiados están aquellos que los que atentaron contra su vida.

¿Cómo podemos saber que estamos amando?, esta pregunta también se puede responder con otra: ¿qué estamos haciendo por los que nos rodean, especialmente por los que nos tratan mal?, si nos empeñamos en que sean felices y que toda acción va dirigida en satisfacer sus necesidades, entonces hemos entrado en la dimensión de Cristo, por donde transitan los que entregan todo, aún a los que hacen escarnio.

Mi amigo (a), vivamos demostrando amor, entregando todo, haciendo el bien, aún a los que hacen el mal. Sé que es una tarea difícil, especialmente por los que quizá agarren “nuestro favor” y nos los arrojen a la cara, sin embargo todo es cuestión de tiempo, el amor no falla y hace posible las mayores conversiones, hasta los que pensamos imposibles.

Pr. Joe Saavedra

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en mi página web: www.poder1844.org


[1] Juan 3:16 NVI

APRENDAMOS A AMAR (viernes 30 de marzo de 2012)

“Si alguien afirma: «Yo amo a Dios», pero odia a su hermano, es un mentiroso; pues el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede amar a Dios, a quien no ha visto” (1Juan 4:20 NVI)

El libro de primera de Juan, contiene muchas afirmaciones sobre el amor, específicamente el amor hacia las personas más cercanas, y en general con todos a aquellos que nos relacionamos. Cómo ejemplos podemos resaltar los versos 2: 9 – 11; 3:10, 14,15, 17 – 19, y sobre estos resalta el capítulo 4, que podría ser considerado el capítulo del amor por encima de 1 Corintios 13, pues emplea veintiún veces la palabra “amor”, frente a los ocho de Corintios. Una muestra del capítulo cuatro, es este verso que todo cristiano lleva en los labios: “El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor”.[1] Entonces, primera de Juan tiene como tema principal el amor a los seres que nos rodean, tratarlos con aprecio y cariño, y estar atentos a sus necesidades. Solamente una persona sensible al amor puede manifestarla.

Sin embargo, todo estaría bien, sino fuera que el autor de ese libro se llamaba el “hijo del trueno”. Ese apelativo, no llegó gratis, probablemente Juan se lo ganó merecidamente. Quizás fue un “cabeza caliente”, una persona reactiva y listo para agredir y tratar mal a los demás. Hijo de trueno, resalta el temperamento duro e insensible de Juan. Entonces, ¿cómo una persona insensible puede hablar de amor?

Pero, algo sucedió con Juan cuando se encontró con Jesús y comenzó a convivir con él. La presencia amable  de Jesús y su dulce espíritu de humildad y paciencia impresionó a Juan y él fue absorbiendo todo eso. Su temperamento duro e implacable comenzó a ser sacudido por el comportamiento suave y amoroso de su maestro. Poco a poco la fiereza de Juan fue cediendo al toque de amor de Jesús, hasta el punto de llegar a cuidar a María, como su propia madre. Más adelante las persecuciones y dificultades terminaron de transformar al Juan Trueno en Juan Amoroso. El amor de Jesús había impregnado cada rincón de la vida de Juan, hasta el punto de atreverse a escribir sobre el amor y el trato amable que debemos tener con las personas que nos rodean. La primera epístola que escribió es un ejemplo de eso, prácticamente cada versículo lleva la palabra “amor”.

Y nosotros, ¿seremos hijos de trueno?, ¿amamos a los demás como Jesús amaba?, ¿las personas se sienten bien cuando están con nosotros?, ¿podemos hacer felices a las personas de nuestro entorno? Responde estas preguntas con sinceridad y encontrarás la verdad, porque en algunos casos los hijos del trueno ni cuenta se dan que maltratan a los demás, piensan que ellos están bien y los demás no.

Si reconocemos que somos hijos de trueno, y que tratamos mal a las personas y que a más de uno hemos hecho llorar y sentirse miserable, ¡hay esperanza en Jesús! Imitemos al más grande hijo de trueno, Juan, quién corrió a Jesús, se quedó en su presencia y absorbió el amor verdadero que solo puede salir del corazón de Dios. ¡Corramos a Jesús cada día!, ¡pidamos que humille nuestro corazón duro y de piedra y que lo transforme en uno de carne lleno de sensibilidad! Luego, busquemos a esas personas que nos miran con miedo o dolor y pidamos perdón y una nueva oportunidad. ¡Yo deseo dejar de ser hijo de trueno y ser hijo de Dios!… ¿y tú?

Pr. Joe Saavedra

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en mi página web: www.poder1844.org


[1] 1 Juan 4:8 NVI

AMAR AL PRÓJIMO (miércoles 28 de marzo de 2012)

“El que afirma que está en la luz, pero odia a su hermano, todavía está en la oscuridad. El que ama a su hermano permanece en la luz, y no hay nada en su vida que lo haga tropezar. Pero el que odia a su hermano está en la oscuridad y en ella vive, y no sabe a dónde va porque la oscuridad no lo deja ver” (1Juan 2:9-11 NVI)

Es muy agradable que nos digan: “todo lo que necesitas saber y aceptar es que eres salvo”, pero la idea no está completa. El primer libro de Juan, específicamente el último capítulo que ayer dimos un vistazo, afirma que podemos determinar si hemos sido salvados, aunque no menciona cómo, porque Juan asume que ya leímos los capítulos que anteceden y nos hemos dado cuenta de la tesis que formula en varias pasajes.

Por eso, dijimos ayer,  queda un punto al aire que no debemos pasar por alto: “No podemos tener la vida eterna, a menos que sepamos cómo tenerlo…” La última parte de 1 Juan (capítulo 5), no tiene ningún texto claro que nos diga si podemos ser salvos, a menos que entendamos cómo podemos saberlo, y éste “cómo” está en los pasajes anteriores. Es como decirle a tu hijo que puede ir al parque de juegos y no explicarle cómo llegar, ¡en ese contexto todo se vuelve complicado!

El “cómo”, te lleva a pensar en comportamientos, y a lo largo de su  libro, Juan resalta un comportamiento por lo menos media docena de veces, observa algunos:

“El que afirma que está en la luz, pero odia a su hermano, todavía está en la oscuridad. El que ama a su hermano permanece en la luz, y no hay nada en su vida que lo haga tropezar. Pero el que odia a su hermano está en la oscuridad y en ella vive, y no sabe a dónde va porque la oscuridad no lo deja ver”

“Así distinguimos entre los hijos de Dios y los hijos del diablo: el que no practica la justicia no es hijo de Dios; ni tampoco lo es el que no ama a su hermano”.[1]

Y este pasaje va al punto en cuestión, apertura la comprensión del comportamiento que debemos manifestar para tener la seguridad de vida eterna:

“Nosotros sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida porque amamos a nuestros hermanos. El que no ama permanece en la muerte. Todo el que odia a su hermano es un asesino, y ustedes saben que en ningún asesino permanece la vida eterna”.[2]

Entonces, en amar al prójimo, a los seres que nos rodean radica, es la prueba de andar en dirección a la vida eterna. Dios no cumplirá su promesa de vida eterna a aquel que vive en odio y resentimiento por una persona cercana, puede ser un familiar, amigo o hermano de iglesia. La Biblia llama “asesino” a aquel que  odia a su hermano, y advierte que en ninguno de ellos permanece la vida eterna. El amor es un punto central en el libro en el primer libro de Juan, inclusive podríamos catalogar a 1 Juan 4 cómo el verdadero capítulo del amor, por encima de 1 de Corintios 13, porque Juan menciona 21 veces la palabra amor en el capítulo 4 y Pablo solamente 3 veces.

Cómo escribía Tim Crosby: “El amor es un requisito para entrar al cielo. El cielo no sería cielo si en ese lugar la gente no se amara. Por lo tanto, Dios nos ha concedido un período de aprendizaje aquí en la tierra, una especie de entrenamiento a fin de que podamos acceder al cielo”.

Mi amigo (a), ¿nos encontraremos listos para llegar al cielo?, ¿amamos de verdad, tratamos con amor y perdonamos genuinamente?, ¿tenemos asegurada la vida eterna?… Hoy revisaré mis relaciones de amor, con mi familia, con mis amigos y mis hermanos de iglesia… ¡Deseo llegar al cielo!… ¿y tú?

Pr. Joe Saavedra

Desde la línea de batalla  y un poquito antes del retorno de Cristo…

Ubícame en mi página web: www.poder1844.org


[1] 1 Juan 3:10 NVI

[2] 1 Juan 3:14,15 NVI